Bibliografía

Altarriba, Antonio:

La España del Tebeo. La historieta española de 1940 a 2000, Espasa Calpe, Madrid, 2001.

Conde Martín, Luis:

El humor gráfico en España, Asociación de la Prensa de Madrid, Madrid, 2005.

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular. De la historieta y su uso, Editorial Sinsentido, Madrid, 2000.

Escobar, Josep:

Zipi y Zape, edición coleccionista, 61 números, Salvat Editores, Barcelona, 2012-2014.

Escobar, Josep:

Zipi y Zape, Col·lecció d'àlbums en català Mestres de l'humor, números 2, 4, 5, 8, 12, 16, 20 i 25, Ediciones B, Barcelona, 1987-1990.

Escobar, Josep:

Zipi y Zape, Clásicos del humor, números 4, 12, 22, RBA, Barcelona, 2009.

Escobar, Josep:

Zipi y Zape, Lo mejor del cómic español, El Mundo/ Ediciones B, Madrid, 2006.

Escobar, Josep:

Lo mejor de Escobar, Súper humor clásicos, número 5, Ediciones B, Barcelona, 2008.

Escobar, Josep:

Super humor Zipi y Zape, 14 números, Ediciones B, Barcelona, 1993-2004.

Frattini; Eric y Palmer; Óscar:

Guía básica del cómic, Nuer Ediciones, Torrejón de Ardoz, 1999.

Guiral, Antoni:

Cuando los cómics se llamaban tebeos: La Escuela Bruguera (1945-1963), Ediciones El Jueves, Barcelona, 2004.

Guiral, Antoni; Soldevilla, Joan Manuel:

El mundo de Escobar, Ediciones B, Barcelona, 2008.

Ramis, Juan Carlos; Cera, Joaquín:

Zipi y Zape, el laboratorio secreto, Ediciones B, Barcelona, 2001.

Reyes, J. Luis:

Zipi y Zape y el club de la canica, Ediciones B, Barcelona, 2013.

Soldevilla, Joan Manuel:

El pare de Carpanta i Zipi y Zape. Josep Escobar o la lluita contra el silenci, Pagès Editors, Lleida, 2005.

Vázquez de Parga, Salvador:

Los cómics del franquismo, Planeta, Barcelona, 1980.

Zipi y Zape

Zipi y Zape (en sus inicios Zipi y Zape hermanos) fueron creados en 1948 para la revista Pulgarcito y alcanzaron un éxito extraordinario durante la posguerra. Sus historias se tradujeron a distintas lenguas, entre ellas el catalán. A partir de 1971, la revista contó con cabeceras propias: la semanal Zipi y Zape (1972-1994), la mensual Super Zipi y Zape (1973-1983) y también Zipi y Zape Especial (1978-1986). Los personajes triunfaron gracias al genio humorístico y la gracia del dibujante Josep Escobar i Saliente (1908-1994), que fue su padre. Escobar fue uno de los mejores autores de personajes de su época, como lo demuestran sus creaciones más conocidas: el siempre hambriento Carpanta; Doña Tula, suegra (que tuvo problemas con la censura franquista, que consideraba que la serie ponía en peligro la armonía matrimonial) o Petra, criada para todo, entre otras. El autor confesaba una especial predilección por Zipi y Zape y por Carpanta, pues decía que eran los auténticos antihéroes, que reflejaban los problemas de la calle y los conflictos de muchos ambientes familiares. Actualmente, aunque el entorno histórico es muy distinto al de la posguerra, los niños siguen compartiendo buena parte de los problemas familiares de los famosos gemelos.

Escobar sacó el nombre de sus protagonistas del diccionario de la RAE, que nos informa que “zipizape” significa, literalmente, “Riña ruidosa o con golpes”. Los hermanos eran gemelos y rondaban los diez años de edad. Se diferenciaban solamente en el color del pelo, porque uno era rubio y el otro, moreno. Pero ambos eran igual de traviesos e interpretaban las órdenes a su manera, cosa que causaba multitud de situaciones cómicas para desesperación de su padre, el señor Pantuflo Zapatilla. Su progenitor era representado como catedrático de materias tan importantes como la Numismática, la Filatelia y la Colombofilia, y castigaba los errores y las fechorías de sus hijos de forma drástica, incluso persiguiéndolos, sacudidor de colchones en mano.

El primer episodio de la serie apareció en el número 58 de Pulgarcito en 1948, aunque Escobar ya había publicado con anterioridad alguna serie más o menos similar, inspirándose en la tradición de aventuras en formato cómic de niños traviesos en Alemania y Estados Unidos. La serie fue un éxito inmediato y apareció en otras publicaciones de Bruguera como Super Pulgarcito (1949), Ven y Ven (1959), Gran Pulgarcito (1969) y Mortadelo (1970). La serie llegó a estar entre las más vendidas y las más traducidas de las que publicó la Editorial Bruguera, solo superada por Mortadelo y Filemón de Francisco Ibáñez.

En 1986, cuando la Editorial Bruguera sufrió una fuerte crisis económica y acabó cerrando, Escobar creó unos gemelos similares llamados Terry y Moto para la revista Guai!, de Ediciones Grijalbo. La nueva serie no duró mucho porque Ediciones B compró la Editorial Bruguera (y su fondo histórico) y Escobar se integró en el nuevo proyecto, retomando sus personajes.

Escobar murió en 1994, y parecía que con él murió también su serie, pero seis años más tarde, su familia dio permiso al dibujante gallego Juan Carlos Ramis y al guionista catalán Joaquim Cera para continuar las aventuras de la pareja dentro de Ediciones B. Zipi y Zape volvió a hacer de las suyas entre 2000 y 2001, pero las cosas ya no eran como antes y, al cabo de un par de años, se vieron obligados a dar la serie por acabada.

En un principio, las historias tenían de 1 a 8 páginas, pero llegaron a tener hasta 48 cuando Zipi y Zape empezaron a protagonizar álbumes en formato francobelga a partir del año 1970. Los inicios de la serie son, seguramente, los más interesantes, a causa de su intensidad crítica y gráfica, ya que aún no había una regulación específica sobre las normas a las que debía atenerse la prensa infantil. Ese humor más alocado tuvo que rebajar su intensidad a partir de 1955 con la entrada en vigor de unas normas censoras específicas para las publicaciones infantiles. Con los años, la serie pasó a retratar la vida de la creciente clase media, dirigiéndose a un público más infantil. Zipi y Zape se convirtió en una serie clásica y atemporal.

A principios de los años 50, Escobar realizó varios relatos animados de sus personajes para Cine Skob y Cine Syuk, un sistema de proyección de su propia invención. Finalmente, en 1982 el chileno Enrique Guevara rodó Las aventuras de Zipi y Zape con personajes reales, protagonizada por los gemelos Valtuille y con apariciones de Joan Monleón, Marta Angelat, Alfred Luchetti, Mari Santpere o Amparo Moreno, entre otros. Más adelante, en 2004, la productora BRB internacional (propiedad de Claudio Biern) produjo otra serie de animación para la televisión, y en 2005 se rodó, directamente para DVD, la película de animación Las monstruosas aventuras de Zipi y Zape. En 2013, con imagen real y dirección de Óscar Santos, se hizo la película Zipi y Zape y el club de la canica, y en 2015 se rodó una secuela de esta, Zipi y Zape y la isla del capitán. También se han realizado varios videojuegos relacionados con los famosos gemelos.

Publicaciones: Bruguelandia, DDT, Gente Menuda, Gran Pulgarcito, Guai!, Jordi, Magos de la Risa, Mortadelo, Mortadelo Gigante, Pirulete, Pulgarcito, Super Carpanta, Super Pulgarcito, Super Tío Vivo, Super Zipi y Zape, Tío Vivo, Ven y Ven, Zipi y Zape.

Personajes

Zipi y Zape

Son unos hermanos gemelos idénticos que sólo se diferencian por el color del pelo y porque Zipi es del Real Madrid y Zape del Barça. Traviesos, pero de buenos sentimientos, su problema es que interpretan las órdenes a su manera, lo que genera situaciones esperpénticas para desesperación de su padre.

Don Pantuflo Zapatilla

El padre de los gemelos. Catedrático de materias poco usuales, es un hombre de una cierta edad, obeso, con grandes patillas y bigote. Sus hijos son su calvario y cuando se enfada con ellos les persigue armado de un pica-colchones. En loss primeros episodios se llamaba Raguncio Feldespato.

Jaimita Llobregat

Es la madre sufrida. Delgada, peinada con un gran tupé y casi siempre vestida con jerseys de cuello alto. En algunos episodios se ha llamado Passarell.

Miguella Llobregat

La hermana de Jaimita, gorda y madre de Sapientín.

Sapientín

Primito superdotado que prefiere estudiar a divertirse. Es un empollón, y los dos gemelos a menudo le piden que haga los deberes, cosa que no siempre consiguen.

Abuelos Zapatilla

Los padres de Don Pantuflo. Hacen regalos a los niños y a menudo los tienen en su casa, aunque dicen que el mejor momento de estas visitas es cuando los niños se van.

Don Miervo

Es el maestro de la escuela de Zipi y Zape, barrigón y muy gordo, casado con Doña Hipotenusa.

Peloto Chivátez

El bocazas de la clase, enemigo acérrimo de los dos gemelos. Delgado y moreno, con una pinta de malo de película, soborna al maestro a base de regalos, que saca de la tienda de su padre. En los primeros episodios se llamaba Pelotín Cepillez.

Señores Plómez

Amigos pesados de la familia. Cuando los visitan, los gemelos hacen lo posible para que se vayan cuanto antes.

Don Ángel

Policía del barrio, buena persona y amigo de los gemelos.

Sabióndez, Lechuzo López, Pituso, Lelo...

Algunos compañeros de clase de los gemelos.