Bibliografía

Vera Gómez, Pedro:

Nuevos Pendones del Humor: Ortega y Pacheco, 4 volúmenes, Ediciones El Jueves, Barcelona, 2000-2005.

Vera Gómez, Pedro:

Lo más mejor de Ortega y Pacheco, Ediciones El Jueves, Barcelona, 2004.

Vera Gómez, Pedro:

Ortega y Pacheco: Holocausto garrulo, RBA, Barcelona, 2007.

Vera Gómez, Pedro:

Ortega y Pacheco: Carajillos, Ediciones El Jueves, Barcelona, 2008.

Vera Gómez, Pedro:

Ortega y Pacheco: Tragos largos, Ediciones El Jueves, Barcelona, 2008.

Vera Gómez, Pedro:

Ortega y Pacheco: Me cago en mi vida, RBA, Barcelona, 2009.

Vera Gómez, Pedro:

Ortega y Pacheco: ¡Vaya par!, Ediciones El Jueves, Barcelona, 2010.

Vera Gómez, Pedro:

Ortega y Pacheco, tres recopilatorios, Astiberri, Bilbao, 2017-2018.

Ortega y Pacheco

Inspirados físicamente en los hermanos Izquierdo, autores de la matanza de Puerto Hurraco (pedanía de Benquerencia de la Serena, Badajoz), Ortega y Pacheco son algo así como dos justicieros (“una versión bastarda y retorcida de la esencia altruista de figuras de leyenda como Robin Hood o Curro Jiménez”, según su creador), que se han especializado en, de nuevo habla su creador, “perturbar la mansa balsa de aceite podrido en la que actualmente todos flotamos un poco”. Son dos rudos garrulos de pocas luces, relacionados siempre con personajes de la cultura popular española más casposa, que utilizan expresiones a menudo relacionadas con el sexo más pueril, los fluidos corporales y la sinestesia, con una especial inclinación por la escatología. En ocasiones viajan al pasado con su botijo del tiempo, y cuentan con un dossier de acciones que van desde acosar a las mujeres y a los famosos hasta masacrar a gafapastas, pijos o testigos de Jehová o activar su sexo siempre que les sea posible.

Vera aplica una cruda y descarnada parodia social a las historietas de esta serie. En una entrevista realizada por Borja Crespo para el periódico El Correo en 2003, el creador de Ortega y Pacheco dijo de sus personajes: “Cualquiera pagaría por poder hacer en la vida real muchas de las barrabasadas que hacen Ortega y Pacheco: entrar con una apisonadora en el programa de Sánchez Dragó, tirar al contenedor de la basura a un paleto con el pelo teñido que dice que hace videoarte, pilotar a Mazinger Z y cagarles un chorongo de acero de varias toneladas a unos cuantos modernillos y cositas así. Utilizo estos personajes para desahogarme un poco, a modo de pseudo-terapia tranquilizadora. Pero lógicamente no son una proyección de mi persona en papel, del mismo modo que Torrente no tiene que ver nada con Santiago Segura. En ambos casos la caricatura excesiva de un español deformado y primitivo provoca risas y cachondeo”. La serie Ortega y Pacheco ha sido objeto de al menos dos denuncias: una por injurias al ejército español y otra de la Duquesa de Alba, cuyos abogados intentaron secuestrar el número 1.640 de El Jueves (2008). Ambos fracasaron.

Personajes

Ortega

Es el moreno de los dos hermanos siameses del Dioni, un paleto murciano que dedica su vida a acabar con el “gafapastismo”, el “pijerío” y los “canis”.

Pacheco

El hermano rubio que comparte todos los objetivos de Ortega, entre otros, convertirse en adalid de lo “políticamente incorrecto”.

Nick Platino

Aparece en algunas de las aventuras de Ortega y Pacheco. Se considera un defensor de la Humanidad, amén de periodista y de detective especializado en ocultismo.