De todo un poco
  • Autores: Tínez, Urda
  • País: España
  • Origen: TBO 1ª época (1917-1938). La primera aparición de la que tenemos constancia fue en 1922, pero no se sabe con seguridad si apareció anteriormente., 1922
  • Desaparición: TBO 2000 número 2497, 23/07/1982
  • Enlaces: El desván del abuelito, El foro de la T. I. A., La cárcel de papel
Bibliografía

Guiral, Antoni:

Del tebeo al manga: Una historia de los cómics, volumen 8, Panini Comics, Torroella de Montgrí (Girona), 2011.

Segura, Rosa:

Ediciones TBO, ¿dígame? Memorias secretas de una secretaria, Diminuta Editorial, Barcelona, 2014.

VV.AA.:

Historia de los Comics, 4 tomos, Toutain Editor, Barcelona, 1982.

VV.AA.:

Tebeos. Las revistas infantiles, Asociación Cultural Tebeosfera, Sevilla, 2014.

De todo un poco

Las secciones de miscelánea eran habituales en las revistas infantiles de las primeras décadas del siglo XX. Pero, sin duda, la más longeva de todas ellas fue De todo un poco, que se mantuvo en las sucesivas épocas de TBO desde la década de 1920 hasta finales de julio de 1982. Curiosamente, otra revista infantil, Alegría, publicada entre 1925 y 1934, incluyó una sección similar y con la misma denominación en 1929.

Pequeños textos con chistes, anécdotas, curiosidades y otros contenidos similares se combinaban en una página densa y de composición un tanto abigarrada que garantizaba un buen rato de entretenimiento. De esta manera se compensaba la rapidez con la que se consumían las páginas de historietas y se podía argumentar que la publicación contribuía también a la educación y formación infantil al fomentar el hábito de la lectura.

Nacida en marzo de 1917, la revista TBO tardó muy poco en incorporar esta sección, que en 1922 aparecía ya regularmente. Nit y Rapsomanikis fueron algunos de los dibujantes que se encargaron de ilustrarla en estos primeros años, durante los que De todo un poco adquirió un diseño característico, con numerosas ilustraciones que acompañaban esos breves textos de tipografía (los títulos de cada apartado jugaban con distintos tipos de letra) ordenados en cuatro columnas. En 1944, durante la etapa en la que la revista aparecía sin numerar, Urda se convirtió en el dibujante fijo de la sección, a la que pronto dotó de su imagen más recordada con pergaminos, cenefas y otros elementos propios de su peculiar grafismo para ordenar los contenidos de cada entrega. Artur Llorens Opisso “Antares” fue, durante varios años, el autor de los textos.

Urda se mantuvo en De todo un poco casi dos décadas, hasta el número 751 con fecha del 17 de marzo de 1972. En el número siguiente, tomó el relevo Pere Olivé quien, consciente de lo anticuadas que resultaban para los lectores de la época las páginas de Urda, les dio un aspecto mucho más moderno, influenciado por la corriente psicodélica. Se incrementó la presencia de textos con datos de interés o curiosidades científicas en detrimento de los chistes. Este mismo año TBO pasó a denominanarse TBO 2000 y la numeración empezó como si fuera el número 2.000 de la publicación. Esta etapa se cerró en el número 2.110 con fecha del 24 de enero de 1975. Rosa Segura se reincorporó como secretaria de redacción, encargándose de elaborar los textos de la sección a partir de ese momento. El apartado gráfico se confió a Sirvent (Josep Maria Ferrer Sirvent). En los cinco años siguientes, la página adquirió el aspecto de una hoja de una libreta de espiral de papel cuadriculado.

Los problemas por los que atravesaba la empresa editora motivaron que los contenidos de la revista se redujeran casi en su totalidad a materiales reciclados a partir del número 2.365, con fecha del 4 de enero de 1980. En ese número, en el que la cabecera TBO 2000 fue sustituida por TBO, se inició la última etapa de De todo un poco, con textos reaprovechados de entregas anteriores y con dibujos de Pelai Ribas. Para mantener cierta coherencia con la línea claramente anticuada que esas historietas recuperadas conferían a la revista, se optó por darle a la sección un diseño inspirado en el que Urda utilizó durante tantos años. Por este motivo, inicialmente, el grafista y dibujante firmó sus trabajos como Urbis (que significa “Urda bis”), aunque más adelante lo hizo como Pelai. La última página de De todo un poco se publicó en el número 2.497 con fecha del 23 de julio de 1982, que fue también el último en el que la revista mantuvo su periodicidad semanal. Posteriormente, solo salieron a la calle otros 5 números de TBO, hasta el 2.502 con fecha de abril de 1983.