1X2, el invasor

1X2, el invasor

Surgida a finales de los años sesenta, en plena edad de oro de la astronáutica (que alcanzaría su cenit con la llegada del hombre a la Luna a finales de dicha década), y a la sombra del éxito de la teleserie Los Invasores, 1X2, el invasor retomaba el tema del alienígena que viaja a la Tierra con el fin de invadirla y/o entablar contacto con los propios terrícolas, temas ya previamente explotados en los tebeos de Bruguera con personajes como Marteínez, de Alfons Figueras, o Arturito, el marcianito, de Manuel Vázquez. El personaje titular es un extraterrestre de un planeta no especificado enviado a la Tierra en repetidas ocasiones por su superior con el fin de estudiar a sus habitantes para, eventualmente, invadirla. Pero, en realidad, 1X2 es un alienígena de buen corazón, más interesado en observar con curiosidad a los terrestres y sus costumbres que en invadir nuestro planeta. Como es costumbre entre la mayoría de los personajes de la factoría Bruguera, y pese a los sentimientos gentiles del protagonista, la mayoría de sus historias acaban en una confusión o un chasco.

En posteriores reediciones de diversas cabeceras de Bruguera, como por ejemplo en Zipi y Zape, 1X2, el invasor fue reeditado con el título de Astrolito para evitar ser confundido con otro personaje de nombre similar, 1X2, el extraterrestre, creado en 1975 por State Keto (Daniel Aparici Traver) para el efímero semanario Sacarino.

Personajes

1X2

El protagonista, un alienígena de buenos sentimientos, bajito, vestido de negro y con el casco tocado por una flor. Su medio de locomoción habitual es su platillo volante.

El Gran Jefe

El superior de 1X2. Su vestimenta es similar a la de este último, aunque lleva capa y su casco está tocado por dos flores, además de poseer un físico más corpulento.