Rojas de la Cámara
Rojas de la Cámara Bibliografía

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular: de la historieta y su uso (1873-2000), 2 volúmenes, Ediciones Sin sentido y Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Madrid, 2001.

Guiral, Antoni:

Los tebeos de nuestra infancia: La Escuela Bruguera (1964-1986), Magnum ; 7, Ediciones El Jueves, Barcelona, 2007.

Porcel Torrens, Pedro:

Clásicos en Jauja. La historia del tebeo valenciano, Edicions de Ponent, Onil (Alacant), 2002.

Ramírez, Juan Antonio:

La historieta cómica de postguerra, Colección Memoria y Comunicación, Cuadernos para el Diálogo, Madrid, 1975.

VV.AA.:

Historia del Tebeo Valenciano, Suplemento del diario Levante, Prensa Valenciana, Valencia, 1992.

Rojas de la Cámara

Rojas de la Cámara empezó con pequeñas colaboraciones para la Editorial Valenciana en 1949. Al regresar del obligado servicio militar volvió a esta editorial, pero le pidieron que imitara el estilo de Josep Coll de TBO y se negó, por lo que fue despedido. Esta circunstancia le llevó a escribir novelas de literatura popular. Como escritor de libros de bolsillo cultivó el género bélico y la ciencia ficción, utilizando el seudónimo de Red Arthur para la propia editorial Valenciana y para la barcelonesa Toray.

En uno de sus viajes a Barcelona contactó con Bruguera, que le incorporó para colaborar como historietista en sus revistas, hecho que le revalorizó frente a su antigua editorial y, así, reanudó su colaboración como humorista gráfico para Valenciana. Estos compromisos le llevaron a abandonar la novela popular, aunque siguió compaginando la profesión de historietista con la de empleado de banca por las mañanas. A causa del exceso de trabajo tuvo que abandonar Bruguera para centrar su colaboración con Valenciana, aunque volvió a la editorial barcelonesa en los años setenta para mantenerse en ambas editoriales hasta su cierre.

Como tantos dibujantes, buscando un mejor trato profesional y económico, trabajó para editoriales europeas a partir de 1959, tanto por medio de la agencia Bardon Art como de forma directa, colaboraciones que mantendría hasta el final de su carrera profesional. También ilustró cuentos infantiles, algunos de ellos escritos por Federico Amorós.

Su estilo se mueve entre el “infantilismo” de la Escuela Valenciana, del que siempre intentó apartarse, y el humor más socarrón de la Escuela Bruguera, pero una constante en su dibujo ha sido siempre el dinamismo de sus personajes.

Publicaciones: Comicguia, El DDT/DDT (1ª época), Din Dan (2ª época), Gaceta Junior, Jaimito, Mortadelo, Mortadelo Gigante, Pulgarcito (2ª época), Pumby, Súper López, Súper Pulgarcito (2ª época), Toby, Trinca, Zipi y Zape, TBO (4ª época).

Series: Don Fabrique, hidalgo venido a pique (Bruguera, 1956), El guardia Felipito (Jaimito, 1956), Cucharito (Jaimito, 1957) , Juanito Miserias (Jaimito, 1957), Don Poli (Jaimito, 1957), Don Cleo (Jaimito, 1958), El guardián Felipe (Selecciones de Jaimito, 1958), Gedeón y el genio Eustaquio (después denominada El genio Eustaquio y Eustaquio, el genio de la lámpara, Jaimito, 1959), Centaurito (Pumby, 1960), Nabucodonosor y Pío, S.L. (Jaimito, 1961), Aladino (Pumby, 1961), El agente 7-7 cero a la izquierda (Jaimito, 1967), Hippy Fardón (Gaceta Junior, 1969), Don Percebe y Basilio, cobradores a domicilio (con algún guión de Matías Guiu, DDT, 1971), Angustio Vidal (Din Dan, 2ª época, 1971), Aníbal (Zipi y Zape, 1972), Quico (Pipa!, suplemento de Diario de Valencia, 1981), Marbelly Kasset, que vive de la jet set (con guión de Victor Mora, TBO, 4ª época, 1988), Gasolino y Pistón (Comicguia, 2000).