Bibliografía

Conde, Luis:

El humor gráfico en España. La distorsión internacional, Asociación de la Prensa de Madrid, Madrid, 2005.

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular. De la historieta y su uso, Editorial Sinsentido, Madrid, 2000.

Cuadrado, Jesús:

"La mirada, oblicua por si acaso, Inútil II", El Maquinista, Valencia, 09/1991.

Lladó Pol, Francesca:

Los cómics de la Transición, Glénat, Barcelona, 2001.

Caín

Caín es el seudónimo de dos personas: Felipe Hernández Cava (Madrid, 1953) y Federico Vicente del Barrio Jiménez (Madrid, 1959).

Hernández Cava es fundamentalmente un guionista que empezó dibujando en el diario Pueblo y en la revista Bang mientras estudiaba Historia del Arte en la Universidad Autónoma de Madrid. En 1972, junto con José García Pizarro, Saturio Alonso y Pedro Arjona, creó el equipo El Cubri, que hacía historietas de tema político. Empezaron con unos guiones de Rosa, la Revoltosa, que dibujaba García Pizarro.

Hernández Cava desarrolló los guiones de otras historias como Los atentados contra Franco y Una recuperación de la historia del maquis, y en 1981, con Luis García y Adolfo Usero, las historietas El Domingo Rojo y Argelia. Entre 1984 y 1987 dirigió el tebeo Madriz, y al año siguiente, con Manuel Ortuño de dibujante, hizo el guion de la historieta Mundos Revueltos. Entre 1989 y 1998 se embarcó en una trilogía dedicada a Lope de Aguirre, mientras que en 2006 participó en el documental cinematográfico Las locuras de Don Quijote. En 2006 empezó a trabajar en el guion de Las serpientes ciegas y de El hombre descuadernado; en 2010 escribió Sarà Servito, y en 2011, Hágase el caos. En el año 2009 recibió el Premio Nacional del Cómic junto con Tomeu Seguí por la obra Las serpientes ciegas.

Federico del Barrio es historietista e ilustrador. A principios de los años ochenta dibujaba en las revistas Totem, Bumerang, Rambla y Cimoc. En 1982, con guion de Pérez Navarro, hizo Tierra
S.A. y participó en los tebeos Madriz, Ojo Clínico y Medios Revueltos. Con Hernández Cava de
guionista, dibujó Las memorias de Amorós, La Conjura y El Artefacto perverso. En 2010 también publicó El hombre de arena y el libro Españoles, ya tenéis patria. De la independencia a la Constitución. Esporádicamente utilizó los seudónimos Silvestre o Caín, que curiosamente también es el título de una obra de teatro que él mismo escribió.

Caín, el nombre del grupo que forman Hernández Cava y Federico del Barrio, nació en el diario La Razón, que salía a la calle el 5 de noviembre de 1998, dirigido por Luis María Anson. Javier Sicilia y uno de los diseñadores pensaron en ellos para la colaboración humorística y crearon esta firma conjunta, que es también el título de una obra de teatro del mismo Barrio.

El nombre les pega, porque piensan que el cainismo es uno de los defectos más típicos del país, que reconocen que es muy fratricida. Dicen que su humor es una especie de síntesis de todos los tipos de humor. Con la misma firma también han colaborado con Nuevo Diario.

Caín intenta transmitir dudas en sus viñetas para conseguir el pensamiento libre del lector. Su objetivo es luchar para dar una visión más amplia a los que solo buscan que les confirmen su visión y sus ideas predeterminadas.

Publicaciones: La Razón, Nuevo Diario