Jordi Labanda
Bibliografía

García-Siñeriz, Ana; Labanda, Jordi:

Elemental, estimada Zoè, Estrella Polar, Barcelona, 2014.

García-Siñeriz, Ana; Labanda, Jordi:

La banda de Zoé 1. Los dos mundos de Zoé, Editorial Planeta, S.A, Barcelona, 2011.

Labanda, Jordi:

Hey day, RM Verlag, S.L, Barcelona, 2003.

Labanda, Jordi:

La vida moderna, RM Verlag, S.L, Barcelona, 2008.

Labanda, Jordi:

Si te he visto no me acuerdo, RM Verlag, S.L, Barcelona, 2005.

Labanda, Jordi:

Telephone drawings, Blur Ediciones, S.l., Madrid, 2010.

Jordi Labanda

El nombre del ilustrador Jordi Labanda se asocia de inmediato con el glamour, la sofisticación y las formas estilizadas, especialmente las femeninas, con prendas y complementos a juego y gafas a la última moda. Su elegante estilo ha hecho escuela y ha sido imitado por multitud de ilustradores. Su singular dibujo, reforzado por un extraordinario tratamiento del color, ha apoyado campañas comerciales de distintas marcas hasta convertirse, a su vez, en una potente marca capaz de generar clubs de fans a su alrededor.

Jordi Labanda se trasladó a Barcelona con tres años, es catalán de adopción y cosmopolita por vocación (actualmente reside en Nueva York). No es exagerado afirmar que se trata del ilustrador más famoso de España. Ha trabajado para Wallpaper, Vogue y el Magazine del diario La Vanguardia. Sus dibujos y su firma se han trasladado a todo tipo de soportes: bolsos y pañuelos de mujeres, carpetas, mochilas, agendas, bolígrafos, alfombras, papeles pintados para la pared y, por supuesto, camisetas. Puede presumir incluso de haber diseñado el interior de un coche (el Nissan Micra).

Labanda retrata un mundo bello e idealizado, de una perfección inalcanzable, distante pero sin embargo atrayente gracias a su capacidad por recrear un mundo perfectamente ordenado en donde se reconoce la atracción del autor por figuras como Audrey Hepburn (un referente) y por las películas de Douglas Sirk.

Siempre dibuja a mano y colorea sus obras con gouache. En la época de la informática, Labanda quiere que se note el trazo del artista, de la mano que ejecuta la obra. Estudió diseño industrial y eso le acercó al mundo de las tres dimensiones, de ahí que se encuentre tan cómodo cuando su dibujo adopta esa nueva dimensión fuera del original. Lo demuestra su colaboración con la firma catalana de papelería Miquelrius (desde 2001). Siempre ha defendido que su salto al mundo de la moda fue natural y que ese es un campo perfecto para un ilustrador. Pero lo cierto es que su obra no se limita a ilustrar la moda sino que se ha convertido ella misma en una moda.

Ha servido como soporte publicitario de firmas como Louis Vuitton, Zara, Font Vella, Danone, Vodafone, Adidas, Dior o American Express. Entre sus obras más conocidas figuran los cinco murales para la firma de restauración Sandwich & Friends. Su trabajo ha sido exhibido en galerías y museos de Tokio, París, Milán, Buenos Aires y Barcelona.

Junto a Ana García-Siñeriz ha lanzado una colección de libros infantiles titulada La banda de Zoe (Editorial Planeta) y ha recopilado parte de sus trabajos en libros como Heyday o Si te he visto no me acuerdo (Editorial RM).

Además de la moda, otros de los temas predilectos de Labanda como ilustrador son el amor, el consumismo compulsivo, el lujo de las fiestas de alto standing, las marcas de gama alta, la cultura del diseño, los museos y las galerías y la presencia de las nuevas tecnologías en nuestras vidas. En sus obras no hay personajes con sobrepeso, alopecia o tristeza. Abunda el hedonismo, el egocentrismo y la altanería. Y sin embargo, tras esta despreocupación total de sus criaturas parece adivinarse también una crítica a la superficialidad de nuestra época.

“Ante la moda puedes sentirte emocionado cuando reconoces la categoría artística de una prenda o la mano de un diseñador, pero no puedo dejar de pensar que hay un aspecto circense en todo este mundo de la elegancia, que es capaz de generar un modelo de personaje que acaba siendo víctima de la moda”, reconoce Labanda al periodista Emilio Manzano (La Vanguardia Magazine, 20 de abril de 2003).

Para sus colaboraciones en prensa, Labanda ha practicado asiduamente el chiste (siempre con una única y gran imagen en color acompañada de un texto al pie) y muy raramente el cómic. Uno de esos escasos ejemplos lo encontramos en la serie de tiras cómicas De lo last, publicadas en Vang, suplemento semanal juvenil y de nuevas tendencias que publicó cada viernes durante dos años el diario La Vanguardia (el primer número apareció el 29 de septiembre de 1995 y en él también colaboró Pep Brocal con tiras y páginas de historieta).

La serie De lo last presentaba un estilo de dibujo más esquemático de lo habitual en Labanda, con una fuerte presencia de la línea negra haciendo de contorno y una rotulación tipográfica hecha por ordenador, igual que el perfil de las viñetas y las líneas de los globos. Habitualmente las tiras tenían tres viñetas y los personajes abusaban de anglicismos y neologismos en sus diálogos, haciendo así un retrato de lo que en la época ya empezaba a convertirse en cliché.

Publicaciones: Elle, Fanzine 137, La Vanguardia Magazine, Marie Claire, The NY Times Sunday Magazine, Visionaire, Vogue, Wallpaper.

Principales series: De lo last, Si te he visto no me acuerdo.