Cifré
Cifré Bibliografía

Conti Alcántara, Carlos:

El repórter Tribulete, Clásicos del Humor nº 18, RBA, Barcelona, 2009.

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular: de la historieta y su uso (1873-2000), 2 volúmenes, Ediciones Sin sentido y Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Madrid, 2001.

Guiral, Antoni:

Cuando los cómics se llamaban tebeos: La Escuela Bruguera (1945-1963), Ediciones El Jueves, Barcelona, 2004.

Guiral, Antoni:

100 años de Bruguera. De El Gato Negro a Ediciones B, Ediciones B, Barcelona, 2010.

Matías Guiu, Armando:

Bruguelandia, nº 1, Editorial Bruguera, Barcelona, 1981.

Ramírez, Juan Antonio:

La historieta cómica de postguerra, Colección Memoria y Comunicación, Cuadernos para el Diálogo, Madrid, 1975.

VV.AA.:

Pitagorín y otros personajes inocentones, Clásicos del Humor, nº 37, RBA, Barcelona, 2009.

VV.AA.:

Don Berrinche y otros personajes frustrados, Clásicos del Humor. nº 38, RBA, Barcelona, 2009.

Cifré

Cifré hizo todo lo posible para no trabajar en el garaje de su abuelo y, con sólo 19 años, consiguió colaborar en los estudios Dibujos Animados Chamartín, donde conoció a otros dibujantes con los que llegó a trabajar codo con codo como Iranzo, Peñarroya o Escobar. Después de esta experiencia se incorporó a la Editorial Bruguera, donde se convirtió en uno de los puntales de sus revistas de humor con la creación de varias series antológicas como El repórter Tribulete que en todas partes se mete (1947), Las tremebundas fazañas de don Furcio Buscabollos (1947) o Cucufato Pi (1949), todas ellas nacidas en la revista Pulgarcito. La tipología de sus personajes, solitarios, solterones, inadaptados, a veces enamoradizos y casi siempre desafortunados, era un fiel reflejo del sentir del ciudadano medio de la posguerra española. Miembro de la Escuela Bruguera, fue capaz, como otros de sus compañeros, de burlar a la censura con su humor crítico al menos hasta que los legisladores forjaron unas leyes difícilmente permeables a partir de 1955. Con la aparición de la revista El DDT en 1951, Cifré amplió su nómina de personajes con series como Doña Filomena (1951) o Amapolo Nevera (co-creada junto a Carlos Bech, 1952).

En 1957, junto a Conti, Escobar, Eugenio Giner y Peñarroya, decidió crear la empresa DER (Dibujantes y Editores Reunidos). Además, con Crisol, fundaron la revista Tío Vivo donde Cifré, aparte de participar en portadas y en secciones colectivas, creó series como Golondrino Pérez, Rosalía o El sabio Megatón (todas de 1957). Tras el fiasco comercial de Tío Vivo, que fue adquirida por Bruguera en 1960, Cifré regresó a esta editorial con nuevas criaturas que protagonizaron las series Pepe Despiste (1959), Cepillo Chivátez (1960) o Don Tele (1960), una de las primeras series humorísticas con la televisión como leit motiv. Autor de un grafismo muy particular y dinámico y excelente portadista, Cifré ilustró también algunas novelas de aventuras y firmó una tira deportiva, Don Césped, en el periódico Dicen, además de realizar algunas colaboraciones para editoriales británicas. Cifré es el padre del también historietista y dibujante Guillem Cifré.

Publicaciones: Alex, Atalaya, Bruguelandia, Cine Aventura, Cine Gráfico, El Campeón, El Campeón de las Historietas, El Capitán Trueno Extra, El DDT, DDT, Dicen, Jim Phoscao, La Olla, Magos de la Risa, Magos del Lápiz, Pepín, Pulgarcito (2ª época), Selecciones de Humor de El DDT, Sissi, Súper Pulgarcito (1ª época), Tío Vivo (1ª y 2ª época).

Series: Don Pómez (1946). (Atalaya), Artemiso Cañaveral (1947). (Pulgarcito), El reporter Tribulete, que en todas partes se mete (1947), guión de Rafael González en sus inicios. (Pulgarcito), Las tremebundas fazañas de Don Furcio Buscabollos (1947), guión de Rafael González en sus inicios. (Pulgarcito), El Caballero del Salmonete (1948). (El Campeón), Cucufato Pí (1949). (Pulgarcito), Aventuras morrocotudas del Súper Bírria (1951). (El DDT), Doña Filomena (1951). (El DDT), Amapolo Nevera (1952), guión de Carlos Bech en sus inicios. (El DDT), Vuestro amigo Luisito (1953). (Pulgarcito), Vagancio (1953). (Pulgarcito), Simeón, detective (1956). (Jom Phoscao), Golondrino Pérez (1957). (Tío Vivo), Rosalía (1957). (Tío Vivo), El sabio Megatón (1957).(Tío Vivo), Filibeto Monreal, que nunca tiene un real (1959). (El DDT), Pepe Despite (1959). (Suplemento de Historietas de El DDT), Cepillo Chivátez (1960). (El Campeón de las Historietas), Dr. Fix (1960) (¿), Don Tele (1960). (Tío Vivo), Don Césped (196?). (Dicen).