Enric Sió
Bibliografía

Carano, Rainieri; Sió, Enric:

Autodafe, Quadragono libri, Conegliano, 1975.

Moix, Terenci:

"Els catalans. Els còmics", Dolça Catalunya, Barcelona, 1970.

Moix, Terenci:

Los «còmics», arte para el consumo y formas pop, Llibres de Sinera, Barcelona, 1968.

Riera Pujal, Jordi:

Enric Sió. El dibuixant que va trencar motlles, Museu de Badalona, Badalona, 2019.

Sió, Enric:

Aghardi, EDT, Barcelona, 2013.

Sió, Enric:

Barcelona, Guapa!, Enric Sió Estudi, Barcelona, 1992.

Sió, Enric:

L’homme des pyramides, Dargaud, París, 1979.

Sió, Enric:

Mara, Trilita Ediciones, Barcelona, 2016.

Sió, Enric:

Mes peurs, Dargaud, París, 1980.

Sió, Enric:

Profanadores de tumbas, Editorial Nueva Frontera, Madrid, 1979.

VV.AA.:

Del boom al crack. La explosión del cómic adulto en España, Editorial Diminuta, Barcelona, 2018.

VV.AA.:

Enric Sió. La guerra del poeta / Mis miedos 2, Semana Negra, Gijón, 2016.

VV.AA.:

Grandes Héroes, números 2, 3, 6, 8, 10, 16 i 22, Planeta, Barcelona, 1981-1983.

VV.AA.:

Histoire de France en bandes dessinées, números 15, 16, 20, 21, 24, Larousse, París, 1978.

VV.AA.:

La découverte du monde en bandes dessinées, números 1, 3, 6, 10, 16, Larousse, París, 1978.

Enric Sió

Enric Sió entró a dibujar en Bruguera en 1960, mientras realizaba estudios universitarios. El autor pensaba trabajar en la editorial en el dibujo caricaturesco, pero en la redacción lo encaminaron hacia el estilo realista. Sus primeros trabajos fueron unas ilustraciones para Sissi y para El Campeón. Fue el gran momento de las agencias barcelonesas que exportaban cómics hechos en Barcelona a toda Europa. Sió pronto dibujó guiones para Inglaterra en historietas románticas, de aventuras o bélicas. Uno de sus trabajos de agencia salió publicado en el primer número de Cavall Fort (1961). Cansado de dibujar historietas de puro entretenimiento que no podía firmar, aceptó un trabajo que le ofreció Josep Maria Castellet. En 1964 pasó a ser lector, redactor y en ocasiones grafista para Edicions 62. Desde 1965 a 1968 volvió a dibujar para el mercado británico historietas bélicas.

A partir de 1968 publicó historietas en los fascículos Vector de Salvat. Su estilo se abrió a la estética del arte pop que venía de los países anglosajones; también huía de la manera de narrar clásica y experimentaba con la secuencialidad de las viñetas. Con Emili Teixidor como guionista, empezó una colaboración con la revista para jóvenes en catalán Oriflama, donde publicó en 1968 Lavínia, con estilo caricaturesco. La obra es considerada el primer cómic político para adultos hecho en el Estado. Poco después colaboró con una revista de ciencia ficción. En Nueva Dimensión publicó ilustraciones y también una tira humorística para adultos, La Gallina Catalina.

En 1969 empezó la historieta larga Aghardi y recibió el premio Yellow Kid en Lucca (Italia).

Aceptado dentro del movimiento de La Gauche Divine, su nombre empezó a ser conocido como el de un gran creador e innovador en el campo del cómic. Colaboró con la revista Boccaccio e inició una de sus series más populares, Mis Miedos, para Drácula, en 1971. La serie Mara, una historia larga y personal, considerada una de sus obras maestras, la dibujó a principios de los años setenta. 

De 1974 a 1979 vivió sucesivamente en Milán y en París. Trabajó en varios proyectos para las principales editoriales de cómics de Italia y Francia. Colaboró con revistas como Corriere dei ragazzi, Cosmopolitan o Pilote. Con su vuelta a Barcelona continuó dibujando historietas personales, que publicó en revistas como Rambla. En 1985 editó la revista de cómics La Oca, de la que solo salieron cuatro números. Dejó el cómic para dedicarse al mundo de la publicidad. En los años noventa volvió a hacer caricaturas, ilustraciones y humor gráfico para El Periódico y después para Avui. En 1998 murió súbitamente de un derrame cerebral.

En 2019 le dedicaron una gran exposición retrospectiva en su ciudad natal, Badalona. También se editó un libro en catalán y en castellano que recoge toda su trayectoria profesional y varios aspectos desconocidos de su carrera.

Enric Sió se considera una figura central en el cómic para adultos de los años setenta y ochenta, y una de las personas que más hizo para que el dibujante de cómics fuera aceptado como creador y artista de la misma forma que podía serlo un literato o un director de cine.

Publicaciones:

Alter Linus, Armi, Bang!, Bumerang, Blue Jeans, Cavall Fort, Comic-Arte, Corriere dei ragazzi, Cosmopolitan, Drácula, El Campeón, Fluide Glacial, La Oca, Linus, Nueva Dimensión, Mundo Joven, Oriflama, Pilote, Rambla, Rambla Quinzenal, Serra d’Or, Sissi, Sunday, Terror Fantastic, Totem.