Josep Alumà
Josep Alumà
Bibliografía

Bosch, Juan Fco:

El cartelista Alumà y su modalidad nueva, Graf Indust, Barcelona, 1941-42.

M. R.:

José Alumà a Colombia, número. 645, Editorial Destino, Barcelona, 1949.

Marín, Maria Isabel:

"Cercle", números 1 i 2, Barcelona, Abril/setembre 2009.

Mylos:

En el taller de los artistas, número 891, Destino, Barcelona, 1954.

Rafols, J.F.:

Diccionario biográfico de artistas de Catalunya, Volumen 1, Editorial Millà, Barcelona, 1951.

Josep Alumà

En 1914 empezó a estudiar en la Escuela de Artes y oficios, donde fue discípulo del conocido dibujante Francesc Labarta. Entre 1919 y 1936 se dedicó al arte de la decoración y al diseño de vestuario para las varias revistas que se representaban en los music halls del Paralelo barcelonés con títulos como Cri-Cri, Chófer al palace, Charivari, Color, etc. También realizaba los carteles para esos espectáculos, además de cultivar la pintura al óleo. Entre 1919 y 1936 obtuvo cinco primeros premios y siete segundos con distintos carteles de teatros, bailes, publicaciones o propaganda diversa, y en 1929 obtuvo una mención honorífica en la Exposición Internacional de Barcelona. En referencia a su participación en la prensa satírica con algún dibujo, su hijo Jordi (pintor excelente, reconocido con la Creu de Sant Jordi) asegura que nunca dibujó ningún chiste.

Fue miembro del sindicato de dibujantes profesionales y de la asociación de cartelistas, constituida en 1933. Durante la guerra también se dedicó a la cartelería. En marzo de 1917 fue admitido como socio del Círculo Artístico, y en 1922 ganó el primer premio del concurso de carteles para anunciar el periódico L’Opinió, aunque su cartel estrella fue el que llevaba el lema “Visca l’Exèrcit Popular” (“Viva el Ejército Popular”), que mostraba a un soldado desfilando y junto a él, ligeramente difuminados, a sus compañeros. Ese cartel fue idea de Garcia Falgàs, con un boceto elaborado por Lluís Perotes y pintado y firmado por Josep Alumà. El cartel fue reproducido en La Vanguardia el día 27 de febrero de 1937 y motivó que, acabada la Guerra Civil española, Alumà fuera juzgado y condenado a muerte por un tribunal franquista. Esta condena le fue conmutada por la de cadena perpetua y, finalmente, por una condena de 10 años de la que acabó cumpliendo dieciséis meses. Tras el maltrato sufrido, sin embargo, no volvió a ser el mismo Alumà.

Su vida personal también sufrió muchas vicisitudes. Su primera mujer, Conxa Masvidal, murió en el parto de su hijo Jordi, a los veintidós años. Se casó por segunda vez, y su hija, Eva Alumà Cardona, nació justo el 19 de julio de 1936, cuando en Barcelona sonaban los primeros disparos de la Guerra Civil. La muchacha murió de cáncer a los diecinueve años.

Tras sus traumáticas experiencias en la cárcel, Alumà trabajó como profesor en los colegios de la diputación de Barcelona. También realizó varias exposiciones, la primera en la Sala Rovira, poco después de salir de la cárcel, además de otras en las Galerías Pictoria en 1941, en las Galerías Argos (1947) o en el Saló de Tardor de 1950. Finalmente, fundó su propia academia (Liceo Las Artes, en la Gran Via de Barcelona, entre las calles Muntaner y Casanova) que funcionó hasta su muerte.

Principales publicaciones: La Vanguardia, La Publicitat, L’Opinió.