Peñarroya
Peñarroya Bibliografía

Peñarroya Peñarroya, José:

Lo mejor de Peñarroya, Súper Humor Clásicos, nº 10, Ediciones B, Barcelona, 2010.

Peñarroya

José Peñarroya llegó relativamente tarde al mundo de la historieta. Por razones históricas, antes tuvo que batallar en el bando republicano en la Guerra Civil y, por motivos económicos, pasó algunos años ejerciendo de contable en una empresa de licores. Pero su afición al dibujo era tan intensa, que acudió a la llamada de un anuncio en el que pedían personal en un estudio barcelonés de dibujos animados, Chamartín, donde colaboró ​​entre 1942 y 1945 como animador en cortometrajes de series como Don Cleque o Garabatos. La reaparición de Pulgarcito en 1946 lo llevó, por fin, a la historieta, creando inicialmente series como Don Pío (1946), Calixto (1947), Gordito Relleno (1948) y Don Berrinche (nacida en la revista El Campeón, 1948). Muy pronto, Peñarroya se convierte en uno de los principales colaboradores de Bruguera, desarrollando todas sus facetas como dibujante en multitud no sólo de historietas, sino de chistes, secciones e ilustraciones. Desde 1951, además, dejó constancia de su virtuosismo con el dibujo y el color en muchas de las portadas del semanario El DDT. Decepcionado con el trato que recibe como autor, en 1957 se unió a Cifré, Conti, Escobar y Eugenio Giner y abandonó Bruguera, creando con sus compañeros la empresa DER y, con ella, la revista Tío Vivo, para la que, además de muchas portadas, realizó series como La familia Pi y Olimpio.

Frustrada la aventura de Tío Vivo, Peñarroya retornó a Bruguera en 1958, creando series como Floripondia Piripí, se pirra por dar el sí (1958), Las chicas de Peñarroya (1958), Polita (1959), Quinielo Futbolínez (1960) y, sobre todo, Pepe el “hincha” (1962), donde retrataba con ironía las vicisitudes de un aficionado al fútbol, su deporte favorito. Sus dos últimas y más señaladas aportaciones a Bruguera fueron Pitagorín (1966), serie protagonizada por un niño superdotado intelectualmente, y Rudesindo el bucanero, un tipo de cuerpo entero (1966). Peñarroya también colaboró ​​para muchas publicaciones y periódicos (El Noticiero Universal, Dicen, Lean) fuera del entorno de Bruguera. En la década de los cincuenta encontramos su firma en revistas como Lecturas o en suplementos de cómics para la prensa como A todo color, mientras que en los sesenta publicó páginas en Tele Chico, suplemento infantil de la revista Tele Radio, o en la nueva etapa de la revista catalana Patufet. En todo momento, Peñarroya dejó un sello muy personal, que lo convirtió en uno de los grandes de nuestra historieta de humor.

Publicaciones: Pulgarcito, Súper Pulgarcito, El Campeón, El DDT, Suplemento de Historietas de El DDT, Tío Vivo, Sissi, Can Can, El Campeón de las Historietas, Tío Vivo (2a època), El Capitán Trueno Extra, Terror Fantastic, Tele Chico, Patufet, Lecturas, El Noticiero Universal, Dicen, Lean, A todo color.

Series: Don Pío, Calixto, Gordito Relleno, Don Berrinche, Pedrusco Brutote, La familia Pí, Olimpito, Bambalino Talíez, Floripondia Ripipí se pirra por dar el sí, Las chicas de Peñarroya, Polita, Viborita, Quinielo Futbolínez, Pepe el “hincha”, Don Chatarra, Pitagorín, Rudesindo el bucanero, un tipo de cuerpo entero, Draculino.