Ali-Oli, vendedor oriental

Vázquez, con su estilo simple y efectivo, creó Ali-Oli para la segunda época de Tío Vivo. No fue la serie más popular de su autor, aunque gozaba de su habitual pericia técnica y artística tanto en sus dibujos como en sus guiones. El eje de los argumentos era el uso que hacía Ali-Oli de todo tipo de recursos para lograr endosar cualquier tipo de artículos a sus posibles clientes. Su astucia y perseverancia son cualidades que encajan perfectamente en el imaginario que todos tenemos de lo que ha de ser un buen mercader árabe que, además en este caso, se desplazaba por el aire con una alfombra mágica.

Con este personaje Vázquez jugó con todos los estereotipos habituales del árabe como hábil engatusador y rey del regateo en la venta. En todo caso, su visión de los árabes en esta serie distaba mucho de la versión del “moro” malo, sádico y perverso que podíamos encontrar en muchos cuadernos de posguerra, como por ejemplo El Guerrero del Antifaz.

Personajes

Ali-Oli

Ali-Oli es un árabe con barba y turbante de pequeña estatura, especializado en la venta de cualquier tipo de objeto gracias a su ingenio y persistencia.