Tom

Nació en el barrio de Sants, donde su padre tenía una tienda, un día de julio, aunque dice que nunca ha logrado averiguar si fue el 23 o el 24. Lo que sí que sabe es que ya de muy niño tenía una afición incontenible por el dibujo, hasta el punto de que, a pesar de su corta edad, su madre le buscó trabajo en este gremio. Después de pasar por un estudio de dibujos animados para televisión, acabó trabajando como ayudante del dibujante Joan Rafart (Raf) en 1968. Más tarde trabajó para la editorial Ibermundial elaborando ilustraciones de literatura rosa para publicaciones como Romàntica, Claro de Luna o Mari Noticias.

Empezó firmando como Toni (de Antoni) hasta que un día olvidó poner el punto sobre la i, haciendo que la abreviación pareciera decir “Tom”. Y como había otro dibujante que ya firmaba como Toni (Antoni Batllori), le pareció que así conseguiría diferenciarse y decidió firmar como Tom en adelante.

En 1970 entró a trabajar en Bruguera como entintador y compaginador de Pulgarcito. Al mismo tiempo, a través de una agencia, dibujaba chistes gráficos para el extranjero. En 1971 dibujó unas escenas bélicas que se vendían en sobres y empezó a publicar en el Patufet de la segunda época, una revista que, a pesar de sus errores de enfoque, prestó un gran servicio promocional a las nuevas generaciones de dibujantes. Dibujó también en Oriflama y en L’Infantil. Esta fue su etapa, podríamos decir, “catalana”, y en la que vivió como un “hippie”, disfrutando de su juventud con absoluta despreocupación.

Sin embargo, Tom siempre se ha preocupado más por la dirección y producción de revistas más que por el dibujo. Por ese motivo se convirtió en el co-director artístico de Mata Ratos cuando Conti se retiró. La última época que vivió en la revista, con su amigo Romeu, fue muy de “tetas y culos”, aunque eso fue después del incidente que los llevó a juicio por publicar el primer pecho (dibujado) desde la posguerra (1973).

Tom ha publicado en Por Favor, El Papus, Penthouse y Play Boy, fue director de Muchas Gracias y formó parte del equipo fundador del semanario El Jueves en 1977. En 1979 empezó a publicar en El Periódico de Catalunya, Interviú, Clímax y Lib, y partició en Nacional Show y en el colectivo fundado por la editorial Oh, Sauce, en una productora de vídeo y en el semanario Histeria, que duró seis números en 1981. También partició en los fascículos La historia vista por detrás publicados por Bruguera. A mediados de los 80 y hasta bien entrados los 90 publicó recopilatorios de sus viñetas en varias editoriales, y junto con su amigo Romeu escribió también guiones para programas de TV3 como Bon dia, Tres i l’astròleg y Filiprim.

Tom consume tanta televisión como puede, sobre todo publicidad, que, para él, es una fuente de inspiración y un instrumento básico de trabajo ya que, con su reiteración, provocan que el lector de un chiste que se refiera a un anuncio lo identifique de inmediato. De los periódicos, en cambio, Tom no lee más que los titulares puesto que en su trabajo en chistes de actualidad sostiene que el público debe conectar de inmediato con sus dibujos, y que las noticias que se pierden en las páginas interiores las lee apenas una minoría.

Publicaciones: Barrabás, Claro de Luna, Clímax, Club del humor, Eco, El Jueves, El Papus, El Periódico de Catalunya, Fábula, H Dios O, Histeria, Lib, L'Infantil, Mari Noticias, Matarratos, Mi amigo el whisky, Muchas gracias, Nacional Show, Oriflama, Patufet, Penthouse, Play Boy, Por Favor, Pulgarcito, Romántica, TBO, Telele, Vibraciones.

Principales series: El bar de Paco (El Jueves, 1977), El Safari Llorenç (L’infantil/Tretzevents), Les aventures de Robin Hood (Patufet, 1972), En aquellos tiempos, la música (Vibraciones, 1974).