Pius
Bibliografía

Capdevila, Jaume:

Papitu (1908-1937). Sàtira, erotisme i provocació, Efadós, El Papiol, Barcelona, 2014.

Fontbona, Francesc:

Pidelaserra, Gent Nostra ; 86, Labor, Barcelona, 1991.

Pujols, Francesc:

El Pintor Pidelaserra, Syra, Barcelona, 1934.

Verrié, F.P:

El pintor Pidelaserra: ensayo de biografía crítica, Fundación Cultural Mapfre Vida, Barcelona, 2002.

VV.AA.:

Marià Pidelaserra 1877-1946, Museu Nacional d'Art de Catalunya, Fundación Cultural Mapfre Vida, Barcelona-Madrid, 2002-2003.

VV.AA.:

3 dibujantes: Pidelaserra, Mompou, Junoy, (Prólogo de Enric Jardí, notas de Josep Mª Cadena), Barcelona, Taber.

Pius

La participación de Marià Pidelaserra en las publicaciones de humor barcelonesas fue muy limitada en el tiempo y en el número de realizaciones, pero de gran calidad. Vocacionalmente pintor, formó parte del grupo Rovell de l’Ou e intervino en la revista manuscrita Il Tiberio, en la que publicó dibujos y críticas de arte. Se formó inicialmente en el taller de Pere Borrell, donde conoció a Xavier Nogués, su gran amigo, del que realizaría un retrato póstumo hoy propiedad de la Fundación que lleva el nombre de este artista. Viajó con Pere Isern y Emili Fontbona a París y, en 1905, realizó una importante exposición en la sala Parés de Barcelona. En la misma, junto con la monumental obra Retrato de la familia Deu (actualmente en el Museo de Arte Moderno de Barcelona), que originó una fuerte polémica, expuso cuadros críticos con la sociedad burguesa catalana que resultaron muy cuestionados. Decepcionado, se centró en las actividades fabriles de su familia y abrió un periodo en el que sólo pintaba ocasionalmente para sí y colaboraba bajo el pseudónimo Pius en el semanario Papitu y en la revista Picarol, invitado a expresarse de este modo por su compañero y amigo Nogués.

Su primera colaboración en Papitu fue en el número 94 del 14-09-1910, con el dibujo de una sombrerera o modista importunada en plena calle por un galanteador que le conmina a que se retire si no quiere que "li toqui el rebre" (“recibir”, en catalán), y éste la reta. En el número 95 del 21-09-1910 insistió con otro chiste gráfico. Esta vez, el dueño de una tienda, acabado de casar, explica a una clienta que, para no cerrar la tienda, ha salido primero de viaje de novios su mujer, y que él espera a hacer lo mismo a que ella vuelva. Luego interrumpió la colaboración y no volvió a ella hasta 1911, reemprendiéndola en el número 144 del 20-08-1911, y la mantuvo con asidua presencia hasta mediados de 1912, año en que, junto con Nogués, Manuel Humbert y otros, abandonó Papitu porque el mismo se declaró decididamente partidario de los temas altamente eróticos.

Pidelaserra volvió a la pintura de caballete en 1928 y expuso regularmente en Barcelona entre 1932 y 1935. Después de la Guerra Civil española volvió a pintar para sí y sus temas principales fueron los paisajes del Valle de Aran, del Pirineo aragonés y de Mallorca. Realizó también una serie de composiciones sobre la Vida de Jesús, y otra titulada Els vençuts sobre gentes humildes y sin fortuna, que constituye una visión muy intensa de la situación de gran parte de la sociedad civil catalana perdedora de la contienda bélica civil.

Publicaciones: Papitu, Picarol.