La Mainada
Bibliografía

Castillo, Montserrat:

Grans il·lustradors catalans del llibre per a infants, BC/ Barcanova, Barcelona, 1997.

Solà, Lluís:

Un segle d’humor català, Quaderns de Cultura nº 70, Editorial Bruguera, Barcelona, 1973.

Torrent, Joan; Tasis, Rafael:

Història de la premsa catalana, 2 vol., Bruguera, Barcelona, 1966.

VV.AA.:

ComiCat, Crítica, Articles i Guia del Còmic en Català 2008, Edicions Per Tutatis, [s.l], 2009.

La Mainada

La Mainada (en catalán, “la chiquillería”) fue una revista de gran calidad dedicada a los niños que se publicó en Barcelona, con la pretensión de hacer la competencia a En Patufet, que era el claro dominador del mercado en ese tipo de semanarios. Sus principales atractivos fueron un buen diseño y una gran nómina de firmas ilustres. Aunque no todas se confirmaron, en su lanzamiento se anunciaron las de Carles Riba, Aureli Capmany, Antoni Rovira i Virgili, Angel Guimerà, J.M.Lòpez Picó, Jaume Bofill i Mates, Adrià Gual, Francesc Curet, Clementina Arderiu, Ignasi Iglèsias, Narcisa Freixes, Josep M. de Sagarra, Joan Creixells, Enric Morera, Joaquim Ruyra, Gaziel y Víctor Català, entre otras. En la plantilla de dibujantes se contaba con Feliu Elias (Apa), Francesc Labarta, Serra Massana, Obiols, D'Ivori, Roqueta, K-Hito, Joan Colom, Rafael Barradas, Vayreda, Joan Llimona, Opisso, X. Nagués, Aragay, Apel·les Mestres y Muntañola (Amyc).

La revista tenía varias secciones, como la de historia a cargo de Rovira i Virgili, la de biografías (Francesc Curet), Els nens de la meva escala (Los niños de mi escalera) de Salvat Papasseit y otras. También publicaba un folletín con una historia que continuaba en cada número y del que se encargaba Ramon Raventós. Reuniendo todos los folletos se completaba un cuento titulado Els camins de la sort (Los caminos de la suerte).

El redactor jefe de la publicación era Joan Laguía, que, al mismo tiempo, era uno de los dirigentes destacados del Sindicat Lliure. Esta organización estaba adscrita a la patronal y, en teoría, represaliaba las acciones violentas del Sindicato Único de los Obreros. En realidad, tanto uno como otro eran grupos de asesinos, generalmente a sueldo. Laguía, por motivos de seguridad, tuvo que abandonar la revista en 1922, y le sustituyó en sus funciones de impresor, autor teatral y literato Avel·lí Artís (padre del escritor y dibujante Tísner).

En 1923 la revista se renovó con nuevos colaboradores y nuevas secciones, y entró a colaborar un equipo de pedagogos. También publicó, convenientemente traducidos, unos Contes russos (Cuentos rusos), y proyectó otras obras en formato de folletín. La revista consiguió un gran nivel de calidad en sus contenidos, manteniendo un estilo claramente catalanista. El advenimiento de la dictadura de Primo de Rivera y la catalanofobia promovido por ese gobierno dictatorial promovió que el 23 de noviembre de 1923, por orden gubernativa, se suspendiera la publicación.

Principales colaboradores: Adrià Gual, Angel Guimerà, Antoni Rovira i Virgili, Aureli Capmany, Apel·les Mestres, Carles Riba, Clementina Arderiu, Francesc Curet, Francesc Labarta, J.M.Lòpez Picó, Jaume Bofill i Mates, Ignasi Iglèsias, Joaquim Ruyra, Josep M. de Sagarra, Joan Creixells, Enric Morera, Gaziel, Víctor Català, Feliu Elias “Apa”, Narcisa Freixes, Ramon Raventós, Serra Massana, Obiols, D'Ivori, Roqueta, K-Hito, Joan Colom, Rafael Barradas, Vayreda, Joan Llimona, Opisso, Aragay, Muntañola (Amyc), X.Nagués.