El Borinot
  • Subtítulo: Setmanari de barrila / Setmanari d'humor / Setmanari Il·lustrat
  • Origen: 29/11/1923
  • Desaparición: 02/06/1927
  • Numeración: A partir del número 74, en abril de 1925, cambió su formato, haciéndose mucho más grande (450 x 330 m) y reduciendo el número de páginas de 16 a 4. Pero a partir del número 111, en enero de 1927, volvió a cambiar, esta vez para ser mucho más pequeño (230x160mm) y con 16 páginas de nuevo
  • Medidas: 280x220mm
  • Formato: Revista
  • Idioma: Catalán
  • País: España
  • Periodicidad: Semanal
  • Enlaces: Colección digitalizada (ARCA)
Bibliografía

Cadena, Josep Maria:

"Revistes i publicacions d’humor en català 1841-1939", Il.lustradors a Catalunya, Nadala Fundació Jaume I, Barcelona, Any XXIX, 1995.

Torrent, Joan; Tasis, Rafael:

Història de la premsa catalana, 2 vol., Bruguera, Barcelona, 1966.

El Borinot

Seguramente es la revista satírica catalana de más categoría de los años veinte. Apareció a los pocos meses del establecimiento de la Dictadura de Primo de Rivera, el año 1923, y su intención era plantar cara, con las armas del humor y la sátira, a dicha dictadura. Ya el título y el dibujo de la primera página del primer número son una velada alusión al dictador, a la censura de prensa y a la privación de libertades a las que se vieron sometidos los catalanes en aquel momento. Un "borinot" es un pajarraco, una especie de búho, pero en catalán también se usa para designar a alguien que toca a otro las narices, algo así como un moscardón.

Fue fundada y dirigida por el escritor Lluís Bertran i Pijoan y el dibujante Josep Aragay, asociados con el impresor Francesc Xavier Altés. Su formato inicial era el mismo que la mayoría de revistas satíricas catalanas de aquel tiempo, 16 páginas estampadas en bicolor a dos columnas, y su precio era de 20 céntimos. Bajo su apacible apariencia festiva y jocosa palpitaba la severa crítica, lo que le ocasionó varios problemas con la censura y las autoridades. Algunos números dejaron ver los tijeretazos de la censura con espacios en blanco o textos suprimidos, e incluso en la portada, como en la del número 3, donde únicamente se podía leer el rótulo "Aquest número ha passat per la censura militar" (“Este número ha pasado por la censura militar”).

En su presentación, la revista afirmaba que pretendía "fer barrila. Veus aquí el nostre crit; veus aquí la nostra senyera" (“hacer barrila. Vean aquí nuestro clamo; vean aquí nuestra senyera”). La "barrila" es algo así como la "guasa" o "el cachondeo". Por lo tanto, El Borinot hacía de la guasa su bandera. Y por eso su subtítulo en los cinco primeros números fue "setmanari de barrila" (“semanario de la barrila”). En su número 6 el subtítulo se transformó a "semanario de humor" y, a partir del número 74, sufrió una transformación total ya que pasó de 16 a 4 páginas de tamaño mucho más grande. Se rebautizó como "setmanari il·lustrat" (“semanario ilustrado”) y empezó a publicar trabajos literarios, recuperó interesantes textos catalanes del siglo XIX y reprodujo semanalmente en sus páginas unos interesantes facsímiles de publicaciones catalanas decimonónicas, con lo que su consulta se convierte hoy en imprescindible para los investigadores de la historia de la prensa catalana.

Josep Aragay, responsable artístico de la publicación y autor de la mayor parte de los dibujos publicados en la revista, se encargó de reunir un buen equipo de colaboradores gráficos de entre los que destacan Joan Vila (D'Ivori) o Miquel Cardona (Quelus). También se publicaron dibujos de Apa, Josep Obiols, Boyls o Gripau. La muerte del impresor Altés, a finales de 1926, precipitó el cierre de la revista que, en sus últimos números, ya no era para nada humorística sino más bien literaria.

Principales colaboradores: Apa, Aragay, Boyls, D'Ivori, Gripau, Obiols, Quelus.