El mini Rey
Bibliografía

Guiral, Antoni:

Los tebeos de nuestra infancia: La Escuela Bruguera (1964-1986), Magnum ; 7, Ediciones El Jueves, Barcelona, 2007.

El mini Rey

El mini Rey está basado en un retrato imaginativo de la familia del autor y en el hecho de que Joan March viviera durante 25 años en una casa del siglo XV o XVI.

March aterrizó en Bruguera en 1978, cuando ya llevaba unos años creando series humorísticas, y supo aprovechar los nuevos tiempos consiguiendo controlar el copyright de todo su material, en detrimento de la hasta entonces práctica habitual en aquella editorial barcelonesa de no ceder los derechos de autor a los creadores. Con un poco más de libertad creativa, March cuidó el guión y la estructura narrativa de sus historietas. Su dibujo se apartó del estilo habitual de Bruguera, aportando un trazo nervioso y angulado, más esquemático. Los escenarios donde transcurrían las peripecias de El mini Rey estaban más detallados y disfrutaban del tipo de humor del autor, lleno de divertidos gags que, ocasionalmente, se acercaban al surrealismo.

El protagonista de esta serie, el único en la historia de Bruguera con la cabeza cuadrada, era un rey bajito, lunático, despótico y violento. En su reino imaginario los vasallos no le tenían simpatía y su colaborador más próximo, Esbirro, se mostraba desleal y le odiaba. El humor desmelenado de March nos deja entrever, como temas subyacentes, su distanciamiento en los usos y costumbres de las testas coronadas y la estupidez y pérdida de tiempo que significa la burocracia. El mini Rey reapareció en la revista Garibolo (en 1987) tras el cierre de Bruguera, aunque por poco tiempo.

Personajes

El mini Rey

Abyecto y despótico, ruin y cobarde, absolutamente acomplejado por su corta estatura, inútil y arrogante, el mini Rey es un monarca que se sabe odiado por su pueblo y por sus colaboradores.

Esbirro

Su principal asistente tampoco se gana las simpatías de sus seguidores. Desleal a su soberano, vago, inútil en su cometido y absolutamente cenizo, se convierte en el objetivo principal de la ira de su señor.