El Cuervo
  • Origen: 08/06/1977
  • Desaparición: 11/1977
  • 2ª época: Revista de Humor Loco:
    • Origen: 12/1980
    • Desaparición: 11/1985
    • Numeración: 47
    • Medidas: 28,5 x 20,5 cm
    • Formato: Revista
    • Editor: Amaika
  • 3ª época:
    • Origen: 05/1986
    • Desaparición: 11/1994
    • Numeración: Sigue la numeración de Amaika. Del 48 al 150.
    • Medidas: 26,5 x 21 cm
    • Formato: Revista
    • Editor: Editorial Iru
  • Numeración: 1-22
  • Medidas: 38 x 27,5 cm
  • Formato: Revista
  • Editor: Amaika
  • Idioma: Castellano
  • País: España
  • Periodicidad: Semanal
  • Enlaces: Tebeosfera. Cuervo 1977, Tebeosfera. Cuervo 1980, Wikipedia
Bibliografía

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular: de la historieta y su uso (1873-2000), 2 volúmenes, Ediciones Sin sentido y Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Madrid, 2001.

Fontes, Ignacio; Menéndez, Miguel Ángel:

El parlamento de papel. Las revistas españolas en la transición democrática, Asociación de la Prensa de Madrid, Anaya, Madrid, 2004.

El Cuervo

Ediciones Amaika era una editorial inicialmente propiedad del Grupo Godó (empresa familiar propietaria de La Vanguardia) que se dedicó a publicar revistas satíricas, eróticas, de acción o recopilaciones de historietas. En 1977, cuando lanzó El Cuervo como revista satírica para adultos, ya mantenía en el quiosco, con notable éxito de ventas desde 1973, la cabecera “neurasténica” El Papus. Los dos semanarios humorísticos, partiendo de planteamientos diferentes, tenían que competir en el quiosco con otras revistas parecidas, especialmente con El Jueves, una nueva publicación de Editorial Formentera que se había lanzado al mercado solo dos semanas antes que El Cuervo.

El semanario El Cuervo estaba dedicado a repasar de manera humorística y corrosiva la actualidad política de la época. En el primer número de la nueva publicación destacaba la portada, con una caricatura del líder de la derecha española Manuel Fraga. El político, con unos zapatones con la esvástica nazi grabada en las suelas, intentaba pisotear una frágil y joven democracia que acababa de salir del huevo. Entre los colaboradores de la primera época (muchos de ellos simultaneaban sus colaboraciones en El Cuervo con las que hacían para El Papus) figuraban redactores como Antonio Franco, Ángel Sánchez, Xavier Batalla, Alberto Turro y fotógrafos como Colita. Entre los dibujantes destacaban Fer, Jordi Gin, Ja, Ventura y Nieto, Carlos Giménez, Usero, Killiam, Oli y Joma.

En 1980 se relanzó la revista bajo la dirección artística de Manel Ferrer. Se abandonó la actualidad política y se pasó a dar vida a un único tema, el erotismo. El lema que acompañó a la cabecera a partir del primer número de esta segunda época fue muy explicito: “¡Passso de politiqueo, tío!”. El dibujante Ferrer, en plena madurez creativa, concibió una gran cantidad de material para los primeros números de la revista. Sus viñetas de humor gráfico o historietas, siempre perfectamente construidas, estaban firmadas con su nombre o con variados y creativos seudónimos (Nelete, elferre, Nelet, Man, etc.). Su humor, “cutrillo” pero cachondo y alegre, aportaba el tono a una revista erótica, pícara, satírica y a veces pornográfica. La presencia masiva de Ferrer en la revista finalizó cuando dejó su cargo por discrepancias con la dirección de la empresa. La etapa de Ferrer se convirtió en un periodo popular entre los lectores, aunque dejó indiferente a la crítica, entonces más partidaria de las historietas más complejas y profundas (y quizás también más aburridas). A partir del número 23 ya no aparecía su nombre en la publicación, y entraron nuevos dibujantes. Uno de los más conocidos fue Sappo, seudónimo de Manuel Vázquez. Este autor, liberado en su trabajo después de décadas de lidiar con la censura o de tener que pensar en un público infantil, realizó unas historietas totalmente desmelenadas, bestias y cachondas.

Un número abundante de historietas de la segunda época estaba basado en hacer parodias eróticas de personajes conocidos de la cultura popular, especialmente del mundo de los cómics. En el trato de los temas se nota que era una revista hecha por hombres destinado sólo al mercado masculino.

En 1986 la Editorial Iru, una empresa fundada en 1984, se hizo cargo de la revista siguiendo su numeración y el modelo de Amaika. La revista subsistió hasta que se produjo un bajón de interés por parte del mercado hacia este tipo de material.

Principales colaboradores: Alberto, Ángel Sánchez, Antonio Franco, Boro (Salvador Martínez), Carlos Giménez, Colita, Epi (José Luis Marco Gracia), Fer, Francisco Pérez Navarro, Gerard Llobet, Gin, Ivà, Ja, Joan Boix, Joan Nebot, Joma, Jordi Buxadé, Kike (Enrique Puchades), Killian, L’Avi, Manel Ferrer, Oli, Oscar, Pirrón (Enrique Cuéllar), Salva, Sappo (Manuel Vázquez), Soler, Usero, Ventura y Nieto, Xavier Batalla, Xavier Vives

Principales series: Historias verdes (Sappo), Lord Vicentain y demás (Manuel Ferrer, 1980)