• Autores: Carlos Giménez, Ivà
  • País: España
  • Origen: El Papus, nº 114 , 07/1976
  • Desaparición: El Papus, 10/1977
  • Enlaces: Carlos Giménez, Tebeosfera
Bibliografía

Ivà (guió), Giménez, Carlos (guió i dibuixos):

España Una, Grande y Libre, Nuevas Ediciones Debolsillo, Barcelona, 2013.

España Una, Grande y Libre

Curiosa serie ésta, en el sentido que, originalmente, no se la trató como tal. En realidad, las cerca de 80 historietas de 2 páginas cada una que la componen no estaban planteadas como serie (o sea, con un protagonista o tema fijo), sino sencillamente como cómics que abordaban la actualidad política del momento en que fueron publicadas: la transición a la democracia. Con el tiempo, y por la necesidad de aglutinarlas en un libro (o en tres, originalmente), se le aplicó este título. De hecho, el historiador de los tebeos Antonio Martín, en el prólogo a una de las ediciones en formato de libro de esta serie, apunta: “…recuerdo a los lectores que el título original de esta obra hace referencia a los gritos rituales de la Falange de José Antonio y de Franco, allí donde negaban la pluralidad de pensamiento y política (España, Una), pregonaban un patético y frustrado imperialismo (España, Grande), y hacía paradoja de la situación real en la que vivían los españoles (España, Libre)”.

Estas historietas, algunas con guiones de Ivà, otras de Carlos Giménez y en pocas ocasiones de Alfonso Font o de Miguel G. Quintana y siempre dibujadas por Giménez, forman parte de la crónica histórica de nuestro país.

A mediados de 1976, en la revista satírica y neurasténica El Papus, un semanario de mucho éxito en su momento que golpeaba de forma ácrata y muy crítica al poder político y social de España, empezaron a publicarse estas historietas. Ivà fue uno de los fundadores de El Papus y ya llevaba por entonces varios años evidenciando que se trataba de uno de nuestros mejores humoristas gráficos, uno de los más punzantes, de los más críticos y de los más directos y que, además, supo recoger el lenguaje de la calle para trasladarlo a la historieta. Por su parte, Carlos Giménez ya había dejado atrás en 1976 su etapa de historietista de agencia o de cómic de género para adentrarse en una obra propia, personal y llena de aciertos como el libro Hom o la saga Paracuellos, una revisión de la posguerra española concentrada en las vivencias de los niños de los Hogares de Auxilio Social. Por tanto, estamos ante dos autores distintos, pero ambos igual de reivindicativos y combativos, críticos con el sistema político de la dictadura y luchadores por las libertades.

De hecho, España Una, Grande y Libre presenta dos tendencias: una sería la de los guiones de Ivà, casi siempre con un tono humorístico y sarcástico, y otra la de los guiones de Carlos Giménez, más realista aunque igual de crítico. Ambos reflejan todos los hechos significativos de la Transición: desde los primeros meses del gobierno de Adolfo Suárez tras la muerte de Franco hasta las primeras elecciones generales de 1977, pasando por las brutales acciones de los grupos de extrema derecha, el referéndum para la reforma política, las reivindicaciones sociales y autonómicas, las vivencias de los que lucharon por la democracia y, en general, un abierto y cruento enfrentamiento con el capitalismo más feroz. Son, por tanto, historietas que en ocasiones asumen el humor gráfico y en otras no, pero que siempre representan una visión de la realidad española de aquellos años. Son un testamento social y político de gran valor.