El País de las tentaciones

El País de las tentaciones

El suplemento El País de las Tentaciones es una publicación que ha pasado por diversas fases: cambió de nombre en 2003 pasando a llamarse EP[3], en 2011 cambió su nombre a Tentaciones, distribuyéndose solo a través de internet, y en 2015 recuperó el formato papel al tiempo que mantenía su presencia en la red.

A inicios de los años noventa, y en medio de la resaca (o depresión) post-olímpica, surgió este suplemento del periódico de referencia de aquellos años, El País, como un proyecto destinado a capturar los latidos de los cambios culturales que se avecinaban con el fin de milenio. El País de las Tentaciones fue el primer suplemento de tendencias que se consolidó en el mercado español y en él tenían cabida la moda, el cine, la literatura, el teatro, la danza, la música y todo aquello que se cocía en los más diversos ámbitos de la creatividad artística. Convertido en algo así como el “Boletín Oficial de la Modernidad”, el suplemento marcó estilo y encumbró a personajes y modas con una celeridad y una caducidad trepidantes.

En esa ansiedad insaciable en búsqueda de lo cool, el cómic encontró su pequeño espacio desde el primer número. Si bien en esa época el mundo de la historieta vivía tiempos de crisis y cambios (o precisamente por ello) surgieron una serie de autores que, desde perspectivas innovadoras, demostraron como este medio de comunicación de masas podía convertirse en un canal expresivo de primer orden que permitía tanto la reflexión metalingüística como el retrato costumbrista.

El suplemento sirvió de plataforma a dos propuestas que contaron con un notable impacto popular: Alter Rollo de Mauro Entrialgo y Cuttlas de Calpurnio, posiblemente dos de las series de referencia de esa década cuyas peripecias fueron recogidas posteriormente en diversos recopilatorios. Además de sus incuestionables virtudes, ambas obras tuvieron el innegable  mérito de ser de las pocas series autóctonas que se han popularizado a través de su publicación en prensa.

Con los años, la presencia de la historieta se fue reduciendo hasta dejar de aparecer en las páginas del suplemento.

Principales colaboradores: José Luis Ágreda, Calpurnio, Carlos Portela, Mauro Entrialgo

Principales series: Alter Rollo (Mauro Entrialgo), Cuttlas (Calpurnio), Guinsy.