Bon
Bon Bibliografía

Abad, José; Bonet i Sintes, Romà:

Celebridades conetmporáneas, Beltran, Madrid, 1911.

Bonet i Sintes, Romà:

Caricaturas Alcoyanas, Litografia Albors, Alcoi, 1909.

Capdevila, Jaume:

L'Esquella de la Torratxa (1879-1939). Seixanta anys d'història catalana, Efadós, El Papiol, 2013.

Capdevila, Jaume:

Papitu (1908-1937). Sàtira, erotisme i provocació, Efadós, El Papiol, Barcelona, 2014.

Solà i Dachs, Lluís:

La caricatura social i política a Catalunya (1865-2005), Dux Elm, Barcelona, 2005.

Solà i Dachs, Lluís:

L'humor català, 3 vols., Bruguera, Barcelona, 1972.

Bon

Bon era un caricaturista de trazo vivo y espontáneo y, prácticamente con toda seguridad, fue el caricaturista personal más conocido y popular de su época. Alcanzó una gran fama cuando tuvo la ocurrencia de habilitar un viejo carro como estudio y realizar caricaturas a los visitantes durante la exposición de Barcelona de 1929. Después viajó por todo el país hasta que terminó instalándose en la Avinguda de la Llum de Barcelona.

Además de dibujar caricaturas y viñetas, también hizo de pintor y cartelista. Se interesó de muy joven por las artes plásticas y practicó indistintamente dibujo, pintura y escultura. Empezó a publicar dibujos y caricaturas también muy joven en diversas revistas barcelonesas de principios de siglo. Las primeras caricaturas y chistes los firmaba con los seudónimos de Bon, X. Rei o Net. También participó en varias exposiciones colectivas. Publicó el primer dibujo en la revista El Neula en 1904, y pronto se le abrieron las puertas de revistas como La Tralla, L’Escolanet, Metralla, La Rialla, La Piula, El Gall, En Patufet, La Campana de Gràcia, L'Esquella de la Torratxa y Papitu. En esta última fue puntal en la época en que la dirigía Francesc Pujols. En 1910 publicó en Alcoy un libro de caricaturas de personajes de la población y en 1911, con versos de José Abad, uno de caricaturas de hombres célebres del momento titulado Celebridades contemporáneas. Su hermano, Enrique Bonet, también dibujó en algunas revistas con el seudónimo Tirri.

Viajero inquieto, pasó una temporada en Marruecos, desde donde enviaba los chistes. En la década de los años 20, además de dibujar para la prensa, hizo portadas de libros y carteles publicitarios y recibió varios premios, de entre los que destaca la medalla de oro de 1925 en la Exposition Universelle de Artes Decorativas de París. En 1927 fue a Nueva York en representación de la Unión de Dibujantes Españoles (embarcó con cuarenta duros en el bolsillo y desembarcó con trescientos dólares, conseguidos a base de hacer caricaturas a los pasajeros), donde realizó varias exposiciones y consiguió muchos éxitos. Durante la Exposición Internacional de Barcelona, en 1929, habilitó como estudio el famoso carro en el que realizaba caricaturas a los visitantes y desde donde realizaba unas conferencias "mudas" acompañadas con dibujos. Con este carro visitó toda la península dibujando miles de caricaturas y aumentando su popularidad. Acabó instalándose en las galerías de la calle Pelayo de Barcelona, con una especie de reproducción de este carro-estudio.

Bon fue uno de los caricaturistas más conocido y popular de su época. Según Josep Maria Cadena, era un maestro del género "no porque hubiera ascendido con esfuerzo al primer lugar, sino porque había bajado a esta posición desde las más altas cotas, donde su sensibilidad artística le exigía estar". Es decir, hacía caricaturas porque era la manera más fácil de ganarse la vida, pero realmente Bon habría sido capaz de dar mucho más. A pesar de todo, sus caricaturas y dibujos, especialmente de los primeros años, son de una intensidad vibrante y buscan la incorporación de influencias de las vanguardias artísticas con síntesis cubistas y futuristas. Después de la Guerra Civil su estilo de dibujo perdió la vibración de los buenos tiempos, y diversificó su actividad artística.

La lista de las publicaciones donde colaboró ​​es bastante larga e incluye las mejores revistas del momento como las catalanas Xut!, Satiricón, La Risa o Virolet, las madrileñas La Gaceta Literaria, Buen Humor o Gutiérrez, la vasca Humor Gráfico, o los periódicos El Liberal o Heraldo de Madrid entre otros. Dirigió la publicación Bilbao Gráfico, y concurrió la tertulia del café Pombo. Dibujó exlibris e ilustró libros hasta que, hacia los años sesenta, se decidió a dedicarse seriamente a la pintura y asistió a las clases de la Academia de Ramon Rogent. Cuando éste murió, le hizo clases el pintor y también caricaturista José María de Martín, cuarenta años más joven. Su primera exposición de pintura fue en 1950 en la galería barcelonesa "El Jardín". Seis años después realizó otra solemne exposición patrocinada por el Real Círculo Artístico y otras entidades de la ciudad de Barcelona. Maestro de varias generaciones de caricaturistas, bohemio, siempre independiente y honesto, fue un gran artista en toda la profunda acepción del término.

Publicaciones: Bilbao Gráfico, Buen Humor, La Campana de Gràcia, L'Esquella de la Torratxa, Gaceta Literaria, El Gall, Gutiérrez, Heraldo de Madrid, Humor Gráfico, El Liberal, Metralla, El Neula, Papitu, La Piula, La Rialla, Satiricon, La Tralla, Virolet, Xut!