Calonge
Calonge Bibliografía

Calonge:

Calonge, Colección Delirio gráfico, La Cúpula, Barcelona, 1983.

Cuadrado, Jesús:

De la historieta y su uso, Ed.Sinsentido, Madrid, 2000.

Calonge

Antoni Calonge, pintor y dibujante natural de Caldes de Montbui (Barcelona), con una gran capacidad instintiva de creación, tuvo una vida muy breve, y murió justo cuando empezaba a reconocerse su trabajo, diferente y original, que lo hacía destacar a primera vista. Su padre era ebanista y diseñador de muebles, y le había inculcado la necesidad de tener siempre en cuenta la geometría y la perspectiva, que, precisamente, fueron los elementos básicos de sus dibujos, y uno de los fundamentos de su singularidad.

De muy niño, Calonge sufrió esquizofrenia, enfermedad que marcaría su vida y lo llevaría a ser un tipo especial, con un carácter muy particular, a veces mostrando reacciones violentas, y con unas relaciones familiares siempre complicadas. De estatura normal y complexión delgada, siempre tuvo pocos amigos y estuvo rodeado de un cierto aire de misterio. Era muy quisquilloso en el vestir, era muy aficionado a los coches y motos, que le gustaban de color amarillo (su preferido) y era muy aficionado a salir a correr. Se medicaba, pero a menudo olvidaba tomarse la medicación, y ello le causaba fuertes desequilibrios.

Su muerte prematura impidió que su nombre se consolidara como una primera figura en el mundo del dibujo. Calonge era un verdadero artista, y basta con contemplar sus dibujos, sus caricaturas e incluso su obra pictórica para confirmarlo. A los diecinueve años ya dibujaba y pintaba como un veterano, con una seguridad y un uso del color nada habituales. En sus producciones, sin embargo, ya se adivinan algunas de las fijaciones que lo acompañarían toda la vida, como la presencia de espejos rotos, de mujeres muertas con violencia y de personas que habían optado por ahorcarse. Era un perfeccionista y cuidaba los detalles por mínimos que fueran hasta el punto de que en sus dibujos no se detecta el más mínimo error y, de haberlo, casi seguro que es a propósito.

Calonge empezó a dibujar en Bésame Mucho en 1980, pero pronto pasó a El Víbora, donde permaneció durante el resto de su corta vida. La empresa editora de esta revista, La Cúpula, publicó en 1983 un álbum titulado Delirio Gráfico en el que se recogían bocetos y dibujos inéditos de Calonge, entre ellos una serie de dibujos eróticos casi pornográficos. También dibujó en periódicos como Catalunya Exprés o El Correo Catalán y en revistas como Interviú, El Papus o Don Balón.

Quienes lo conocían valoraban su capacidad innegable de realizar un tipo de dibujo distinto y de gran calidad, pero también coincidían en calificarlo de persona con un carácter difícil. Él, aunque debía de creerse superior (y, por lo tanto, incomprendido) en muchos aspectos, también debía de sentirse incómodo ante esta situación, consigo mismo y con todo lo que lo rodeaba. Después de unas desavenencias familiares, y fruto de sus desajustes psicológicos, el día de Navidad de 1988 se colgó de la lámpara del comedor de su casa. Lo encontraron el día 27 y por eso es esa la fecha que consta en su certificado de defunción.

En octubre de 2015 el museo Thermalia de su pueblo natal, Caldes de Montbui (Barcelona), dedicó una exposición muy completa a su trayectoria. Una muestra necesaria para recordar y divulgar su talento y sus dotes para la geometría y la perspectiva.

Publicaciones: Bésame Mucho, Catalunya Exprés, Comix Internacional, Don Balón, El Correo Catalán, El País Semanal, El Papus, El Víbora, Interviú, Mundo, Viñetas.

Series: Bésame mucho (Pool Editorial, 1980), Calonge (La Cúpula – Delirio Gráfico, 1983), El cómic vivo (Cómix Internacional, 1984), El Gomis Guarro en España (Viñetas, 1981), Un día en un día (El Víbora, 1981).