Bibliografía

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular. De la historieta y su uso, Editorial Sinsentido, Madrid, 2000.

El Cubri:

Luis Candelas, Edicions De Ponent, Onil, 2001.

El Cubri:

El hombre invisible, Edicions De Ponent, Onil, 2002.

El Cubri:

Sombras, Edicions De Ponent, Onil, 2004.

El Cubri:

Francografías, Edicions De Ponent, Onil, 2006.

El Cubri:

Tal como éramos, Edicions De Ponent, Onil, 2008.

El Cubri:

El que parte y reparte se queda con la mejor parte, Editorial Fundamentos, Madrid, 1975.

El Cubri:

Sombras, Ediciones de la Torre, Madrid, 1983.

El Cubri:

Cadáveres de permiso, García y Beà Editores, Barcelona, 1985.

Frattini; Eric y Palmer; Óscar:

Guía básica del cómic, Nuer Ediciones, Torrejón de Ardoz, 1999.

Lladó Pol, Francesca:

Los cómics de la Transición, Glénat, Barcelona, 2001.

El Cubri

La estética rompedora y el compromiso político y social caracterizan la obra de El Cubri, un grupo de autores que estuvo en activo entre 1972 y 1984. El nombre del colectivo es un homenaje a Stanley Kubrick, director de la mítica película de ciencia-ficción 2001, una odisea del espacio (2001, A Space Odyssey, 1968), de la que Felipe Hernández Cava y Saturio Alonso, que se habían conocido mientras estudiaban el bachillerato, eran grandes admiradores. Ambos empezaron a utilizar ese seudónimo ya en 1970 para sus colaboraciones en la revista cinematográfica Fotogramas.

Entusiasmados por la literatura, la música, el cine y los tebeos, los jóvenes Hernández Cava y Alonso contactaron con Antonio Martín y el resto de teóricos vinculados a la revista Bang!, en la que publicaron sus primeras historietas. Pronto advirtieron que el medio, en aquel momento, estaba muy alejado de la realidad social y política de España, por lo que decidieron adentrarse en ese terreno casi inexplorado, siendo de los primeros en hacer cómic político en España.

En 1973 obtuvieron el Segundo Premio a la Mejor Historieta Infantil en el Festival de Cine para Niños de Gijón por Aventuras en el País de las Maravillas, un alegato contra la Guerra de Vietnam. Poco después, a través de Jesús Cuadrado, contactaron con Pedro Arjona, que decidió abandonar su bien remunerado puesto de director de arte en una agencia de publicidad para unirse al grupo.

Su primer libro fue El que parte y reparte se queda con la mejor parte (Fundamentos, 1975), obra con un fuerte contenido de denuncia social y política que contó con la colaboración, como invitado, del dibujante Adolfo Usero. A partir de ese momento, colaboraron en multitud de publicaciones y revistas de todo tipo, aunque merece una mención especial su participación en Por Favor y La Calle, donde vio la luz su western Mezquite (1979).

En 1977 la Editorial Sedmay les encargó las portadas de los fascículos de La historia del Franquismo, escrita por Díaz Nosty y Daniel Sueiro, la primera de las cuales fue censurada.

Si en algunas de sus obras El Cubri apostaba por el vanguardismo narrativo, en otras se decantaba por cierto naturalismo social o por el didactismo. Pero lo que proporcionó mayor popularidad al colectivo fue su recreación de la serie negra en Sombras (1983) y las dos historias del detective Peter Parovic, Sueños de plomo (publicada en Diario 16 en 1979) y Cadáveres de permiso (1985).

El último trabajo de El Cubri fue la tira de prensa El hombre invisible, publicada en el diario El País entre 1985 y 1988. En épocas recientes, Arjona y Hernández Cava, además de colaborar en la realización de algunos documentales, han rescatado el seudónimo en diversas ocasiones, como en los libros colectivos 11-M. Once miradas (Edicions De Ponent, 2005) y Guadalajara será la tumba del fascismo (Edicions De Ponent, 2007).

Publicaciones: Bang!, Butifarra!, La Calle, Cambio 16, Cimoc, La Codorniz, Comiciclo, Cuadernos para el diálogo, Cul de Sac, Fotogramas, Madriz., El País, El Patoverde, Por Favor, Rambla, Triunfo, Trocha, Troya, El Viejo Topo, Vilán.

Series: Peter Parovic (Diario 16), Mezquite (La Calle).