Don Pío
Bibliografía

Guiral, Antoni:

Cuando los cómics se llamaban tebeos: La Escuela Bruguera (1945-1963), Ediciones El Jueves, Barcelona, 2004.

Moix, Terenci:

Historia social del cómic, Bruguera, Barcelona, 2007.

Ramírez, Juan Antonio:

La historieta cómica de postguerra, Colección Memoria y Comunicación, Cuadernos para el Diálogo, Madrid, 1975.

Vázquez de Parga, Salvador:

Los comics del franquismo, Editorial Planeta, Barcelona, 1980.

Don Pío

La serie de Don Pío se basa en la sátira de la moral de las apariencias sociales en una sociedad saturada de escaseces. El eje es un matrimonio de clase más bien baja que media: él es oficinista, ella ama de casa. Sin embargo, impulsados por la dominante mujer y ante el sometimiento del marido, quieren aparentar una riqueza que no poseen. Así, la comicidad surge de la confrontación de la artificialidad con la realidad, dando lugar a un juego que combina el costumbrismo con el absurdo. Don Pío y Doña Benita representan la evolución de la clase social baja hacia un estatus consumista con la adquisición de una lavadora automática, un automóvil, etc. Cabe apuntar la violencia física, con auténticas palizas, que aplica Benita sobre Pío. Al igual que en otras series, la censura modificó esas relaciones y provocó la entrada de un nuevo personaje, Luisito, el sobrino de la pareja, que nació a principios de los años cincuenta y se integró en la serie para adaptar la pareja al estereotipo de familia políticamente correcta.

Aunque en general no queda claro dónde viven Don Pío y Doña Benita ya que en las series de Bruguera el entorno urbano no solía estar individualizado, en una de las historietas aparece su dirección: calle Merlucete, nº 113, ático. Los escasos cambios físicos en la pareja protagonista fueron autocaricaturizados por el propio Peñarroya en varias historietas de principios de los años setenta; en una de ellas uno de sus vecinos llega a asegurar que ambos están como en la primera historieta.

Personajes

Don Pío

La precaria pillería que muestra don Pío en sus primeras historietas pronto es sustituida por una personalidad gris. Falto de carácter y de objetivos, se muestra bastante ignorante e inocente, y es víctima de su propia candidez y objetivo de burlas y humillaciones.

Doña Benita

Doña Benita sí tiene muy claro su destino en esta vida, ascender en la escala social. Es una mujer lista y hacendosa, y también despilfarradora y de carácter difícil, por no hablar de su absoluta falta de modestia.

Luisito

El sobrino de la pareja, Luisito, es un niño modosito, discreto y muy educado, no demasiado hábil en asuntos escolares, que casi nunca plantea excesivos problemas a sus tíos.