Deliranta Rococó
Bibliografía

Guiral, Antoni:

Los tebeos de nuestra infancia: La Escuela Bruguera (1964-1986), Magnum ; 7, Ediciones El Jueves, Barcelona, 2007.

VV.AA.:

Don Berrinche y otros personajes frustrados, Clásicos del Humor. nº 38, RBA, Barcelona, 2009.

Deliranta Rococó

Martz Schmidt, ya en plena madurez como dibujante de cómics, dibujó esta serie para la revista Mortadelo, aunque en este caso se encargó exclusivamente del dibujo a lápiz, siendo entintada por un equipo de ayudantes. Deliranta Rococó fue creada por la guionista y técnica editorial Montserrat Vives, quien también fue una de sus guionistas junto a Jaume Ribera, José Luis Ballestín, Aurelio Soto, González Cremona y el propio Martz Schmidt.

La comicidad de Deliranta Rococó está basada en el contraste de clase social y de presencia física entre la protagonista y su criado Braulio. Deliranta es una mujer oronda y poco agraciada que disfruta de una relativa fortuna que le gusta evidenciar. Su pertenencia a la alta sociedad es discutible por su educación (hace faltas de ortografía), gusto (no tiene ni idea de lo que es vestir con elegancia) y por fortuna (no tiene tanto dinero como pretende). Braulio es un hombre bajito, calvo y con el pelo blanco que intenta satisfacer los extravagantes deseos de su señora. No siempre está de acuerdo con los designios de su patrona, pero no deja de ser un ingenuo colaborador en la mayoría de ellos.

Se trata de una serie muy cuidada en su ambientación y que muestra una gran brillantez gráfica en su realización. Sus viñetas son un ejemplo de cómo dibujar el dinamismo y el movimiento, al tiempo que aportan una gran expresividad a los rostros de los personajes.

Aunque la mayor parte de sus historietas eran de dos a cuatro páginas, también se publicaron algunas aventuras de mayor extensión.

Deliranta Rococó sobrevivió a la desaparición de la Editorial Bruguera, y fue publicada entre 1987 y 1996 en diversas revistas infantiles y juveniles de Ediciones B.

Personajes

Deliranta Rococó

Es una mujer cruel, caprichosa y mandona. Aunque posee una cierta fortuna (vive en un palacete), hace lo imposible para mantener su estatus en la alta sociedad, valiéndose de las apariencias para ir más allá de su situación económica real.

Braulio

Un pobre hombre sojuzgado por su señora. Como trabajador debe mantenerse fiel por pura supervivencia, pero evidencia siempre que puede un clarísimo rencor hacia Deliranta Rococó, aprovechando cualquier ocasión para burlarse de ella. Aparte de mayordomo, Braulio realiza absolutamente todas las tareas de la casa. Para humillarlo, la protagonista lo llama “menordomo”.