Yda
Bibliografía

Capdevila, Jaume:

L'Esquella de la Torratxa (1879-1939). Seixanta anys d'història catalana, Efadós, El Papiol, 2013.

Cortés, Juan:

"Dibujos de Pere Ynglada en La Virreina", La Vanguardia, p.6, Barcelona, 10/04/1959.

Soldevila, Carles:

Records i opinions de Pere Ynglada, Aedos, Barcelona, 1959.

Yda

Pere Ynglada es uno de los grandes dibujantes que formó parte de la generación que lideraría el Noucentisme. Coleccionista, viajero y amante de las artes, especialmente de cualquiera de las facetas del dibujo, también realizó en su juventud notables viñetas para las principales publicaciones satíricas catalanas.

Nacido en Santiago de Cuba, hijo de un importante industrial de ferretería catalán establecido en la colonia española, fue enviado muy joven a Alemania para formarse en los últimos avances en el ramo de la ferretería. Pero planteó su pasión por el dibujo a su família y el padre le permitió dejar de lado el negocio familiar para formarse artísticamente, de forma que pudo viajar a París, instalarse en Barcelona y asistir a clases en el Cercle Artístic de Sant Lluc. Frecuentó el Taller Guayaba y formó parte del grupo Les Arts i Els Artistes. En esos años empezó a publicar en revistas satíricas como Cu-cut!, L'Esquella de la Torratxa, La Campana de Gràcia o Papitu. Fue en las páginas de La Campana y L'Esquella que sus dibujos firmados con el seudónimo Yda consiguieron un gran impacto, y durante la Primera Guerra Mundial colaboró en Iberia y otras publicaciones internacionales, consiguiendo un gran reconocimiento como dibujante satírico.

Pero poco después dejó las publicaciones satíricas y el dibujo humorístico para centrarse en el dibujo más artístico. Como no tenía dificultades económicas, pudo viajar por el mundo. Quedó maravillado por el arte japonés, del que importó varias técnicas artísticas, y produjo una ingente obra, interesándose especialmente por el circo, el music hall y los dibujos ecuestres. Como apunta Juan Cortés, "el arte de Pedro Ynglada es de una finura y una pureza extremadas. Nadie como él supo cazar el gesto, la forma, el movimiento, el carácter y la expresión exacta del tema con tanta limpieza y con tanta seguridad como la que alcanzaba él con sus lápices o, más particularmente, con sus pinceles".

En sus largos viajes a París compartió experiencias con los principales artistas del momento y empezó lo que sería una gran colección de obras de arte. También en París conoció a la que fue luego su esposa, Georgette Guillot. A su muerte, dejó instituido en su testamento la creación del premio de dibujo Ynglada-Guillot, que viene celebrándose ininterrumpidamente desde 1960, y que han ganado artistas como Alfredo Opisso, Cesc, Calsina, Arranz Bravo, Subirachs, Jordi Alumà o Pla-Narbona.

Publicaciones: ¡Cu-cut!, Iberia, La Campana de Gràcia, L'Esquella de la Torratxa, Papitu