Eusebi Planas
Eusebi Planas Bibliografía

Bori, Salvador:

Tres maestros del lápiz de la Barcelona ochocentista. Padró, Planas, Pellicer, Ediciones Librería Milla, Barcelona, 1945.

Chamorro, Thelma:

Imágenes de México. Las historietas de El Buen Tono de Juan B. Urrutia 1909-1912, Instituto Mora, México, 2002.

Vélez, Pilar:

Eusebi Planas (1833-1897). Il·lustrador de la Barcelona vuitcentista, Curial edicions catalanes i Publicacions de l’Abadia de Montserrat, Barcelona, 1999.

VV.AA.:

El dibuix a Catalunya. 100 dibuixants catalans que cal conèixer, Pòrtic, Barcelona, 2004.

VVAA:

Monografias históricas de Barcelona. Número 5, Editorial Millà, Barcelona, 1945.

Eusebi Planas

Eusebi Planas, descendiente de un linaje de abogados de La Bisbal d’Empordà, nació y murió en Barcelona y fue, con diferencia, el dibujante más famoso y mejor pagado de su época. Esto le permitió llevar una vida fastuosa, con paseos a caballo por el Paseo de Gracia y trajes de las mejores tiendas de Barcelona.

Fue también el rey del dibujo sobre piedra litográfica. Hizo su aprendizaje en París en 1849, donde adquirió unos conocimientos innovadores que le permitieron, al volver a Barcelona, refundar esa técnica con la colaboración de Carles Labielle, prescindiendo de todas las incomodidades que hasta entonces la habían hecho difícil y de resultados inciertos. Podía evitarse, entre otras cosas, utilizar el famoso bozal que los litógrafos debían sostener con la boca mientras sujetaban la piedra con los codos para evitar estropear el dibujo con su aliento. Los métodos aprendidos en París le permitieron desterrar estas molestias, además de conseguir un resultado final tan preciso que le hizo famoso hasta el punto de que se vio incapaz de atender a todos los encargos que le hacían. Llegó al extremo de recibir piedras en su casa traídas por un mensajero que tenía órdenes de esperar hasta que el dibujo estuviera terminado.

El nombre de Planas también está indisolublemente asociado a las novelas por entregas que se hicieron muy famosas en la Barcelona que acababa de derribar sus murallas. Una novela sin los dibujos de Planas y sin las voluptuosidades femeninas que los caracterizaban nunca tendría éxito, pero si contaba con ellos las ventas estaban aseguradas. Sucedía lo mismo con la asistencia a fiestas y carnavales cuando las invitaciones las dibujaba él.

Ilustró muchas novelas como Los tres mosqueteros o Los miserables, pero su gran éxito fue el álbum Historia de una mujer, publicado en 1880. Se trataba de una serie de láminas a color que narraban la historia de una mujer que se entregaba a los placeres terrenales para acabar convirtiéndose en una mujer ejemplar, y que tal vez estuviera basado en La vida de una mujer, una colección de litografías acompañadas de pies de dibujo que conformaban una narración gráfica, firmadas por una tal Mrs. Wool, que se habían publicado en catalán en 1866.

Planas fue un amante de la buena vida y de la juerga. Son suyos unos dibujos que, a pesar de su calidad excelente, fueron acusados de pornográficos y la policía le confiscó tras una denuncia. Entre sus habilidades también estaban la xilografía y la acuarela.

En 1865 se casó con Ángela del Monte y tuvieron tres hijos: Eusebi, Rafael y Beatriu. Vivían en la calle Dormitori de Sant Francesc en Barcelona, pero su taller se encontraba en una casa de tres pisos en la calle Banys, también en Barcelona. Solía subir al terrado del estudio a practicar una de sus aficiones, muy común en esa época, volar cometas. Él mismo confeccionaba y adornaba las cometas que usaba.

A finales de siglo, con la Exposición Universal de Barcelona (1888), el procedimiento litográfico empezó a caer en desuso para ser sustituido por medios más modernos. Su hijo Eusebi murió, y su hija Beatriz se casó con un discípulo suyo, el también dibujante Lluís Labarta.

Rafael, el único hijo que le quedaba, estuvo a su lado cuando, el 12 de mayo de 1897, a la edad de 64 años, tuvo una apoplejía que le causó la muerte. Un crítico escribió: “Barcelona perdió a su artista de la vida galante”.

Publicaciones: Don Dinero-El café, El Cañón Rayado, La Escoba, Pelele