Mordillo
Bibliografía

Conde Martín, Luis:

El humor gráfico en España, Asociación de la Prensa de Madrid, Madrid, 2005.

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular. De la historieta y su uso, Editorial Sinsentido, Madrid, 2000.

Mordillo:

Mordillo para deportistas, Glénat, Barcelona, 1995.

Mordillo:

Amore Amore, Glénat, Barcelona, 1994.

Mordillo:

Le mariage, Glénat, France, 2008.

Mordillo:

Mordillo Golf, Glénat, Barcelona, 1993.

Mordillo:

Mordillo Love Story, Glénat, Barcelona, 1999.

Mordillo

Guillermo Mordillo nació en 1932 en un barrio de Buenos Aires llamado Villa Pueyrredón. Es hijo de padres españoles, y desde la niñez fue admirador de los dibujos de Walt Disney y se sintió atraído por el mundo de las viñetas. A los 16 años consiguió el certificado de ilustrador que le concedió la Escuela de Periodismo, cosa que le permitió entrar a trabajar en el estudio de animación Burone Bruché, trabajando como ilustrador para varios libros infantiles de la Editorial Códex, como, por ejemplo Tres cerditos, Los músicos de Bremen o Cuentos de Perrault, y colaboró con la revista Peter Pan. También publicó sus primeras historias para niños, como Fosforito, con guion de Aldo Cammarota.

En 1952 fundó Estudios Galas para realizar dibujos animados, pero en 1955 un compañero lo convenció para que se trasladara a Perú, y se estableció en Lima, donde trabajó como diseñador para la compañía McCann Erikson. Colaboró también con la Editorial Iberia, para la que ilustró las fábulas de Samaniego y Esopo. En 1960 dio el salto a Estados Unidos y, en Nueva York, trabajó en la productora Paramount en algunos episodios de animación del célebre marinero Popeye o de The Little Lulu.

En 1963 viajó a España, pero no le gustó el ambiente de la época franquista, así que se marchó a París, donde realizó dibujos humorísticos para Éditions Mic Max. Más tarde, consiguió colaborar con Le Pèlerin, y también con Paris Match. En la misma época, gracias al animador esloveno Miki Muster, colaboró con la prestigiosa publicación alemana Stern. En esta época conoció a Amparo Camarasa, con quien se casó y tuvo dos hijos: Sébastien (1970) y Cécile (1972). Hacía 1972 el autor ya tenía un estilo de dibujo consolidado que poco iba a variar con el transcurso de los años. En esta década llegó a su máximo de popularidad, y sus dibujos aparecieron en varias publicaciones por todo el mundo. En Argentina, a pesar de su ausencia física, publicó con éxito en Mengano y en Media Suela. Se realizaron libres, pósters, llaveros, agendas, tarjetas, felicitaciones… basados en sus dibujos. En Buenos Aires publicó en el dominical La Nación (el periódico más antiguo de Argentina) y en Magazine.

Para poder trabajar con más tranquilidad, en 1980 se estableció en Mallorca, donde viviría 18 años hasta que se instaló en Mónaco en 1998. Su trabajo ha estado siempre centrado en la expresividad del color. A partir de 2007 dejó de utilizar anilinas (que desaparecen por efecto de la luz y tienen problemas de conservación) para pasar a utilizar acrílicos, pasteles y rotuladores con pigmentos naturales. Participó en un seminario en Zermatt (Suiza) y por una propuesta de la editora Art Petrus realizó una tirada limitada de dibujos en alta definición. Actualmente aún reside en el Principado de Mónaco.

Se declara admirador de Sempé, Quino y Schulz.

Su dibujo es mudo desde su etapa francesa, que es donde nace el Mordillo que conocemos, ya que por entonces no conocía el idioma.  Sus temas más habituales son el amor, los deportes (especialmente el fútbol, del que comenta que le gusta porque ni los mismos jugadores saben cómo acabará, y el golf) o los animales, con una predilección especial por las jirafas, de las que dice que son unos animales muy elegantes y, sobre todo, silenciosos. Sus personajes siempre tienen narices grandes y redondas. Su estilo de dibujo no siempre ha sido igual: empezó a cambiarlo a los 40 años, de modo que sus dibujos primitivos no se parecen mucho a los actuales. El autor que contabiliza sus dibujos, había realizado 4.266 en julio de 2016, y define su humor como “la ternura del miedo”. Según dice: “Hago humor para no llorar”. Y añade: “Sigo el instinto, no la inteligencia”.

La lista de premios y distinciones que ha recibido es interminable. Las más importantes son el Phoenix del Humor de 1973; el Yellow Kid (Italia, 1974); el Nakanoki (Tokio, 1977); Cartoonist of the Year (Canada, 1977); Premio d'Oro de San Remo (Italia, 1978 y 1983); la medalla de plata en la V Biennal de Tolentino (Italia); la medalla de plata en el Primer Festival de Dibujo Humorístico de Sarajevo (Serbia); y la medalla de oro de la Asociación de Dibujantes Argentinos. También fue distinguido con el título de Catedrático Honorífico por la Universidad de Alcalá en el año 2002.

Publicaciones: Balalaika, Bocaccio, Cachondeo A Tope / Humor A Tope, Comix Internacional, El País Semanal, El Papus, El Semanal, Flashmen, La Codorniz, La Nación (dominical), Le Pèlerin, Magazine, Marie Claire, Media Luna, Mengano, Nacional Show, Oui, Papillon, Paris Match, Peter Pan, Quevedos, Siesta, Stern.