Edu
Edu Bibliografía

Conde Martín, Luis:

El humor gráfico en España, Técnos, Madrid, 2005.

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular: de la historieta y su uso (1873-2000), 2 volúmenes, Ediciones Sin sentido y Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Madrid, 2001.

Tubau, Iván:

El humor gráfico en la prensa del franquismo, Editorial Mitre, Barcelona, 1987.

Vilabella Guardiola, José Manuel:

Los Humoristas, Ediciones Amaika, Barcelona, 1975.

VV.AA.:

Humor gráfico español del siglo XX, Biblioteca Básica Salvat, núm. 46, Editorial Salvat/Alianza Editorial, Madrid, 1970.

Edu

Sus colegas le apodan “El Coleccionista” porque dicen que ha ganado todos los concursos en los que ha participado, pero cuando llegó al mundo nada hacía presagiar tanto éxito. Fue el segundo de cuatro hermanos. Su padre trabajaba en la construcción, y su madre cuidaba de los niños y del pequeño huerto familiar. La vida en plena posguerra en esas tierras burgalesas era muy dura, y la familia decidió emigrar al pueblo alicantino de Novelda donde, en un principio, él, que por aquel entonces tenía ocho años, se sintió desplazado ya que todos sus compañeros hablaban en valenciano y él no los entendía.

Cuando tenía diez años se trasladaron a Elda, y fue en esa época cuando empezó su afición por los tebeos, que alquilaba en una librería del pueblo. En 1955, mientras trabajaba en una fábrica de zapatos, empezó, junto con su amigo José maría Bernabé, a realizar una serie de retratos humorísticos para los parroquianos del Bar Peña, y su hermano Alberto, también aficionado al dibujo, lo animó a adentrarse en ese terreno. En 1950 participó en una exposición en Alicante, y en 1964 empezó a dibujar para el periódico Villa. También se dedicaba a la pintura, y participó junto con su hermano en varias exposiciones con buenos resultados en forma de premios y de menciones honoríficas. En 1965 envió algunos chistes a Barcelona, a la Editorial Bruguera, que se los publicó en Can Can y DDT, y le encargó una serie de dibujos mudos para distribuir en el extranjero a través de la agencia Art Work. En 1964 publicó en Sábado Gráfico una serie de dibujos con un tipo de humor negro y sarcástico.

En 1966 se casó y abandonó el trabajo en la fábrica de zapatos para dedicarse al dibujo y a la pintura. Entre ese año y 1969 publicó en Blanco y Negro y en Arriba, periódico en el que continuó hasta 1977 y donde relevó a Máximo, que era quien hasta entonces se encargaba del chiste político. También dibujó en La Codorniz y, al cierre de esta en 1978, se incorporó a su sustituta, La Golondriz, que después de doce años de esfuerzo por parte de muchos dibujantes pudo por fin aparecer en 1990.

En su vertiente pictórica se distinguió por usar óleos mezclados con polvo de mármol sobre unos soportes de cartón y madera, empleando siempre colores oscuros. Sus personajes eran preferentemente toreros, soldados o campesinos. Sus cuadros llamaron la atención, y pronto fueron seleccionados para participar en exposiciones importantes. En 1969 se mudó a Madrid y empezó a dibujar en el diario As firmando como “Juanes”. Sin embargo, no se sintió cómodo en la capital, y prefirió volver cerca de Elda, a Petrer. En esa época abandonó la pintura durante cuatro años para dedicarse en exclusiva al humor gráfico, y a principios de los años 70 dibujó para El Alcázar, Ya, Don Quijote, Ama y Actualidad Española. En 1973 la Editorial Burulan le publicó unos libros recopilando sus chistes con títulos varios: Humor Iris, Publihumor, Flores y Bombas o Pobre gente. También dibujó para Índice, 7 fechas, Actualidad económica o la revista médica Doctorama. Pero como, en el fondo, Edu es un hombre de arrebatos, después de dibujar para el periódico Pueblo, donde realizaba una única serie (Mostachín, Chico In), en la revista de Renfe Vía Libre y en la publicación médica Tauta, tomó una decisión sorprendente: se compró un rebaño de ovejas y se convirtió en pastor para huir del mundanal ruido y vivir más tranquilo. Pero aquello le duró poco, porque cuando sus ovejas empezaron a multiplicarse no se vio con ánimos para continuar y vendió el rebaño para regresar al dibujo.

En 1974 le concedieron el premio al humor gráfico más importante de aquellos años en España: la “Paleta Agroman”, premio patrocinado por la empresa constructora del mismo nombre. En 1984 lo recibió por segunda vez. En 1976 participó en el semanario fracasado La Jaula de Emilio Romero, y siguió recibiendo distinciones internacionales entre las que destacan, en años distintos, el premio de humor y sátira de Gabrovo (Bulgaria), el del salón de los humoristas de Knokke-Heist (Bélgica) o de otros salones como los de Tolentino (Italia) o Montréal (Canadá).

En 1977 colaboró en las revistas Cuidadanos, Servicio, Obras y en el periódico deportivo Marca, pero al año siguiente volvió a abandonar la obligatoriedad del chiste diario para dedicarse básicamente a la pintura porque le parecía que en aquellos años de la Transición el ambiente político estaba demasiado enrarecido. Incluso pasó a dedicarse a los negocios, y fundó una agencia de viajes que estuvo activa entre 1980 y 1987. En 1982 se cumplió una de las ilusiones de su vida: tener una hija. Durante esa época realizó algunas colaboraciones esporádicas en revistas y publicaciones como QP, Revista de Aeronáutica, Astronáutica, o la turística SPIC.

Fiel a su carácter, cuando en 1984 lo invitaron a hacer una exposición de sus cuadros en París rechazó la oportunidad porque la vio como una amenaza a su tranquilidad. A finales de los ochenta compró un edificio emblemático de Petrer, lo restauró y se trasladó a vivir allí, instalando además en el inmueble su estudio y una sala de exposiciones. Descubrió el collage y se dedicó a él intensamente, e incluso realizó una exposición en 1996. En otra muestra de sus inquietudes constantes, se inició en otra actividad que decía que siempre le había gustado: la poesía. A pesar de todo eso, volvió a dibujar, esta vez para el periódico ABC (la edición de Alicante), y obtuvo otro premio: la Antorcha del Humor de 1994. Los últimos años colabora en la publicación digital Petreraldia y se dedica a realizar murales y decoraciones para su pueblo de adopción, Petrer.

Publicaciones: ABC (Alicante), Actualidad Económica, Actualidad Española, Ama, Arriba, As, Astronáutica, Balalaika, Blanco y Negro, DDT, Doctorama, Don Quijote, El Alcázar, Indice, La Codorniz, La Golondriz, La Jaula, Marca, Obras, Petreraldia, Pueblo, QP, Revista de aeronáutica, Sábado Gráfico, Servicio, 7 fechas, SPIC, Tauta, Vía libre, Villa, Ya.

Principales series: Mostachin, chico In.