L'Arlot
Bibliografía

Riera Pujal, Jordi:

El còmic en català. Catàleg d'àlbums i publicacions (1939-2011), Ediciones Glénat, Barcelona, 2011.

L'Arlot

Durante el fenómeno del boom del cómic español que se vivió a principios de los años ochenta surgió la iniciativa de crear una publicación en catalán que encontrara su espacio en el mercado. Fue una propuesta dirigida por Joaquim Auladell que contó con la colaboración de artistas emergentes como Pellejero, Garcés o Mena, críticos que iniciaban su carrera como Alfons Moliné o Toni Guiral, y también con la participación puntual de autores consolidados como Jesús Blasco.

Por aquel entonces, el cómic en catalán para niños y jóvenes tenía una sólida tradición a través de las revistas Cavall Fort y Tretzevents y de la edición de los álbumes de los clásicos de la historieta franco-belga: Tintín, Astérix, Lucky Luke, La patrulla de los castores o Spirou, entre otros. Del mismo modo, en 1981 la Editorial Casals empezó a publicar los álbumes de Massagran, con guiones de Ramon Folch i Camarassa y dibujos de Josep Maria Madorell, una iniciativa de gran éxito que se prolongó a lo largo de más de veinte años y quince volúmenes. A pesar de eso, el cómic “para adultos” que triunfaba entonces con las revistas Cimoc, 1984, Cairo, El Víbora, Totem o Rambla fue un fenómeno que se desarrolló de forma casi exclusiva en castellano. En ese sentido, L’Arlot fue una de las pocas iniciativas, junto con la mucho más exitosa Cul de Sac, que intentó encontrar un hueco en el mercado del cómic en catalán para adultos.

L’Arlot fue una publicación muy irregular, planteada inicialmente como un fanzine de calidad pero que nunca abandonó su aire voluntarioso y poco consolidado. Aunque se definía como una plataforma para los jóvenes dibujantes, nunca acabó de encontrar su espacio en el mercado, quizá porque esta nueva generación de creadores ya había encontrado la posibilidad de publicar su trabajo en las páginas de las revistas profesionales. La falta de una propuesta clara en su concepción artística (en la publicación se daban la mano dibujantes de vanguardia como Josep Pi junto a autores clásicos como Jesús Blasco, que publicaba una historieta que ya había aparecido en Creepy) mostraba una cierta indefinición que impidió que la revista pasara de una iniciativa voluntariosa, pero de poco éxito.

Principales colaboradores: Alfons Moliné, Antoni Guiral, Antoni Remesar, Cumeras, Garcés, Jesús Blasco, Ramon Serra Massana, Pellejero, Porredon, Mena, Uts.

Principales series: Lady Godiva (Jesús Blasco).