280 años de prensa satírica en España

.

 

 

«En España no se ha disfrutado nunca, ni tranquilamente, de aquella libertad necesaria para que la sátira dibujada se desarrolle y viva.» Jacinto Octavio Picón, 1877

¡¡La Prensa!!


Autor:

Tomàs Padró


Publicación:

La Madeja Política

, 1874

Las palabras de Jacinto Octavio Picón, el primer tratadista español sobre la historia de la caricatura, expresadas allá por el año 1877, ya dejan claro que la historia de nuestra prensa satírica es una historia de lucha contra la censura. La restrictiva legislación a la que estuvieron sometidos nuestro país y nuestra prensa había impedido que el dibujo de humor con carga satírica floreciera, como sí ocurría en el resto del mundo civilizado. El Duende Crítico de Madrid (1735) tuvo el honor de ser la primera publicación satírica que apareció en España. Era una revista verdaderamente singular, ya que, a causa de la mencionada censura, se trataba de una revista manuscrita: sus ejemplares se copiaban manualmente y se distribuían clandestinamente. Apareció regularmente cada jueves entre el 8 de diciembre de 1735 y el 17 de mayo de 1736. Su anónimo autor atacaba a la Corte con una mordacidad descarnada en un libelo que tuvo una elevada difusión, y hasta bien entrado el siglo se seguían copiando y distribuyendo bajo mano ejemplares de aquella subversiva revista. Parece que finalmente el autor fue descubierto y mandado preso a un convento. Un siglo después se reeditaron sus sátiras completas y aún resultaban escandalosas.

En aquel momento, entre finales del siglo xviii y principios del xix, la prensa tal y como la conocemos hoy se encontraba aún en sus inicios. La sátira gráfica, en cambio, se encontraba en plena edad de oro, pero aún desvinculada del periodismo. Las estampas satíricas, que se imprimían mediante calcografía y se vendían sueltas, gozaban de gran popularidad y difusión. En Inglaterra, los grabadores satíricos encabezados por Hogarth, Rowlandson, Gillray y Cruickshank crearon escuela, con series de grabados de gran éxito. Durante la guerra del Francés, en España, también circularon interesantes láminas de autores anónimos u hoy desconocidos, que centraban sus sátiras en Napoleón y su hermano José Bonaparte, apodado Pepe Botella. A partir de mediados de siglo, la publicación francesa La Caricature, fundada por Charles Philipon, unió estas láminas a sus revistas, dando nacimiento a la prensa satírica moderna.