El Padre Cobos
  • Subtítulo: Periódico de política, literatura y artes
  • Origen: 24/09/1854
  • Desaparición: 05/07/1956
  • Numeración: 1 - 61
  • Medidas: 38 x 28 cm.
  • Formato: Revista
  • Editor: Cándido Nocedal
  • Idioma: Castellano
  • País: España
  • Enlaces: Consultable en línea, De Rebus Matritensis
Bibliografía

Gómez Aparicio, Pedro:

Historia del periodismo español, Editora Nacional, Madrid, 1974.

VV.AA.:

Ciento cincuenta años de prensa satírica española, Ayuntamiento de Madrid, Madrid, 1991.

El Padre Cobos

No tendría mucha justificación hablar aquí de este periódico si no fuera por lo incisivo de su humor dentro del panorama conservador de los años en que se publicó. En ninguno de sus números se incluye viñeta alguna, ni una sola caricatura. Sólo una cabecera única que representaba a un fraile encapuchado, que más parecía un asaltador de caminos, dibujada por un tal Severini. El Padre Cobos surgió de un enfrentamiento en una tertulia de café entre el músico Emilio Arrieta, autor de Marina, y su colega Barbieri. Este periódico comenzó, por lo tanto, dentro de un ambiente de crítica y comentarios culturales. El director elegido fue el periodista y político conservador Cándido Nocedal. En el periódico colaboraron nombres de la talla del novelista Franciso Navarro Villoslada, Ceferino Suárez Bravo, Esteban Garrido, Gonzalo Pedroso, Adelardo López de Ayala y el propio músico Emilio Arrieta.

Entre todos se comprometieron a que no figuraran jamás los nombres de los autores. Desde el comienzo, esta publicación gozó de un gran éxito de público, anunciando en su portada que tenía una tirada de 100.000 ejemplares, una cifra increíble para esta época. Al poco tiempo de aparecer anunció su nueva intención de intervenir en política: “desde el 3 de diciembre de 1854, dará el Padre Cobos seis paseos mensuales con sus hábitos nuevos y sus antiguas mañas”. El motivo de la beligerancia política de esta revista conservadora fue la llegada al poder del gobierno de los generales Espartero y O’Donell. La intención era debilitar la capacidad de maniobra de estos gobiernos de tendencia progresista y liberal. La sección más popular fue la denominada Indirectas del Padre Cobos. El periódico instaló su redacción en el domicilio del periodista Esteban Garrido por ser el más joven y el menos conocido, con el objetivo de evitar posibles altercados. Fue suspendido en varias ocasiones por la censura y hasta sufrió un atentado en la sede de su administración.

El 5 de julio de 1856 El Padre Cobos se despidió hasta septiembre, dando a entender que se tomaba un periodo vacacional. Nunca más volvió a aparecer. El motivo más probable sería la caída del gobierno progresista y la llegada al poder del general Narváez, que contó precisamente con Cándido Nocedal como Ministro de Gobernación.

El Padre Cobos fue un periódico lleno de un humor de corte conservador, casi reaccionario, pero de gran altura y muy eficaz para sus intereses. El 25 de febrero de 1869, cuando ya había triunfado La Gloriosa, El Padre Cobos volvió a salir a la calle con la misma intención de antaño y con los redactores supervivientes. Mantuvieron gran parte de las secciones y la misma cabecera, pero los tiempos eran otros y el nuevo periódico, en su nueva época, languideció hasta morir a comienzos de diciembre del mismo año.

Principales colaboradores: Adelardo López de Ayala, Barbieri, Ceferino Suárez Bravo, Emilio Arrieta, Esteban Garrido, Franciso Navarro Villoslada, José Selgás, Gonzalo Pedroso, Severini.