Ande, ríase usté con el Arca de Noé
Bibliografía

Guiral, Antoni:

El universo de Ibáñez, de 13, rue del Percebe a Rompetechos, Ediciones B, Barcelona, 2009.

Ande, ríase usté con el Arca de Noé

Esta serie, creada por Ibáñez para el primer número de la segunda época de El Campeón, ocupaba tres cuartas partes de una página. Curiosamente, el autor sólo la firmó a partir de la segunda entrega.

El jefe de la oficina donde transcurre la acción, llamado Noé, se dedica al comercio de animales con destino a circos o zoos. Se trata de animales ciertamente diferentes: caballos que juegan al ajedrez, centauros, perros que hablan idiomas… La serie se centra en la relación entre el jefe y su ayudante, un personaje de no muchas luces que sólo pinesa en comer, y que siempre tiene a mano un pterosaurio, un hipopótamo, un elefante, una ballena, un burro o unas ranas (enteras evidentemente) en el caldero o dentro de su bocadillo.

Uno de los aciertos de esta disparatada saga fue el personaje del pulpo, que no era otra cosa que el alter ego del mismo Noé: despótico y con muy mala leche y casi siempre situado encima de los hombros del jefe, rodeándole el cuello. El pulpo imitaba y reforzaba siempre las expresiones de don Noé o las complementaba. Entre las habilidades del cefalópodo con cuatro tentáculos estaba la de tocar el “tam tam” o la de jugar a los naipes con su jefe.

Ibáñez, con sólo 24 años cuando creó la serie, ya gozaba de un interesante trazo suelto y libre, y tenía la costumbre de llenar las viñetas con gags secundarios que enriquecían mucho la visión humorística de las historietas.

Personajes

Noé

Empresario de una agencia que proporciona animales con habilidades especiales para circos y zoos, un verdadero tirano que solo piensa en el negocio.

El pulpo

Un cefalópodo que vive sobre el hombro de Noé y que posee su misma personalidad.

El ayudante

Personaje sin nombre, el ayudante de Noé, un hombre que solo piensa en comer.