Pepe Gotera y Otilio, chapuzas a domicilio
Bibliografía

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular: de la historieta y su uso (1873-2000), 2 volúmenes, Ediciones Sin sentido y Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Madrid, 2001.

Guiral, Antoni:

Los tebeos de nuestra infancia: La Escuela Bruguera (1964-1986), Magnum ; 7, Ediciones El Jueves, Barcelona, 2007.

Guiral, Antoni:

Del tebeo al manga: Una historia de los cómics, volumen 8, Panini Comics, Torroella de Montgrí (Girona), 2011.

Guiral, Antoni:

El universo de Ibáñez, de 13, rue del Percebe a Rompetechos, Ediciones B, Barcelona, 2009.

Ibáñez, Francisco:

El F. Ibáñez más clásico, Colección Súper Humor Clásicos, nº 3, Ediciones B, Barcelona, 2006.

Ibáñez, Francisco:

Pepe Gotera y Otilio, Clásicos del Humor, nº 3, RBA, Barcelona, 2009.

Ibáñez, Francisco:

Pepe Gotera y Otilio. Campeones del desastre, Colección Supercomics, nº 13, Ediciones B, Barcelona, 2003.

Pepe Gotera y Otilio, chapuzas a domicilio

Nacida gracias a la ampliación de páginas en la segunda época de la revista Tío Vivo, Pepe Gotera y Otilio, chapuzas a domicilio es una serie en la que un patrón y su ayudante se encargan de arreglar todo tipo de averías y desajustes en las casas de los clientes. Pepe Gotera, el jefe que se las da de listillo, es en realidad casi tan manazas y chapucero como su ayudante, Otilio. El final de cada historieta muestra, normalmente, el enfrentamiento de la persona que ha encargado el trabajo con la catástrofe provocada por la ineptitud de los protagonistas. La relación que se establece entre los caracteres de Pepe y de Otilio, marcadamente distintos, y su innata habilidad para mostrar su incapacidad de hacer nada bien son el detonante de las numerosas situaciones hilarantes de la saga.

Ibáñez, en la época en que creó esta serie, ya era un dibujante y narrador con un estilo plenamente consolidado. La trama general le sirven perfectamente para lograr unas viñetas llenas de dinamismo y de gags gráficos. Muchas de las historietas (siempre de dos páginas) tienen un ritmo vertiginoso y rebosan chistes complementarios que no dan descanso al lector.

Pepe Gotera y Otilio, que disfrutó de su máximo éxito a finales de los años sesenta y principios de los años setenta, pasó a convertirse en la serie estrella de las revistas DDT y Súper DDT, ocupando sus portadas entre 1972 y 1978. En 1985 los personajes de Ibáñez disfrutaron de su propia revista, con el mismo nombre que la serie, aunque sólo durante cuatro números. La popularidad de la serie, junto con el hecho de que Ibáñez sólo tenía un lápiz para dibujar y no daba abasto con la multitud de personajes que tenía en producción continua, promovió multitud de portadas e historietas apócrifas. Muchas de estas páginas fueron realizadas por Martínez Osete.

Aparte de esto, la presencia más reciente de Pepe Gotera y Otilio puede rastrearse en la aventura de Mortadelo y Filemón titulada ¡El dos de mayo! (2008), donde aparecen esporádicamente ejerciendo de dos personajes históricos de principios del siglo XIX, Luís Daoíz y Pedro Velarde.

Aunque oficialmente jamás fuera reconocido, es evidente que el espíritu de Pepe Gotera y Otilio está muy presente en la serie de Antena 3 Manos a la obra, de la que se emitieron 130 episodios entre 1998 y 2001. Manos a la obra estaba protagonizada por dos “manitas chapuceros”, Benito (Carlos Iglesias) y Manolo (Ángel de Andrés), personajes recuperados en 2006 de nuevo por Antena 3 en la serie Manolo y Benito Corporeison, de la que sólo llegó a emitirse una temporada.

Personajes

Pepe Gotera

Es el patrón del dúo, un individuo con bigote y sombrero que se muestra como un marimandón poco amante del trabajo.

Otilio

El ayudante de Pepe, un hombretón siempre vestido con mono de trabajo, siempre con hambre y siempre con buenas intenciones, que acaban siempre en catástrofes.