Max
Max Bibliografía

Capdevila, Francesc (Max):

La cova del musol, Consell Insular de Menorca, [s.l], 2012.

Capdevila, Francesc (Max):

Gustavo contra la actividad del radio, La Cúpula, Barcelona, 1982.

Capdevila, Francesc (Max):

Cien sillones y pico, Nordica Libros, [s.l], 2015.

Capdevila, Francesc (Max):

Peter Pank, La Cúpula, Barcelona, 1985.

Capdevila, Francesc (Max):

¡Oh, diabólica ficción!, La Cúpula, Barcelona, 2015.

Capdevila, Francesc (Max):

La muerte húmeda, Complot, Barcelona, 1986.

Capdevila, Francesc (Max):

El Beso Secreto, La Cúpula, Barcelona, 1987.

Capdevila, francesc (Max):

Cinco mujeres fatales, La Cúpula, Barcelona, 1989.

Capdevila, Francesc (Max):

Pankdinista!, La Cúpula, Barcelona, 1990.

Capdevila, Francesc (Max):

Como perros, La Cúpula, Barcelona, 1995.

Capdevila, Francesc (Max):

Bardín, el superrealista, La Cúpula, Barcelona, 2014.

Capdevila, Francesc (Max):

Fets, dites, cabòries i vagareigs de Bardín el Superrealista, La Cúpula, Barcelona, 2007.

Capdevila, Francesc (Max):

Bardín baila con la más fea, Mediomuerto, [s.l], 2000.

Capdevila, Francesc (Max):

Todo Max, La Cúpula, Barcelona, 2000.

Capdevila, Francesc (Max):

El bosc negre, Govern Illes Balears, Palma de Mallorca, 2007.

Capdevila, Francesc (Max):

Vapor, La Cúpula, Barcelona, 2012.

Capdevila, Francesc (Max); Joan, Pere:

Una conversación/sketchbook, Sinsentido, Madrid, 2005.

Capdevila, Francesc (Max); Mir, Paco:

El Capital, Pastanaga, Barcelona, 1977.

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular: de la historieta y su uso (1873-2000), 2 volúmenes, Ediciones Sin sentido y Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Madrid, 2001.

Dopico, Pablo:

El cómic underground español, 1970-1980, Ediciones Cátedra, Madrid, 2005.

García, Santiago:

U. El hijo de Urich, Núm. 4, Camaleón, Barcelona, 1997.

Guiral, Antoni:

Del tebeo al manga, una historia de los cómics, Tomo 10, Torroella de Montgrí, 2013.

Solà i Dachs, Lluís:

"Max, l'underground com a començament", Hoja del Lunes, Dibuixants d'ara, 2 d'agost, Barcelona, 1982.

Sotorra, Andreu:

"Al·legories", Diari Avui, 4 de juliol, Barcelona, 1997.

VV.AA.:

Butifarra! El còmic dels barris (1975-1987), TantaTinta, Ajuntament de Barcelona, Barcelona, 2015.

Max

En el año 1982, cuando Francesc Capdevila acababa de darse a conocer como dibujante, Lluís Solà-Dachs realizó un reportaje sobre él en el periódico barcelonés La Hoja del Lunes. El artículo acababa con la frase: “Max es un dibujante que se declara de pensamiento ecologista y que, si sigue como hasta ahora, estará en camino de ser algo más que un mero nombre en el mundo del grafismo”. Este párrafo parece profético en la actualidad porque, hoy en día, muchos consideran a Max uno de los máximos exponentes del cómic europeo.

Como la gran mayoría de los dibujantes, Max creció admirando los monigotes de Walt Disney y, una vez terminado el bachillerato, se matriculó en Bellas Artes (1973) para estudiar pintura y allí, además de conocer al que sería su amigo y colaborador Pere Joan Riera (Palma de Mallorca, 1956), entró en contacto con los dibujantes que se disponían a realizar El Rrollo Enmascarado. La revista, que vendían ellos mismos por la calle, fue una de las primeras publicaciones underground de nuestro país. En esa época conoció a compañeros como Nazario y Javier Mariscal. El Rrollo Enmascarado le mereció su primer juicio ya que la publicación fue acusada de obscenidad. En esta primera etapa colaboró en Mata Ratos bajo la dirección artística de Conti, donde firmaba con su nombre, en publicaciones de la Editorial Bruguera y en revistas infantiles como Pumby, Jaimito o TBO, muy populares en esa época. Pero la influencia de los dibujos del americano Robert Crumb lo llevaron a decidirse a dibujar en un estilo más cercano al underground ya que este movimiento representaba una rebelión contra el pensamiento de quienes regían la sociedad de los años setenta y el derribo de todas las barreras, incluyendo la censura de todo tipo.

En 1974 dibujó para la innovadora Star, una revista que tuvo muchos problemas con la censura franquista, y al año siguiente entró a formar parte del grupo llamado Butifarra!, dirigido por Alfons López, donde firmaba sus obras con el apodo de La plumilla mágica.

Paralelamente dibujó para Miquel Riera, el editor de la revista musical Vibraciones, que le publicó álbumes como Purita, A la calle, Picadura Selecta o El Sidecar. Además, coherente con su pensamiento, también colaboraba en revistas de barrio.

En 1977 adoptó la firma de Max, lo que coincidió con un cierto cambio en su estilo que sucedió cuando empezó a fijarse en la obra de los grandes dibujantes catalanes como Junceda, Opisso, Cornet, Llaverias o Apa, entre otros. Adoptó este seudónimo porque le gustaba y porque sonaba igual en catalán que en cualquier otro idioma, aunque él mismo, bromeando, explicaba que el nombre lo había sacado de un dibujante holandés que descubrió por casualidad y se llamaba Max Ajax, en una clara referencia futbolística. Ese mismo año, poco antes de ir a la mili, dibujó en la historieta El Capital de Karl Marx, junto con Paco Mir. También ilustró un librito explicativo sobre la democracia en la empresa y realizó Muérdago, una publicación completamente autogestionada. El fanzine, en la más pura línea underground, tuvo un solo número que apareció en 1976 y del cual se imprimieron mil ejemplares que él mismo se dedicó a vender por las calles de Barcelona.

Durante el paréntesis del servicio militar, que pasó en Madrid, siguió dibujando para alguna revista de barrio y realizó el monigote para la cabecera de la revista en catalán Rodamón. Cuando volvió a Barcelona se encontró sin trabajo y consideró seriamente la posibilidad de abandonar el dibujo, pero justo entonces le surgió la oportunidad de publicar en El Víbora, una revista de cómics que tenía que llamarse Goma 3, título que en aquellos momentos se prohibió por motivos evidentes. Fue en esta publicación en la que Capdevila dio un giro definitivo, se desembarazó de muchas líneas inútiles e intentó encontrar un estilo de dibujo más claro y limpio. Durante esta época realizó carteles, postales, ex-libris y dibujos publicitarios. En mayo de 1982 salió Gustavo contra la actividad del radio, un álbum publicado por La Cúpula que era un cómic de aventuras con mensaje antinuclear. En abril de ese mismo año participó en la fundación de la Editorial Saco Roto, que sacó a la calle una revista de cómic en catalán llamada Cul de Sac en la que Capdevila realizaba una página titlaba La Barrila Bar, una serie protagonizada por los personajes de un establecimiento en el que todo es posible. Al año siguiente, en El Víbora, creó su personaje Peter Pank. También aparecieron dibujos suyos en el extranjero: en la revista alemana U-Comix y en Estados Unidos, donde publicó un álbum, Spanish fly, que era una recopilación de obras de dibujantes que trabajaban para El Víbora.

En 1984 su vida dio un giro. Se trasladó a Mallorca con su mujer (que era de allí) y su hija y publicó el álbum El Carnaval de los Ciervos (Arrebato) donde, influido por Yves Chalaud y por el belga Ever Meulen, se adentró en terrenos mitológicos y fantásticos que ya no dejaría. También colaboró con Santiago Auserón realizando cubiertas de discos para Radio Futura. En 1989  publicó otros libros: Mujeres fatales, La biblioteca de Turpin, El jugador de los dioses y Alicia en el país virtual. En 1990 se dedicó más a la ilustración y al diseño. Hizo carteles, libros, revistas, discos, diseños para relojes (Swatch, 1997), portadas para la revista The New Yorker, la mascota del centenario del Futbol Club Barcelona (1999) y un cortometraje de animación de la serie Microfilm que recibió un premio LAUS en el año 2000. En esta época se fue alejando de la línea clara para adoptar un estilo más austero y menos lineal. También dibujó historias cortas como Los invasores o El mapa de la oscuridad.

En 1993, junto con su amigo Pere Joan, publicó Nosotros somos los muertos, un relato sobre la guerra de Yugoslavia que dio lugar a la revista del mismo nombre (también conocida por su acrónimo NSLM), que duró hasta 2007. Los últimos años ha seguido publicando, tal vez con menos intensidad, catálogos, monografías y libros, entre ellos una adaptación de un capítulo del Quijote en una obra colectiva titulada Lanza en astilleros (2005), El piano rojo en 2008, que incluía un disco de Pascal Comelade, y Oh diabòlica ficció en 2015. En total, Max ha publicado hasta hoy más de 60 títulos.

Max, que realiza seminarios sobre cómic por todo Europa, ha obtenido muchos reconocimientos en su carrera, como el del Salón del Cómic de Barcelona, que lo ha premiado en varias ocasiones: en 1988 (Premio a la Mejor Obra por Licantropunk), 1996 (Premio a la Mejor Obra por Como perros), 1998 (Premio al Mejor Guion por El prolongado sueño del Sr. T.) y en 2007 (Premios a la Mejor Obra, Dibujo y Guion por Bardín, el superrealista). Además, recibió el Gram Premio del Salón del Cómic de Barcelona en el año 2000. También ganó el Premio de la Crítica Serra d’Or de 1997, el Nacional de Ilustración Infantil y Juvenil en 1997, el Nacional del Cómic del Ministerio de Cultura en el año 2000 y el Premio Junceda de Ilustración en 2004.

Publicaciones: Alfalfa, Angelitos Negros, BloKes, Butifarra, Cairo, Cavall Fort, Comix Internacional + Ilustración, Complot, Cuerpo-Mente, Cul de Sac, Diari d'Andorra, Dinamo, Efe Eme, El Boletín, El Diario de Mallorca, El Ecologista, El País, El Rrollo Emmascarado, El víbora, Entrance, Europa Viva, Globo, Graficolorancia, Idiota y Diminuto, Integral, Interviu, Isidoro, Jaimito, L'Infantil Tretzevents, Literatura, Lovecraft's , Dossier, Librum, Madriz, Makoki, Mata Ratos, Mediomuerto, Mercè 85, Mono Gràfico, Muérdago, Nosotros somos los muertos (NSLM), Peonza, Pogo, Pumby, Rock Comix, Rodamon, Rumbo Sur, Star, Südedeutsche Zeitung, Taka de Tinta, TBO (Bruguera),The New Yorker, Tupataleta, U Cormix, Vol 502.

Series: Aventuras de Gustavo (El Víbora, 1979), Balín y Balán (TBO, 1986), Bardín, el Superrealista (Nosotros somos los muertos, 1997), Cinco mujeres fatales (El Víbora, 1985), La Barrila Bar (Cul de Sac, 1983), La biblioteca de Turpin (El Pequeño País, 1989), Peter Pank (El Víbora, 1983), Punkarcito (El Víbora, 1985).