En Patufet

Artículos:

Bibliografía

Aldea, Víctor:

"Un siglo del nacimiento de En Patufet", Clij, nº 171, p. 14-21, Mataró, mayo 2004.

Castellanos, Jordi; et al.:

En Patufet, cent anys. La revista i el seu impacte, Publicacions de l'Abadia de Montserrat, Barcelona, 2004.

Guillamón, Julià:

Patufet en guerra, Memorial Democràtic, Barcelona, 2017.

Moix, Ramon Terenci:

"Les tires a la postguerra espanyola", Tele-Estel, nº 36, Barcelona, 17 de març de 1967.

Solà, Lluís:

En Patufet (1904-1938), Editorial Bruguera, Barcelona, 1968.

VV.AA.:

Clovis Eimeric, Col·lecció: Els Homes d'en Patufet, Editorial David, Barcelona, 1930.

VV.AA.:

En Patufet (1904-1938) Antologia i història, Fundació Folch i Torres, Palau Solità i Plegamans (Barcelona), 2004.

VV.AA.:

Estudi del setmanari En Patufet, Premis Cirit a la Joventut (1993), Centre d'Estudis Gresol, Generalitat de Catalunya, Terrassa, 1994.

VV.AA.:

J. M. Folch i Torres, Col·lecció: Els Homes d'en Patufet I, Editorial David, Barcelona, 1925.

VV.AA.:

Joan G. Junceda, Col·lecció: Els Homes d'en Patufet, Editorial David, Barcelona, 1925.

VV.AA.:

Gaietà Cornet, Col·lecció: Els Homes d'en Patufet, Editorial David, Barcelona, 1930.

VV.AA.:

Joan Llaverias, Col·lecció: Els Homes d'en Patufet, Editorial David, Barcelona, 1930.

En Patufet

Promovido por Foment Autonomista Català, entidad dedicada a la conservación del folklore y las costumbres de Cataluña y al impulso del uso de la lengua catalana en todos los ámbitos sociales, el 3 de enero de 1904, precedido por un prospecto difundido gratuitamente, apareció en Barcelona el semanario infantil En Patufet. La publicación, editada y dirigida por el folklorista Aureli Capmany, valía cinco céntimos el ejemplar y tenía ocho páginas (que se ampliarían gradualmente hasta treinta y dos), portada y contraportada en rojo y negro, y un formato pequeño que permitía guardarla en los bolsillos de las batas escolares, junto con las canicas y los cromos.

La cabecera, realizada por Antoni Muntañola (Amyc), representaba a un personaje de la literatura tradicional catalana ataviado con una barretina y un pantalón de un solo tirante, un niño de talla tan diminuta al que, según cuenta la historia, relatada en el primer número del semanario, un buey engulle sin percatarse, y allí, “a la panxa del bou / que no hi neva ni plou” (“en la tripa del buey, donde ni nieva ni llueve”), permanece hasta que “el bou va fer un pet i va sortir” (“el buey se tiró un pedo y salió”). Pero, pese a su pequeñez, está decidido a limpiar el polvo que cubre a la sociedad catalana con el sacudidor que lleva en una mano.

En Patufet obtuvo una muy buena acogida en los medios catalanistas pero no alcanzó las ventas necesarias para ser rentable y, a finales del primer año, el editor Josep Baguñá, que había logrado un éxito notable con ¡Cu-Cut!, se hizo cargo de la empresa con Gaietà Cornet, Joan G. Junceda (Titella) y Joan Llaverias como principales ilustradores, y consiguió remontarla. La publicación se convirtió en pocos años en un triunfo editorial, y no hubo población de Cataluña a la que no llegaran sus ejemplares. Incluso también eran reclamados por las colonias de catalanes establecidos en diversas naciones de Europa y América del Sur. A la vez, le surgieron competidores que la imitaban. El abultado tiraje superó las posibilidades de las imprentas habituales y la editorial Baguñà, que disponía de un taller de fotograbado, encargó una rotativa de cinco colores a la más importante compañía de artes gráficas alemana. En octubre de 1923 el semanario fue el primero de temática infantil (luego le siguieron sus suplementos Virolet y Esquitx) en imprimirse en aquella novedosa tecnología multicolor.

Entre los dibujantes, además de los antes mencionados, destacaron Feliu Elias (Apa), Ricard Opisso, Joan Vila (D'Ivori), Carles Bécquer, Lola Anglada, Valentí Castanys, Manuel Urda, Pere Prat, Lluís Mallol, Josep Maria Mallol (Lollam), Josep Serra Massana, Jaume Juez Xirinius, Josep Vinyals, Josefina Tanganelli (Abel) y Antoni Batllori i Jofré. Y también colaboraron como escritores el poeta Josep Carner (que firmaba Pepet C.), Josep Morató, Manuel Folch i Torres, Manuel Marinello, Clovis Aimerich, Xavier Bonfill y, sobretodo, Josep Maria Folch i Torres, que escribió miles de páginas recogidas en el semanario, los calendarios, la Biblioteca y la Col·lecció de Contes y cuya sección de relatos Pàgines viscudes, con ilustraciones de Joan G. Junceda, gozaba de un inmenso seguimiento.

Un sector de la intelectualidad catalana criticó que los cuentos de En Patufet recurrieran a menudo al sentimentalismo y a las emociones fáciles, pero la eficacia de esta prosa permitía conectar con muchos habitantes de poblaciones alejadas de los centros de progreso de las grandes ciudades y contribuir a su formación.

En Patufet, llegada la Guerra Civil española, mantuvo su presencia semanal durante un largo periodo, luego se convirtió en quincenal y, finalmente, debido a la carestía del papel de prensa, dijo adiós a los lectores en el número 1.806 el 24 de diciembre de 1938.

Prohibido al finalizar el conflicto bélico al estar escrito en catalán, la dictadura franquista prohibió reiteradamente su reaparición hasta poder obtener el permiso treinta años después de su desaparición. Sin el artículo delante, Patufet reapareció el 6 de diciembre de 1968.

Principales colaboradores: Antoni Muntañola Amic Amyc, Gaietà Cornet, Joan G. Junceda Titella, Joan Llaverias, Feliu Elias Apa, Ricard Opisso, Joan Vila D'Ivori, Carles Bécquer, Lola Anglada, Valentí Castanys, Manuel Urda, Pere Prat, Lluís Mallol, Josep Maria Mallol Lollam, Josep Serra Massana, Jaume Juez Xirinius, Josep Vinyals, Josefina Tanganelli Abel.