Bibliografía

Aguilera, Ricardo y Díaz, Lorenzo:

"“La historieta cómica española. Del TBO a Superlópez”", Gente de Cómic, núm. 19, Diario 16, Madrid, 1989.

Altarriba, Antonio:

La España del Tebeo. La historieta española de 1940 a 2000, Espasa Calpe, Madrid, 2001.

Benejam:

La mirada del ninotaire, Sa Nostra, Ciutadella, 2001.

Benejam i Ferrer, Marino:

Súper Humor Clásicos: La familia Ulises/60 aniversario, Ediciones B, Barcelona, 2005.

Benejam i Ferrer, Marino:

Súper Humor Clásicos: La familia Ulises, Ediciones B, Barcelona, 2005.

Colomer, José María (prólogo):

La familia Ulises, Ediciones del Cotal, Barcelona, 1978.

Coma, Javier:

"“El pan nuestro de cada día”, Cómics clásicos y modernos (fascículo 4)", El País, Madrid, 1988.

Guiral, Antoni:

"“El devenir de los Ulises”", TBO. Edición coleccionista. 1971, (entrega 5, volumen 6), Editorial Salvat, Barcelona, 2011.

Guiral, Antoni:

Del tebeo al manga: Una historia de los cómics, volumen 8, Panini Comics, Torroella de Montgrí (Girona), 2011.

Guiral, Antoni (prólogo):

60 aniversario. La familia Ulises, Colección Super Humor Clásicos, número 1, Ediciones B, Barcelona, 2005.

López, Alfonso:

"“Aquella familia Ulises”", TBO. Edición coleccionista. 1972, (entrega 1, volumen 1), Editorial Salvat, Barcelona, 2011.

Moix, Terenci:

Historia social del cómic, Bruguera, Barcelona, 2007.

Navarro, Joan (prólogo):

La familia Ulises, Colección Los archivos de TBO, número 1, Ediciones B, Barcelona, 1989.

Roig, Sebastià:

Les generacions del còmic, Flor del Vent Edicions, Barcelona, 2000.

Segura, Rosa:

Ediciones TBO, ¿dígame? Memorias secretas de una secretaria, Diminuta Editorial, Barcelona, 2014.

Soligó, Albert (prólogo):

La familia Ulises. Álbum nº 2, Colección Los archivos de TBO, número 6, Ediciones B, Barcelona, 1991.

Vázquez de Parga, Salvador:

Los comics del franquismo, Editorial Planeta, Barcelona, 1980.

VV.AA.:

Tebeos. Las revistas infantiles, Asociación Cultural Tebeosfera, Sevilla, 2014.

VV.AA.:

El TBO de siempre, 12 volúmenes, Ediciones B, Barcelona, 2007-2010.

VV.AA.:

Historia de los Comics, 4 tomos, Toutain Editor, Barcelona, 1982.

La familia Ulises

La familia Ulises es una de las series más famosas de la historia del cómic español. Narra las peripecias de una familia media (según diversos indicios, barcelonesa) en los difíciles años de la posguerra y su relativo ascenso social posterior como consecuencia del desarrollismo. La primera historieta de La familia Ulises vio la luz durante la llamada etapa sin numerar de TBO, aquella en la que, por carecer de los preceptivos permisos oficiales, no podía presentarse como publicación periódica y se recurrió al subterfugio de variar ligeramente la cabecera en cada entrega, como si de ediciones unitarias se tratase. En concreto, esa primera historieta, titulada “La posada de los asnos veloces”, se incluyó en el cuaderno Risa continua, probablemente el décimo en publicarse en esta etapa, que debió de salir a la calle hacia el mes de octubre de 1944. Sin embargo, parece que la primera que se dibujó fue en realidad la titulada “El gran petardo Terremoto”, ambientada en la verbena de San Juan, que quedó en un cajón hasta junio del año siguiente. En el original de esta primera página se aprecia que el nombre del cabeza de familia era inicialmente Hilarión y que se cambió en el último momento por Ulises.

En las primeras entregas de la serie los miembros de la familia eran ocho. Entre los hijos se encontraba un niño rubio de nombre desconocido que desapareció sin explicación alguna en 1950. No hay que olvidar aquí la presencia del perro Treski, que sustituye a otro can llamado Kuki al que la familia devora inconscientemente en la historieta titulada “La liebre a la montañesa”, publicada en 1945.

El editor y director de TBO, Joaquim Buïgas, fue también el primer autor de los guiones de esta serie dibujada por Benejam, que durante un tiempo firmó bajo el seudónimo Rino. Buïgas escribía esos guiones en catalán y Emilio Viña se encargaba de traducirlos al castellano. En esta primera etapa la serie se caracterizó por su mordacidad y su elevada carga de crítica social, así como por no rehuir ciertas dosis de violencia e incluso de sadismo, que la acercaban a la línea preponderante en las publicaciones de la principal editorial de la competencia, Bruguera, aunque con un volumen de diálogos mucho mayor. La normativa sobre publicaciones infantiles que se fue promulgando a partir de 1952 obligó a suavizar progresivamente estos aspectos, lo que se acentuó a raíz del fallecimiento de Buïgas en 1963 y su sustitución por Carles Bech. Puede fijarse aquí el inicio de una segunda etapa de la serie, con un humor mucho más blanco e intrascendente, abundancia de finales felices y elogios a los valores conservadores.

Aquejado de diversas dolencias como consecuencia de su avanzada edad, Benejam dejó de dibujar la serie en 1969 y fue relevado por Blanco, que renunció a firmar su trabajo como muestra de reconocimiento a su antecesor. Blanco dibujó La familia Ulises durante diez años, hasta diciembre de 1979, salvo un corto período (de diciembre de 1972 a mayo de 1973) en el que se ocupó de ello Salvador Mestres. Los guiones continuaron siendo de Carles Bech, excepto unos pocos, aparecidos en 1978 y 1979, escritos por Rosa Segura, secretaria de redacción de TBO.

En el nuevo TBO que Ediciones B publicó entre 1988 y 1998 aparecieron, junto a muchas reediciones, algunas historietas nuevas de la serie realizadas por Víctor Mora, Josep María Blanco y Joaquim Cera. Los miembros de la familia protagonizaron también varias portadas firmadas por los veteranos Raf y Segura. Además, en el primer número de esta etapa debutó la serie La familia Rovellón, una parodia actualizada de La familia Ulises con dibujos de Sempere y guiones de Francisco Pérez Navarro. Josep Renalias i Guitart dibujó las historietas “La família Ulises visita Sabadell” y “La família Ulises visita Manresa”, ambas con guión de Carles Bech, que fueron publicadas en la prensa local con motivo de la presentación de la exposición “Els dibuixants de TBO. Dibuixos originals 1917-1960” en esas poblaciones en 1995.

La última aparición de La familia Ulises se produjo en 2007 en Estaperlo y tranvía, una historia de 46 páginas con guión y dibujos de Alfons López ambientada en Barcelona durante la celebración del Congreso Eucarístico de 1952. En ella, Ulises Higueruelo se ve envuelto en una trama en la que se entrecruzan el contrabando con los maquis. La familia coincide por primera vez con varios personajes procedentes de las publicaciones de la Editorial Bruguera (Doña Urraca, las hermanas Gilda, Carpanta y Don Pío), aunque a ninguno se le menciona por su nombre.

La popularidad de la serie propició que, en una época en la que no era habitual en absoluto, los Ulises protagonizasen algunos productos licenciados como un epistolario o un disco con dos historias dramatizadas tituladas “Incidente en la carretera” y “La herencia”, escritas por el propio Carles Bech y con portada de Benejam. Sus aventuras sirvieron de envoltorio a los chocolates Tupinamba y, durante unos años, decoraron los postes del recorrido del funicular del Tibidabo, en cuya cima se instaló una caseta en la que se regalaban ejemplares atrasados de TBO a los visitantes del parque de atracciones. La biblioteca Ignasi Iglesias - Can Fabra de Barcelona acogió una exposición dedicada a La familia Ulises entre el 19 de septiembre y el 5 de octubre de 2012. La família Ulisses fue el nombre con el que se editaron en 1976 algunas de las historietas traducidas para el TBO en catalán.

Personajes

Tía Consuelo

Pariente de la familia residente en el campo, a la que visitan ocasionalmente.

Gumersinda

La portera. Permanentemente asida al palo de la escoba, se dedica a recopilar y difundir todo tipo de información sobre los vecinos de la escalera. Para ello cuenta con la imprudente colaboración de doña Filomena que, a pesar de ser plenamente consciente del riesgo que comporta, no se resiste a darle conversación.

Don Paco

Amigo adinerado de la familia. Es feo, viejo y anticuado. A pesar de doblar la edad de Lolín, y en contra de la voluntad de la joven, la familia lo considera un buen partido para ella y no escatima esfuerzos en emparejarlos. Aunque él muestra cierto interés, nunca llega a declararse.

Fernandino

Amigo de juventud de Ulises. Un individuo sin oficio ni beneficio que no duda en utilizar el aprecio que le tienen Ulises y su familia para sacarles dinero. Tarambana y aficionado al vino, sobrevive practicando sablazos, engaños y pequeñas estafas.

Treski

El perro mascota de la familia. De pequeño tamaño, color blanco y raza indefinida, es listo y ha sido muy bien educado por sus amos. Su antecesor, Kuki, fue inconscientemente devorado por la familia en una de las primeras historietas de la serie.

Doña Filomena

La madre de Sinforosa. De origen humilde, pone en evidencia su escasa formación académica por su incorrecta pronunciación de palabras mínimamente complicadas. Manifiesta su procedencia rural por su apego a las hierbas y a los remedios caseros. Exceptuando a Ulises, es el único miembro de la familia que ha trabajado alguna vez y que actúa por iniciativa propia. Por ello ejerce de verdadera ama de casa, mientras su hija dedica el tiempo a preocuparse de lo que pensarán los vecinos.

Merceditas

Otra hija. Comparte la buena educación de su hermano, más acentuada si cabe.

Policarpito

El hijo. Aunque ocasionalmente protagoniza alguna travesura, en general destaca por su buena educación y aplicación en los estudios. No hay en él ni un atisbo de rebelión.

Lolín

La hija mayor. Un tanto cursi, banal y en edad de merecer. Sólo vive para casarse.

Sinforosa

Su esposa. Siempre pendiente de las apariencias y del qué dirán. Tan oronda como su marido, adopta a menudo una pose de gran señora que no se corresponde con la realidad. Obsesionada por ascender en la escala social, quisiera ver casada a su hija Lolín con algún hombre acaudalado aunque no fuese ni joven ni atractivo.

Ulises Higueruelo

Padre de familia. Bajo, grueso y calvo, es amable, educado y optimista, aunque también algo torpe, apocado, conformista, servil y sabelotodo. Es el único de la familia que trabaja, aunque no está muy claro cuál es su profesión: inicialmente está empleado en una fábrica de recauchutados, pero más adelante parece que es representante de algunos productos u oficinista.