Smith
Bibliografía

Casamartina i Parassols, Josep:

"El majo olvidado", Ismael Smith, cuaderno de París, Fundación Mapfre, Madrid, 2001.

D’Ors, Eugeni:

"Ismael Smith, escultor noucentista", La Veu de Catalunya, 04-07-1906.

García-Herraiz, Enrique:

"Ismael Smith, dibujante", Ismael Smith, cuaderno de París, Fundación Mapfre, Madrid, 2001.

Smith

Escultor, grabador y dibujante, fue más conocido en un principio por esta última faceta ya que la desarrolló en semanarios humorísticos de gran prestigio. Su primer apellido lo había heredado de un antepasado inglés que se estableció en Tarragona para construir barcos.

Su padre, Victoriano Smith i Vicens, y su madre, Mónica Marí Smith, se establecieron en Barcelona y formaron una familia de buen nivel económico, pero la pérdida de Cuba, donde habían realizado grandes inversiones, representó el hundimiento de los Smith hasta el punto que su padre, desesperado, se lanzó a correr por las calles bajo una intensa lluvia y al cabo de unos días murió por una pulmonía. La madre quedó viuda con cinco hijos y entre todos consiguieron reconstruir sus finanzas. Ismael, que dibujaba desde muy pequeño, estudió en la Escuela de Llotja y en los talleres de los escultores Pere Atché y Pere Carbonell. En 1904 ganó la segunda medalla en un concurso de aprendices y en 1905 aparecieron reproducciones fotográficas de sus obras Una vella amb una espelma y Tempestat en la revista Garba. Su presentación pública se hizo en la Sala Parés en 1906, en una exposición conjunta con Pere Inglada, y el 4 de julio del mismo año Eugeni d’Ors, en su glosario La veu de Catalunya, lo nombró “artista novecentista”, y dijo de él: “Como que se llama Ismael, y, enseguida, Smith, ha resultado, naturalmente, un catalanista…-síntomas del tiempo […]-. Ismael Smith, patriota, fue a probar suerte a Madrid. Todo el mundo ha ido a probar suerte a Madrid. Incluso Borràs. Pero el pequeño escultor vio enseguida que aquello no funcionaba. Entonces, en una pataleta, iba diciendo infantilmente a sus amigos: - ¿Sabéis lo que deberíamos que hacer?... Publicar un periódico, de un solo número, muy potente, con muchas, muchas caricaturas, muy, muy catalanistas, que a ellos les hiciera rabiar mucho, mucho...”.

En 1906 había comenzado a publicar chistes gráficos en Or y Grana y después en ¡Cu-Cut!, y en los primeros números de Papitu. También dibujó para El Gráfico y para La Campana Catalana. Vinculado al movimiento novecentista, fue miembro fundador de la asociación Les Arts i els Artistes. En 1910 se marchó a París con una beca del Ayuntamiento de Barcelona y, desde allí, colaboró en el Almanac dels Noucentistes, promovido por Eugeni d’Ors, y en la revista Picarol. De París viajó a Londres, donde sus grabados causaron muy buena impresión tanto por la técnica demostrada como por la originalidad de la temática. En 1915 se marchó a Nueva York y se estableció definitivamente en los Estados Unidos, excepto durante el período de 1926 a 1930, que volvió a Europa. Influido por Beardsley, su estilo era decadentista pero con una personalidad propia que acompañaba de aciertos estilísticos. Su memoria en Cataluña, por culpa de su larga ausencia, casi se borró por completo, pero en los últimos tiempos se ha recuperado su valor como escultor y dibujante.

Publicaciones: ¡Cu-Cut!, Papitu, Or y Grana, El Gráfico, La Campana Catalana, Picarol, Art Jove.