23-02-2017

Malos tiempos para el humor gráfico en la prensa

La disminución de las ventas de ejemplares o de ingresos de publicidad en prensa ha comportado graves problemas de subsistencia a muchos medios periodísticos del país. Las empresas han tenido que optar por la reducción de gastos para poder dar continuidad a sus cabeceras. A los dibujantes, como al resto de colaboradores de los diarios, también les ha tocado ‘recibir’. El despido de autores, las bajadas de sueldo, la precariedad de la situación y el cierre de soportes de comunicación ha sido una constante en los últimos años.


Ahora nos llega la triste noticia que La Vanguardia ha prescindido de algunos de sus dibujantes. Entre los afectados aparecen nombres como Gallardo o Joma que hacía muchos años que colaboraban en el diario. Sus colaboraciones habituales pasarán a ser esporádicas, dependiendo de las necesidades del periódico.