Gosé
Bibliografía

Garcia, Josep Miquel:

Xavier Gosé 1876-1915, Ajuntament de Lleida, Lleida, 1996.

Mongay, Cristina:

Xavier Gosé, d’observador de la Belle Époque a mite lleidatà, Edicions de la Clamor, Lleida, 2015.

Navarro, Jesús:

Xavier Gosé y el París elegante, Prensas universitarias de Zaragoza, Zaragoza, 2012.

VV.AA.:

Xavier Gosé, 1876-1915, Fundació Caixa de Pensions, Barcelona, 1984.

VV.AA.:

Xavier Gosé (1876-1915), el París de la belle époque, Fundación Cultural Mapfre Vida, Madrid, 1999.

Gosé

Nacido incidentalmente en Alcalá de Henares, donde su padre había viajado en compañía de su esposa, en avanzado estado de gestación, para realizar unos trabajos topográficos, Gosé pertenecía a una familia leridana. Se trasladaron a residir a Barcelona cuando el futuro artista era muy joven. Demostró talento artístico desde muy pequeño, y en el curso 1894-1895 consta como matriculado en la Llotja, Escuela de Bellas Artes. Su primera formación la adquirió más intensamente en el taller de Josep Lluís Pellicer.

En 1899 realizó dos portadas para el semanario artístico Quatre Gats. La primera (número 6 del 16-03-1899) representa a un pescador en una playa que arrastra una red para sacarla del agua y la segunda (número 9 del 06-04-1899) muestra una joven pareja que contempla el paisaje por la ventana del vagón de tren en el que viajan.

En 1900 fue llamado a colaborar en La Il·lustració Llevantina. La revista, que salía cada diez días, fue sancionada con una suspensión de cinco meses por informar de que el ministro Eduardo Dato había recibido silbidos durante su viaje oficial por Cataluña, y Gosé se fue a París, donde publicó en Le Rire y L'Assiette au Beurre. Este último semanario dedicó dos números a sus dibujos (número 44 del 01-02-1902 y número 118 del 04-07-1903). Desde la capital francesa colaboró en las revistas alemanas Jugend y Simplicissimus y expuso en el salón de la Société National des Beaux-Arts.

En 1903 regresó a Barcelona y dibujó en los semanarios L'Esquella de la Torratxa, en el número 1282 (31-07-1903) en un dibujo en el que, bajo el título Al Passeig de Gràcia, aparecía una mujer hambrienta con dos criaturas, una de ellas en brazos, pidiendo caridad a las familias endomingadas que ocupaban las sillas del paseo burgués, y en el número 1293 (16-10-1903), una castañera sonriente tiene por título Orenetes d'hivern; y en La Campana de Gràcia (suya es la portada del almanaque para 1903), a la vez que mostraba su obra más reciente en la sala Parés. L'Esquella de la Torratxa (número 1293 del 16-10-1903), en un extenso esquellot en el que se elogiaba al artista, publicó al respecto: “Coneixíem al Gosé dibuixant i il·lustrador, i sabíem els punts que calçava dintre de les exigències de l’art modern. Avui se’ns presenta com a colorista valent i coneixedor de les gammes i de la llum. L’inesgotable tema de la dona està tractat, al marge d’alguns desencaixaments perdonables, d’una manera nova i simpàtica.” (“Conocíamos al Gosé dibujante e ilustrador, y sabíamos el punto que calzaba dentro de las exigencias del arte moderno. Hoy se nos presenta como un colorista valiente, conocedor de las gamas y de la luz. El tema inagotable de la mujer está tratado, al margen de algunos desencajes perdonables, de una manera nueva y simpática.”). A la vez, la crítica incitaba a los amantes del arte a comprar las obras, ya que "no hem de voler que es digui una vegada més que Catalunya és una «mala mare» per als seus fills artistes, que han d'anar a ésser estimats fora de casa." (“no tenemos que querer que se diga una vez más que Cataluña es una «mala madre» para sus hijos artistas, que tienen que irse a buscar afecto fuera de casa.”).

Residente más en París que en Cataluña, Xavier Gosé realizó otras exposiciones en Barcelona. Una muy notable fue en diciembre de 1911 en la sala Dalmau, donde sus admiradores le ofrecieron un banquete como homenaje. La Primera Guerra Mundial representó el regreso de Gosé, que ya se encontraba enfermo de tisis, a Cataluña. En sus últimos meses se instaló en Lleida y allí falleció en marzo de 1915. L'Esquella de la Torratxa  (número 1891 del 26-03-1915) le dedicó una página con su retrato de perfil y dos dibujos inéditos: uno de dos mujeres con pañuelo en la cabeza sentadas en un banco y otro de dos obreros sentados sobre un tablón con un carruaje detrás y una carretilla a un lado.

Gosé, aunque catalán y artista que expuso en Barcelona, pertenece a la corriente de dibujo de corte europeo, donde destacó por su habilidad y riqueza expresiva para retratar un mundo de refinamientos sociales y dandismo.

Publicaciones: Quatre Gats, L’Esquella de la Torratxa, La Campana de Gràcia, La Il·lustració Llevantina, Pèl & Ploma, Catalunya Artística, Hispania, Le Rire, L'Assiette au Beurre, Jugend, Simplicissimus.