Iñigo

Empezó a dibujar profesionalmente a mediados de los años cincuenta ilustrando adaptaciones de novelas clásicas para la editorial Archivo de Arte. A partir de 1958 empezó a crear historietas y humor gráfico para la Editorial Bruguera y también para su agencia para el mercado extranjero (Creaciones Editoriales). Su trazo seguro y realista le sirvió para dibujar una serie extensísima de chicas sexis que poblaron múltiples publicaciones de Bruguera, y que por medio de su agencia se esparcieron a muchos otros países. Japón fue uno de los países donde sus dibujos gozaron de más popularidad.

Su humor irónico y picaresco se empezó a ver en la serie Robertito y Elisenda, una pareja estupenda, creada en 1958 para Sissi. Siguió dibujando más parejas jóvenes, que era lo que le encargaban por entonces, como Heliodoro y Robertita, una feliz parejita, (Can Can, 1960) y Chelito y Marisita, ambas con su parejita (Sissi, Novelas Gráficas). La serie de historietas más conocida de Iñigo fue Lola (también titulada Lolita), creada para el mercado internacional en 1962. La popularidad de este personaje mereció que Bruguera hiciera una colección de 28 entregas monográficas en 1975. Lola, que también se publicó en periódicos como Pueblo o ABC, era una tira de cuatro viñetas que versaba sobre la vida de una chica atractiva y de sus relaciones con los hombres, que quedaban rendidos a sus evidentes encantos. La historieta era muda para ahorrar en traducciones, lo que supuso para el creador tener que trabajar mucho más el ritmo narrativo del gag. Lola se publicó en Argentina, Noruega, Estados Unidos, Portugal y Japón. A finales de los años setenta, en plena época del destape y de una incipiente pornografía, el humor picantillo más o menos sutil perdió sentido.

En los años ochenta creó Trotamundo (1981), un simpático vagabundo que iba siempre en compañía de un perro llamado Chispa. Esta historieta sobre un hombre que intentaba en cada historieta buscarse la vida para satisfacer sus necesidades básicas se publicó en Zipi y Zape y Pulgarcito. Cuando cerró Bruguera, Iñigo pasó a realizar ilustraciones para diversas editoriales.

Publicacions: ABC, Blanca, Bruguelandia, Can Can (1ªépoca), Din Dan (2ª época), El Campeón, Esther, Gina, Lola, Pecosa, Pulgarcito (2ª época), Selecciones de Humor de El DDT, Sissi, Super Guai, Super Rompetechos, Super Tío Vivo, Zipi y Zape.

Sèries: Robertito y Elisenda, una pareja estupenda (Sissi, 1958), Las chicas de Iñigo (Can Can, 1ª época, 1959), Lali y su pandilla (Can Can, 1ª época, 1959), Heliodoro y Robertita, una feliz parejita, (Can Can, 1960), Pituca, la pecosa, chiquita y muy liosa (Sissi Juvenil, 1961), Chelito y Marisita, ambas con su parejita (Sissi Novelas Gráficas, 1961), Eloy, chico de hoy (Mundo Juvenil, 1963), Lola (Creaciones Editoriales, 1962; como Lolita en Pueblo, 1963 y ABC, 1984), Sofía (Can Can, 2ª época, 1963), Maripili y Leopoldino, un matrimonio muy fino (Din Dan, 1968), Marta y María (ABC, 1969), Cinco citas con Lola (Can Can, 4ª época, 1978), Wanda (guión de Armando Matías Guiu, Can Can, 4ª época, 1978), Trotamundo (varios guionistas, Zipi y Zape, 1981), Maica (Esther, 1981), Jane (guión de Julio Fernández, Bruguelandia, 1982), Wendy (guión de Jaume Ribera, Bruguelandia, 1982), Candela (ABC, 1983), Susana (Pecosa, 1986).