Apolino Tarúguez hombre de negocios
  • Otros nombres: Apolino Tarúguez, Apolino Tarúguez y su secretario, Tarúguez y Cía.
  • Autor: Conti
  • País: España
  • Origen: Revista Cucú, Cucú. Gráficas Madrid, Madrid, 1944
  • Desaparición: 1975
  • Enlaces: El arte secuencial, Tebeosfera, Wikipedia
Bibliografía

Fernández Soto, Miguel:

U, nº 26, Asociación Cultural U, Madrid, 2003.

Guiral, Antoni:

Cuando los cómics se llamaban tebeos: La Escuela Bruguera (1945-1963), Ediciones El Jueves, Barcelona, 2004.

Matías Guiu, Armando:

Bruguelandia, nº 1, Editorial Bruguera, Barcelona, 1981.

Ramírez, Juan Antonio:

La historieta cómica de postguerra, Colección Memoria y Comunicación, Cuadernos para el Diálogo, Madrid, 1975.

Apolino Tarúguez hombre de negocios

La serie se desarrolla en una oficina. Los protagonistas son un empresario, Apolino Tarúguez, y su empleado, Celedonio, y responde al típico binomio jefe despótico-empleado sumiso. La simbología de ambos protagonistas se corresponde con la imagen del abuso de poder autoritario y despótico que se impone a los empleados leales y serviciales, como correspondía a la sociedad de la época de postguerra en la que surgió. El poder y la autoridad no se discutían, se intentaban soportar de la forma menos dolorosa posible y, a veces, podían burlarse de ellos, pero en silencio. Este binomio se fue desequilibrando conforme la sociedad avanzaba y se atemperaba el poder de la clase dominante. Así, en sus etapas finales, era el propio jefe el que salía trasquilado tras las argucias de Celedonio.

La serie se inició en la revista Cucú con el nombre Tarúguez y Cía. En 1951 se publicó en el semanario El DDT con un nuevo título, Apolino Tarúguez, hombre de negocios. En 1955 pasó a denominarse Apolino Tarúguez y su secretario, al tomar Celedonio cada vez más protagonismo en la serie. Cuando en 1957 Conti protagonizó la ruptura con Editorial Bruguera junto a Cifré, Escobar, Giner y Peñarroya para editar la revista Tío Vivo, se llevó este personaje con él, pero con la denominación de Tarúguez y Cía. (ya que el título pertenecía a Bruguera). Cuando Bruguera dio al traste con la aventura independiente de Tío Vivo y recuperó a sus antiguos colaboradores, Apolonio volvió a publicarse en El DDT, además de en otras revistas de la editorial, volviendo a llamarse Apolino Tarúguez y su secretario. Hacia 1972 la serie fue rebautizada como Apolino Tarúguez. Sus entregas se publicaron en historietas de una o dos páginas, y en ocasiones de tres cuartos de página en vertical, compartiendo espacio con secciones de textos o de chistes.

Personajes

Apolino Tarúguez

Es un oscuro hombre de negocios que, probablemente, hizo fortuna en el mercado negro. Su mala leche y su tiranía son legendarias, y agrede constantemente a su secretario, Celedonio.

Celedonio

El infeliz secretario de Apolino Tarúguez, un hombrecito falto de carácter, sencillo y disciplinado, que tiene que soportar los desmanes de su jefe.