Can Can (1ª época)
  • Origen: 1958
  • Desaparición: 1960
  • Numeración: 125 números (del nº 0 al 124) y tres almanaques
  • Medidas: 26 x 18 cm
  • Formato: Revista
  • Editor: Editorial Bruguera, Barcelona
  • Idioma: Castellano
  • País: España
  • Periodicidad: Semanal
  • Enlaces: Ciberniz, Tebeosfera, Wikipedia
Bibliografía

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular: de la historieta y su uso (1873-2000), 2 volúmenes, Ediciones Sin sentido y Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Madrid, 2001.

Guiral, Antoni:

Cuando los cómics se llamaban tebeos: La Escuela Bruguera (1945-1963), Ediciones El Jueves, Barcelona, 2004.

Guiral, Antoni:

Los tebeos de nuestra infancia: La Escuela Bruguera (1964-1986), Magnum ; 7, Ediciones El Jueves, Barcelona, 2007.

Guiral, Antoni:

100 años de Bruguera. De El Gato Negro a Ediciones B, Ediciones B, Barcelona, 2010.

Guiral, Antoni:

By Vázquez. 80 años del nacimiento de un mito, Ediciones B, Barcelona, 2010.

Guiral, Antoni:

El universo de Ibáñez, de 13, rue del Percebe a Rompetechos, Ediciones B, Barcelona, 2009.

Moix, Terenci:

Historia social del cómic, Bruguera, Barcelona, 2007.

Regueira, Tino:

Guía visual de la Editorial Bruguera (1940-1986), Glénat, Barcelona, 2005.

Can Can (1ª época)

Editada por Bruguera con el ánimo de competir directamente con el Tío Vivo de DER (revista fundada por cinco autores “desertores” de la editorial barcelonesa). Inspirada, como el  Tío Vivo y como El DDT, en la publicación argentina Rico Tipo, Can Can, “la revista de las burbujas”, buscaba un lector masculino. Estaba planteada como una revista de humor gráfico más que como un tebeo, por lo que incluía secciones literarias y de chistes. Por temática, su humor pretendía acercarse a un público más adulto que el habitual de Bruguera, incorporando tintes de un erotismo primerizo, siempre dentro de los cánones que permitía la censura. Sus páginas estaban repletas de chicas sensuales y liberadas que canalizaban las ilusiones frustradas de los lectores masculinos, una de sus características más preciadas. Sus portadas son antológicas y sus protagonistas son chicas desinhibidas creadas por dibujantes como Gin, Nadal o Bosch Penalva.

No todo fue humor erótico en esta primera etapa: también incluía humor literario no erótico, redactado por un grupo de escritores de entre los que destacan Jorge Llopis, Álvaro de Laiglesia, Armando Matías Guiu o Alfonso Paso.

Principales colaboradores: Vázquez, Peñarroya, Ibáñez, Raf, Gin, Segura, Nadal, Carrillo, Julio Vivas, Conti, Josep Maria Lladó, Nené Estivill, Bosch Penalva, Ortega, Purita Campos.

Principales series:  La Osa Mayor, agencia teatral (Vázquez), Bambalino Talíez (Peñarroya), La historia esa vista por Hollywood (Vázquez e Ibáñez), Fifina en Hollywood (Raf), Don Adelfo (Ibáñez), Guillermo el conquistador (Gin), Don Francachelo (Gin), Maritina, la chica de la oficina (Segura), Matildita y Anacleto, un matrimonio completo (Nadal), Las chicas de… (Carrillo, Vivas, Nadal, Segura o Peñarroya).