Pinocho
Bibliografía

Alary, Viviane:

Historietas, cómics y tebeos españoles, Presses Universitaires du Mirail, Tolouse, 2002.

Collodi, Carlo:

Les aventures d'en Pinotxo, Joventut, Barcelona, 1934.

Collodi, Carlo:

Aventuras de Pinocho, historia de un muñeco de madera, Saturnino Calleja, Madrid, 1925.

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular. De la historieta y su uso, Editorial Sinsentido, Madrid, 2000.

Cuadrado, Jesús:

Diccionario de uso de la historieta española, 1873-1996, Compañía literaria, Madrid, 1997.

Delhom, José María:

Catálogo del tebeo en España (1865-1980), Círculo del Cómic y del Coleccionismo, Barcelona, 1989.

Delhom, Josep Maria; Navarro, Joan ; Colectivo 9º Arte:

Catálogo del Tebeo en España. 1915-1965, Club Amigos de la Historieta, Barcelona, 1980.

Gasca, Luis:

Los cómics en España, Editorial Lumen, Barcelona, 1969.

Martín, Antonio:

Apuntes para una historia de los tebeos, Ediciones Glénat, Barcelona, 2000.

Martín, Antonio:

Historia del cómic español 1875-1939, Gustavo Gili, Barcelona, 1978.

VV.AA.:

Gran Catálogo de la Historieta. Inventario 2012. Catálogo de los tebeos en España. 1880-2012, ACyT Ediciones, Sevilla, 2013.

Pinocho

El editor madrileño Saturnino Calleja publicó por primera vez en España el relato para niños Le avventure di Pinocchio de Carlo Collodi en 1912, treinta años después de su aparición en I Giornale per i Bambini. El autor de esa traducción al castellano fue el propio hijo del editor, Rafael Calleja, que mantuvo el nombre del protagonista adaptándolo a la grafía castellana (Pinocho) pero introdujo varios cambios en el texto original para alejarlo del tono moralizador del siglo XIX. Además, situó la acción en el Madrid de la época y dotó al relato de un final abierto a la continuidad de las aventuras del muñeco de madera. Esa edición estaba ilustrada por Salvador Bartolozzi.

El libro Aventuras de Pinocho obtuvo de forma inmediata un gran éxito de público, por lo que Saturnino Calleja encargó a Bartolozzi que escribiese e ilustrase nuevas historias del personaje. Entre 1917 y 1928 se publicaron otros 48 libros en los que Bartolozzi acentuó los aspectos fantásticos y aventureros, bastante alejados del relato original de Collodi. Pinocho fue así futbolista, detective, navegante y viajero a lugares como China, la India o el país de Jauja. Chapete, un rechoncho muñeco de trapo, se convirtió en su enemigo recurrente.

Ante el éxito obtenido por esa serie de cuentos y por iniciativa de Rafael Calleja, la Editorial Saturnino Calleja lanzó al mercado el primer número del semanario infantil Pinocho el domingo 22 de febrero de 1925, con Bartolozzi como director. La revista, de gran formato e impresa en papel de buena calidad, se caracterizaba por un diseño sobrio y elegante que buscaba aprovechar al máximo las posibilidades del color, aunque su precio (30 céntimos de peseta) triplicaba el de otros productos de la competencia. Grandes dibujantes como Rafael de Penagos, Ricardo García López (K-Hito), Antonio Lara de Gavilán (Tono), José Robledano Torres, Enrique Martínez Echevarría (Echea), Eduardo Sáenz Hermúa (Mecachis), José de Zamora o Enrique Castillo formaron parte del equipo de colaboradores. Pero, además, la revista dio a conocer en España la obra de autores norteamericanos como Pat Sullivan, Fisher, Willard Knerr, Ferd Johnson, Frederick B. Opper, Arthur W. Nugent o Rudolph Dirks.

A partir del número 120 el semanario se empezó a imprimir en papel de menor calidad, redujo su formato y apostó por contenidos más comerciales, al tiempo que reducía su precio (que había alcanzado los 40 céntimos) a 25 céntimos, quizás buscando un público más amplio. Su último número, el 358, hizo las veces de extraordinario navideño, con 32 páginas (la mitad de ellas en color) y un precio de 60 céntimos. Pero, aunque ese número parecía apostar por recuperar los niveles de calidad de los primeros tiempos, Pinocho dejó de aparecer sin previo aviso.

La versión en catalán del libro de Collodi llegó de la mano de la Editorial Joventut en 1934, ilustrada por Josep Vinyals. Con el paso de los años surgieron otras cabeceras con el nombre de Pinocho, cuyos contenidos guardaron más o menos relación con la obra de Collodi. Pero una de ellas, la publicada por la barcelonesa Ediciones Clíper entre 1957 y 1959, incluyó en portada la inscripción “segunda época”, intentando acaso beneficiarse del recuerdo de la revista de Calleja. En este Pinocho de Clíper se desarrolló una serie de aventuras protagonizada por el muñeco de madera que fue iniciada por Martz Schmidt y continuada por Raf. Jan, que entonces firmaba como López, fue otro de los colaboradores de esta publicación de la que salieron 31 números y un almanaque.

Principales colaboradores: Bartolozzi, Castillo, Rudolph Dirks, Echea, Fisher, Jan, Ferd Johnson, K-Hito, Willard Knerr, López Rubio, Martz Schmidt, Mecachis, Arthur W. Nugent, Frederick B. Opper, Penagos, Raf, Robledano, Pat Sullivan, Tono, Zamora.

Principales series: Anita buen-corazón, Aventuras de Lucio Mingarro, Aventuras de Simplicio Bobadilla, Aventuras del Barón de la Castaña, Aventuras del Capitán Corretón, Colorín y su pandilla, Con Chufita y Pericuelo se pasan la vida al pelo, Cuentos de las mil y una noches, De como pasan el rato Currincho y Don Turulato, Don Cuco y Don Quico, Extraordinarias aventuras de Cabeza de Piedra, Juanito el malo, Paco Morronguis el gato travieso (Felix the Cat), Pelagio Caramillo y familia, Potipán y Cañamón, La tormenta y el ciclón o Hazañas de Tín y Tón, Tristán el piloto. Viriato Ortiz fresco y barbudo.