Toni Batllori
Toni Batllori Bibliografía

Batllori, Toni:

Breve historia del proceso, Ediciones B, Barcelona, 2015.

Batllori, Toni:

Ninots 2005-2007, Ara Llibres, Badalona, 2007.

Batllori, Toni:

Pujol (1995-2003), Déria editors, Barcelona, 2003.

Batllori, Toni:

Aznar (1996-2004), Déria editors, Barcelona, 2004.

Batllori, Toni:

Ninots: la política de 1999 en tiras, La Vanguardia, Barcelona, 2000.

Batllori, Toni:

Catalunya Municipal, 10 anys, Federació de Municipis de Catalunya, Barcelona, 1995.

Conde Martín, Luis:

El humor gráfico en España, Técnos, Madrid, 2005.

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular: de la historieta y su uso (1873-2000), 2 volúmenes, Ediciones Sin sentido y Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Madrid, 2001.

Larreula, Enric:

Les revistes infantils catalanes de 1939 ençà, Edicions 62, Barcelona, 1985.

Riera Pujal, Jordi:

El còmic en català. Catàleg d'àlbums i publicacions (1939-2011), Ediciones Glénat, Barcelona, 2011.

Solà i Dachs, Lluís:

"“Toni”, titellaire i humorista. Dibuixants d'avui i d'ahir", El Noticiero Universal, Desembre, Barcelona, 1983.

Solà, Lluís:

En Patufet (Antologia), Llibres de l'Index, Barcelona, 2003.

VV.AA.:

Any d’Estelades, Efadós, El Papiol, Barcelona, 2013.

Toni Batllori

Toni Batllori es hijo del también dibujante Antoni Batllori Jofré, pero ha practicado un estilo de dibujo diametralmente opuesto al de su padre. Todo cuanto era clasicismo detallista en el padre, en Toni es un trazo rápido y minimalista. Toni trabaja con un trazo espontáneo y caricaturesco, pero muy expresivo. Mientras que su padre se movía en el más puro estilo juncediano, los dibujos de su hijo se encuentran más en la línea de autores como Reiser, Óscar o Ivà. Y su pensamiento crítico al hacer dibujos de actualidad oscila entre las líneas de Perich y Cesc. Le gustan los dibujos de líneas abiertas, le atrae el humor político, le entusiasma el cine de animación y le divierten las polichinelas.

Toni nació en Barcelona y de niño le gustaba ver dibujar a su padre, aunque también le gustaban los coches y las motos. Empezó las carreras de ingeniería industrial, economía y arquitectura en un esfuerzo infructuoso por encontrar su camino. El 15 de octubre de 1969, alentado por su padre, publicó su primer dibujo en Patufet. También más o menos en esa época colaboró en el Mata Ratos de Conti, donde le pagaban 50 pesetas por cada chiste suyo que se quedaban. También publicó esporádicamente en Presència y poco a poco se dio cuenta de que el dibujo podía convertirse en su profesión, aunque antes se dedicó también a las polichinelas junto a su cuñado: él mismo diseñaba los personajes, y entre los dos ideaban los diálogos y montaban la escenografía. Ese mundo le atraía porque se trataba de una actividad muy expresiva que facilita la comunicación, y es por eso que siempre ha imaginado funciones de humor político con personajes reales de actualidad.

En 1973, con el cierre del nuevo Patufet, él cogió su carpeta de originales y empezó a visitar a los periódicos que no disponían de dibujante propio. Conectó con El Noticiero Universal y empezó a publicar en ese periódico unos chistes políticos que pronto se transformaron en las tiras que realiza actualmente. También publicó en Papillon y en El Papus, y a partir de 1981 empezó a colaborar asiduamente en El Jueves y a realizar un comentario deportivo semanal en el periódico Avui llamado Les quatre cantonades así como en la revista Titanic hasta que, en 1995, su firma se consolidó cuando entró en La Vanguardia para dibujar una tira diaria que, muy a menudo, es un comentario crítico de la actualidad política en la que sus personajes, a pesar de lo simple del dibujo, son inmediatamente reconocibles.

En su vertiente cinematográfica, en 1980 participó en la confección del cortometraje de 12 minutos Ploma daurada con el equipo de El Drac Màgic. Explica que fue este trabajo, junto con un par de intentos anteriores, el que lo introdujo en este mundo, maravillosamente absorbente y absolutamente caro, de los dibujos animados.

Las inquietudes de Toni Batllori lo han conducido a participar en iniciativas de lo más variopinto, colaborando en revistas de barrio y en exposiciones propias y ajenas. En 2007, por ejemplo, comisarió una exposición sobre Cesc. Algunos de sus trabajos le han valido varios premios como el Manuel Salses i Ferré en el año 2000, el Premio de Humor Gat Perich en 2004, el Premio Ciutat de Barcelona en 2008 y el Premio Nacional de Comunicación de la Generalitat de Catalunya en 2015.

Toni Batllori es uno de los responsables del fondo Batllori, depositado en el passeig de la Riera del municipio de Teià, en Barcelona.

Publicaciones: Avui, Diario de Barcelona, El Jueves, El Noticiero Universal, El Papus, El Triangle , Hara Kiri, Integral, Interviu, La Vanguardia, Mata Ratos, Oriflama, Papillon,  Perfiles, Patufet, Presència, Telele, Titànic.

Principales Series: Maurici Patufet   (Patufet, 1970).