Bibliografía

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular: de la historieta y su uso (1873-2000), 2 volúmenes, Ediciones Sin sentido y Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Madrid, 2001.

Picanyol:

Ot, el bruixot 8, Editorial La Galera, Barcelona, 2000.

Picanyol:

Ot, el bruixot 1, Norma, Barcelona, 2009.

Picanyol:

Ot, el bruixot 2, Norma, Barcelona, 2010.

Picanyol:

Ot, el bruixot 3, Norma, Barcelona, 2011.

Picanyol:

Històries d’una pensió, Editorial Barcanova, Barcelona, 2012.

Picanyol:

Ot, el bruixot 1, Editorial La Galera, Barcelona, 1998.

Picanyol:

Ot, el bruixot 2, Editorial La Galera, Barcelona, 1998.

Picanyol:

Ot, el bruixot 3, Editorial La Galera, Barcelona, 1998.

Picanyol:

Ot, el bruixot 4, Editorial La Galera, Barcelona, 1998.

Picanyol:

Ot, el bruixot 5, Editorial La Galera, Barcelona, 1999.

Picanyol:

Ot, el bruixot 6, Editorial La Galera, Barcelona, 1999.

Picanyol:

Ot, el bruixot 7, Editorial La Galera, Barcelona, 2000.

Riera Pujal, Jordi:

El còmic en català. Catàleg d'àlbums i publicacions (1939-2011), Ediciones Glénat, Barcelona, 2011.

Ot el bruixot

Ot el bruixot (en castellano, Ot el brujo) es una de las series más importantes del cómic catalán, no solo por su longevidad (casi cuarenta y cinco años apareciendo sin interrupción en las páginas de Cavall Fort), sinó por la calidad, el rigor y la coherencia de fondo y forma a lo largo de las más de mil quinientas tiras publicadas.

La serie tiene como protagonista un brujo atemporal que utiliza sus poderes para realizar encantamientos para resolver las distintas situaciones a las que se enfrenta. De formato vertical y con un número de viñetas variable (oscila entre una y cinco) el protagonista a menudo actúa con un cierto aire travieso, aunque sin ningún tipo de malicia. Siempre en blanco y negro y con un dibujo limpio y claro, debido a la admiración del autor por la obra de Hergé y la línea clara, las simpáticas peripecias del protagonista, que a menudo va acompañado de su mujer o de un búho, siempre se muestran sencillas y transparentes, buscando el gag y resolviéndolo con una habilidad y efectividad que muestran un perfecto dominio de los mecanismos del género.

Este tipo de tira, en inglés llamada daily strip, es una tira de cómic que se publica tradicionalmente en prensa y ha dado frutos extraordinarios a lo largo de la historia del género con hitos excepcionales como Dick Tracy, Peanuts, Garfield o Calvin and Hobbes, en el ámbito internacional. En la tradición hispánica destaca la popularidad de Mafalda y, en la península, cabe destacar aportaciones como Quico el progre, de José Luis Martín. En el caso específicamente catalán la producción se ve afectada por la ausencia de una prensa regular durante décadas, pero destaca El bon Jan, de Alfons Figueras, publicado en el periódico Avui. Ot el bruixot, desde esta perspectiva, constituye una rareza singular en el panorama del cómic catalán ya que utiliza el formato de la tira, pero no para un periódico sino para una revista de periodicidad semanal o quincenal, Cavall Fort. Esta apuesta particular de Picanyol encontró una respuesta sólida y permanente por parte del público lector hasta el punto de convertirse, junto con Jep i Fidel de Josep Maria Madorell, en una de las señas de identidad de la publicación.

Buena muestra de la popularidad del personaje es la edición de varios álbumes recopilatorios de las tiras del personaje y, de una forma muy especial, el trasvase al mundo de los videojuegos pedagógicos en forma de los muy populares Otijocs (Otijuegos en español), convirtiéndose en uno de los pocos personajes que, gracias al talento de su creador, han sabido adaptarse a nuevos formatos comunicativos sin perder su identidad. Un último dato: desde 1997, más de cinco mil niños catalanes se han inscrito en el registro civil con el nombre de Ot. Así pues, no se puede menoscabar la importancia de Picanyol y su personaje en vista de esta singular nombramiento de tantos ciudadanos.

Personajes

Ot

Un brujo un poco travieso que siempre utiliza sus extraordinarias habilidades.

Berta

La mujer de Ot, con mal genio y una tendencia irrefrenable para perseguir a su marido armada con una escoba.

El policía

En la tradición de las películas de Charlot, a menudo intenta reprimir las acciones de Ot.

El búho

Espectador y, a menudo, víctima de las peripecias de Ot.