Bibliografía

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular. De la historieta y su uso, Editorial Sinsentido, Madrid, 2000.

VV.AA.:

Psicalíptics. Erotisme i transgressió a les revistes il·lustrades del principi del segle XX, Museu d'Art de Sabadell, Sabadell, 2004.

López Rubio

Hermano del dramaturgo, director de cine y humorista José López Rubio (1903-1996), Francisco López fue ilustrador, dibujante e historietista. Sus deseos de vivir profesionalmente del dibujo lo impulsaron a trasladarse a Madrid en 1915, donde entró en la redacción de la revista Blanco y Negro. En esos primeros años en la ciudad, se convirtió en amigo inseparable del dibujante K-Hito. López Rubio pronto se hizo popular por sus colaboraciones en multitud de revistas con sus dibujos para el público infantil, sus ilustraciones, recortables, dibujos para colorear y juegos. A principios de los años veinte formó parte de la redacción de la revista Buen Humor, que dirigió Sileno, y en 1927 fue uno de los fundadores de la revista Gutiérrez. Colaboró también en la prensa extranjera con periódicos como La Nación de Buenos Aires. Durante esa época compatibilizó su trabajo de ilustrador con la labor de realizar escenografías para teatros madrileños como el Español, el Fontalba o el Cómico.

En los años previos a la Guerra Civil consiguió que su nombre se hiciera popular con la creación de entrañables personajes como el conejo Roenueces, Don Oppas, el Mago Pirulo, el Profesor Bismuto y los pequeños Lita y Lito. Junto a Elena Fortún (1886-1952) formó la columna vertebral del suplemento infantil Gente Menuda.

Su estilo de dibujo minimalista, cercano a lo que llamamos línea clara, y su tipo de humor ocurrente y amable conseguía una aproximación directa con su público lector. Tras la guerra sus creaciones no encontraron su lugar en las publicaciones de la época, y fue menguando la popularidad que había alcanzado en la preguerra.

 

 

Publicaciones: ABC, Blanco y Negro, Buen Humor, Chiribitas, Don José, Gente Menuda, Gutiérrez, La Nación, Macaco, Muchas gracias, Nicolas, Pinocho.