TBO 2000

Artículos:

Bibliografía

Alary, Viviane:

Historietas, cómics y tebeos españoles, Presses Universitaires du Mirail, Tolouse, 2002.

Benejam:

La mirada del ninotaire, Sa Nostra, Ciutadella, 2001.

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular: de la historieta y su uso (1873-2000), 2 volúmenes, Ediciones Sin sentido y Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Madrid, 2001.

Cuadrado, Jesús:

Diccionario de uso de la historieta española, 1873-1996, Compañía literaria, Madrid, 1997.

Delhom, José María:

Catálogo del tebeo en España (1865-1980), Círculo del Cómic y del Coleccionismo, Barcelona, 1989.

Delhom, Josep Maria; Navarro, Joan ; Colectivo 9º Arte:

Catálogo del Tebeo en España. 1915-1965, Club Amigos de la Historieta, Barcelona, 1980.

Fernández Sarasola, Ignacio:

La legislación sobre historieta en España, Asociación Cultural Tebeosfera (ACyT), Sevilla, 2014.

Freixes, Sergi; Garriga, Jordi:

Els últims invents de Ramon Sabatés, Viena Edicions, Barcelona, 2008.

Giralt i Llordés, Lluís:

Els dibuixants del TBO. Dibuixos originals 1917-1960, Plumilla Publicitat, Sabadell, 1995.

Guiral, Antoni:

Del tebeo al manga: Una historia de los cómics, volumen 8, Panini Comics, Torroella de Montgrí (Girona), 2011.

Martín, Antonio:

Apuntes para una historia de los tebeos, Ediciones Glénat, Barcelona, 2000.

Moreno Santabárbara, Federico:

TBO cumple 75 años, prólogo del catálogo de la exposición TBO 75 años, Ficomic, Barcelona, 1992.

Segura, Rosa:

Ediciones TBO, ¿dígame? Memorias secretas de una secretaria, Diminuta Editorial, Barcelona, 2014.

VV.AA.:

Gran Catálogo de la Historieta. Inventario 2012. Catálogo de los tebeos en España. 1880-2012, ACyT Ediciones, [s.l], 2013.

VV.AA.:

Historia de los Comics, 4 tomos, Toutain Editor, Barcelona, 1982.

VV.AA.:

Tebeos. Las revistas infantiles, Asociación Cultural Tebeosfera, Sevilla, 2014.

TBO 2000

En 1972, la empresa Buïgas, Estivill y Viña, S. L. llegó a la conclusión de que la revista TBO se había quedado anticuada y debía renovarse para seguir compitiendo en un mercado cada vez más difícil. La tirada había bajado a menos de la mitad de aquellos 350.000 ejemplares que se alcanzaron en 1956. Así, el 15 de diciembre de 1972 salía a la calle TBO 2000, argumentando que todos los números ordinarios aparecidos en las distintas épocas de la revista desde 1917 alcanzaban los dos millares. Pero, en realidad, esa suma da como resultado 2.018, por lo que la supuesta numeración absoluta que se adopta es incorrecta.

Sea como fuere, esta nueva etapa arranca con el número 2.000, que presenta como principal novedad una historieta de siete páginas que se inicia en la portada y algunos cambios en el diseño y la compaginación que pretenden dar un aspecto más moderno al producto. En el número 2.060 (8 de febrero de 1974), esa renovación se reforzó con la incorporación de la serie belga Marc Lebut et son voisin (traducida al castellano como Florentino y su vecino), con guiones de Maurice Tillieux y dibujos de Francis. En el número 2.083 aparecieron por primera vez en la revista Les Schtroumpfs de Peyo, conocidos hasta entonces con los nombres de Los Pitufos, en castellano y Els Barrufets en catalán, y que fueron rebautizados como Los Tebeítos. Ambas series siguieron apareciendo de forma intermitente en las páginas de TBO hasta 1977, e incluso protagonizaron algunos números extraordinarios. En el número 2.090 (6 de septiembre de 1974) se empezó a publicar una mini-enciclopedia encuadernable (que quedó inconclusa) y la sección Correo del lector, de la que se encargaba la secretaria Rosa Segura. A todo ello se le añadió una página semanal dedicada al fútbol e ilustrada por Cubero desde el número 2.093.

Más adelante, empezaron a incluirse historietas que parodiaban los éxitos televisivos del momento gracias a las dotes como caricaturista de Cubero, que se encargaba también de adaptar las dos novelas de la escritora suiza Johanna Spyri protagonizadas por Heidi, intentando así aprovechar el extraordinario éxito de la serie japonesa de dibujos animados que se estaba emitiendo en aquel momento. La primera de estas adaptaciones apareció como un número especial en 1975, mientras que la segunda se sirvió por capítulos (una fórmula hasta entonces nunca utilizada en TBO) entre los números 2.169 (12 de marzo de 1976) y 2.185 (del 2 de julio del mismo año), recopilados después en otro especial. También en esta época nacieron las series Casimiro Noteví, agente del TBI de Sabatés, Leoncio, veterinario, y su ayudante Macario de Cubero, Tontolín de Tarrascón de Moreno, Balín y Largo de Madorell, Agapito y Pascualín de Bernet Toledano e Historias del Fort Baby de Tha y Sirvent.

Pero, sin duda, lo más novedoso fue la aparición de la página semanal denominada  La habichuela entre los números 2.259 (16 de diciembre de 1977) y 2.318 (9 de febrero de 1979). Fue sustituida por una sección similar de tres páginas denominada 2mil, ofrecida en los números 2.320, 2.323, 2.324, 2.327, 2.329 y 2.338. Un grupo de jóvenes autores formado por Esegé, Paco Mir, Tha, TP Bigart y Sirvent se encargaban de elaborar ese experimento que introdujo en TBO el humor absurdo, hasta entonces desconocido en la publicación. De esa sección derivaron los cuatro especiales titulados El habichuelo y el posterior TBO Extra con humor a topos. Ya sin Esegé, el grupo perseveró en esa línea en la revista para adultos El Jueves bajo el nombre de Quatricomía-4.

A pesar de estas iniciativas, TBO continuaba perdiendo lectores de forma paulatina. En 1979 los editores ofrecieron la revista como suplemento semanal a varios periódicos, propuesta que aceptaron El Correo Catalán de Barcelona y Última Hora de Palma de Mallorca. Durante un año y medio, aproximadamente, ambos rotativos adjuntaron un ejemplar de la revista en sus ediciones de los miércoles, a pesar de que TBO podía seguir adquiriéndose de forma separada.

Con el objetivo de reducir al máximo los costes de producción, en el número 2.365 (4 de enero de 1980) la cabecera TBO 2000 fue sustituida por El TBO y la revista pasó a llenar sus páginas de forma casi exclusiva con reediciones de historietas antiguas. A partir del número 2.426 (13 de marzo de 1981) y hasta el 2.468 (1 de enero de 1982), El TBO dejó de venderse de forma independiente y se convirtió en suplemento de la revista Lecturas, que en aquella época tenía una tirada de entre 400.000 y 550.000 ejemplares semanales.

Una vez finalizado el acuerdo con Lecturas, El TBO volvió a los quioscos con una tirada de 28.000 ejemplares por número. Sin embargo, sólo pudo mantenerse la periodicidad semanal hasta el número 2.497 (23 de julio de 1982), tras el cual únicamente se publicaron otros cinco números ordinarios, hasta el 2.502 (abril de 1983). Como cierre de esta etapa, en mayo de 1983 salió a la calle el Número extraordinario 32 portadas de las más representativas de TBO.

Principales colaboradores: Ayné, Isabel Bas, A. Batllori Jofré, Carles Bech, Benejam, Bernet Toledano, T. P. Bigart, Blanco, Coll, Cubero, Esegé, Madorell, Salvador Mestres, Mir, Moreno, Muntañola, Pañella, Raf, Sabatés, Rosa Segura, Sirvent, Tha, Tinez, Urda, Xirinius.

Principales series: Florentino y su vecino (Maurice Tillieux, Francis), Los Tebeítos (Peyo), Heidi (Cubero), El habichuelo (Esegé, Paco Mir, Tha, TP Bigart y Sirvent), Casimiro Noteví, agente del TBI (Sabatés), Leoncio, veterinario, y su ayudante Macario (Cubero), Tontolín de Tarrascón (Moreno), Balín y Largo (Madorell),  Agapito y Pascualín (Bernet Toledano), Historias del Fort Baby (Tha y Sirvent).