La familia Cebolleta
Bibliografía

Guiral, Antoni:

Cuando los cómics se llamaban tebeos: La Escuela Bruguera (1945-1963), Ediciones El Jueves, Barcelona, 2004.

Moix, Terenci:

Historia social del cómic, Bruguera, Barcelona, 2007.

Ramírez, Juan Antonio:

La historieta cómica de postguerra, Colección Memoria y Comunicación, Cuadernos para el Diálogo, Madrid, 1975.

Vázquez de Parga, Salvador:

Los comics del franquismo, Editorial Planeta, Barcelona, 1980.

Vázquez, Manuel:

La familia Cebolleta, Magos del Humor, nº 142, Ediciones B, Barcelona, 2011.

La familia Cebolleta

Vázquez juega en esta serie a destruir la imagen del hogar familiar como refugio de la paz hogareña. Uno de los mecanismos humorísticos de esta serie es el intento continuo de salir de golpe de la mediocridad y de los agobios económicos. Entre los incordios que Rosendo, el padre de familia, sufría al regresar a su hogar está el abuelo, personaje secundario y monotemático cuya obsesión y necesidad constante era contar las batallitas en las que participó o se imagina que participó. Fue precisamente esa manía la que le convirtió en un personaje popular, y él y sus batallitas pasaron a ser referencia  de los “pesados” que se empeñaban en contar a los demás supuestas gestas suyas con la frase: “Cuentas más batallitas que el abuelo Cebolleta”. Los Cebolleta sufrieron la censura, y su visión cáustica de la realidad cambió a partir de 1955.

El ingenio de Vázquez para la historieta humorística y su capacidad para conectar con lectores de edades muy variadas supusieron para la Editorial Bruguera un importante legado de series populares pero, como ocurrió con casi todas ellas, La familia Cebolleta no pudo sustraerse de la indisciplina del autor, muy irregular en la entrega de sus trabajos. Por esta razón, muchas de las historietas de esta serie publicadas entre 1962 y 1965 en El DDT fueron escritas y dibujadas por autores que no firmaban las páginas (Blas Sanchís entre ellos), desapareciendo finalmente La familia Cebolleta de la cabecera cuando ésta se reconvirtió a una revista de humor para adultos de gran formato, una etapa situada entre 1965 y 1966. Vázquez realizó algunas nuevas entregas, publicadas en Pulgarcito, pero la serie no reapareció totalmente hasta el año 1967 con el nacimiento de la tercera etapa de DDT (ahora sin el artículo). Fue uno de los mejores momentos creativos de Vázquez, que realizó en aquella época algunas de sus historietas más brillantes. La familia Cebolleta continuó publicándose entrada la década de los setenta en Tío Vivo, y se convirtió a partir de aquel momento en una presencia habitual en diversas cabeceras, pero la mayoría de páginas eran reediciones de las publicadas en décadas anteriores.

Personajes

Rosendo Cebolleta

Es el único miembro de la familia Cebolleta que aparece en toda la serie. Se trata de un hombre poco exigente que se conformaría, si pudiera, con leer tranquilamente el periódico en su enloquecido hogar. Falto de dotes de mando, evoca indiferencia tanto en el entorno familiar como en el profesional, donde sus dotes de adular al empresario de turno no le salvan de un trabajo excesivo y frustrante.

Leonor

Es una ama de casa conforme con su destino que sabe sacar provecho de la ingenuidad de su marido.

Pocholita

Apenas aparece y sólo durante las primeras entregas, y lo hace para lucir modelitos y tipo, a la busca de un novio con el que contraer nupcias.

Diógenes

Pasa de ser un empollón y lector voraz a un niño algo asilvestrado que practica un cierto sadismo en sus juegos.

Abuelo Cebolleta

Al abuelo sólo le interesa encontrar un receptáculo para contar sus batallitas –y si es de la familia, mejor–, objetivo por el que será capaz de todo.

Loro

Es un animal parlanchín y fumador, indolente y dado a la filosofía, con un cierto toque de cinismo.