Gil Blas
  • Gil Blas 1ª época:
    • Origen: 03/12/1864
    • Desaparición: 16/06/1866
    • Numeración: 433 (desde la primera hasta la tercera épocas)
    • Medidas: 38 x 27 cm.
    • Formato: Revista
    • Editor: Luís Rivero. Madrid.
  • Gil Blas 2ª época:
    • Origen: 04/10/1866
    • Desaparición: 03/11/1867
    • Numeración: 433 (desde la primera hasta la tercera épocas)
    • Medidas: 38 x 27 cm.
    • Formato: Revista
    • Editor: D. José Perez. Madrid.
  • Gil Blas 3ª época :
    • Origen: 07/11/1867
    • Desaparición: 31/12/1871
    • Numeración: 433 (desde la primera hasta la tercera épocas)
    • Medidas: 38 x 27 cm.
    • Formato: Revista
  • Gil Blas 4ª época:
    • Origen: 01/1872
    • Desaparición: 29/09/1872
    • Numeración: 39
    • Medidas: 38 x 27 cm.
    • Formato: Revista
  • País: España
  • Enlaces: Biblioteca Virtual de Prensa Histórica, Hemeroteca. Biblioteca Nacional de España, Revista Arbor (PDF), Wikipedia
Bibliografía

Bozal, Valeriano:

Ilustración gráfica del siglo XIX en España, Comunicación, Madrid, 1979.

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular: de la historieta y su uso (1873-2000), 2 volúmenes, Ediciones Sin sentido y Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Madrid, 2001.

VV.AA.:

150 años de prensa satírica, Ayuntamiento de Madrid, Madrid, 1991.

Gil Blas

Semanario nacido dentro de los grupos progresistas del federalismo republicano con clara inclinación anticlerical. Gozó de una gran popularidad. Su director y propietario fue el extremeño Luís Rivero. Contó entre sus redactores “anónimos” con personajes de la talla del poeta Manuel del Palacio, Eusebio Blasco, Federico Balart o Eduardo Saco. Entre los ilustradores, destacaban Ortego y los hermanos Perea, Daniel y Alfredo. Las ilustraciones humorísticas ocupaban media página y en algunos casos una página entera. Por primera vez dentro del periodismo gráfico, las ilustraciones no tenían que ver necesariamente con el contenido de los textos, eran chistes independientes, aunque es cierto que mantenían la misma línea editorial.

Algunas de sus secciones consiguieron un gran éxito popular, principalmente las de corte anticlerical como Concurso de Confesores o Cartas del fraile a la monja. Eusebio Blasco popularizó su sección Cabos sueltos. Manuel del Palacio triunfó con sus corrosivos versos dedicados a la Revolución de septiembre que expulsó a Isabel II, por ejemplo: “El templo santo del sufragio invades, / y de él mañana brotarán tus leyes: / si quieres rey, no pidas libertades; / si quieres libertad, no pidas reyes”.

A partir de diciembre de 1868 la revista dedicó más espacio a la crítica social y religiosa que a la política. En esta época aparecieron nuevos ilustradores como E. Giménez y Urrabieta, pero ninguno pudo hacer sombra a Francisco Ortego. También, a partir de La Gloriosa de Septiembre de 1868, un levantamiento revolucionario que supuso el destronamiento de la reina Isabel II, empezaron a proliferar nuevas publicaciones que compitieron con más medios, lo que ocasionó un declive de la revista con altibajos por las trabas de la nueva censura, y al final su muerte en diciembre de 1872, después de algunas suspensiones.

Del 26 de enero al 1 de junio de 1882 la cabecera reapareció bajo la dirección de Antonio Sánchez Pérez pero, tras una última suspensión por orden gubernativa, la revista desapareció esta vez de manera definitiva.

Principales colaboradores: Alfredo Perea, Daniel Perea, Demócrito, E. Giménez, Eduardo Saco, Eusebio Blasco, Federico Balart, Francisco Ortego, Leopoldo Alas “Clarín”, Llovera, Manuel del Palacio, Urrabieta.